"LAS NOCHES DE FLORES"; César Aira.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"LAS NOCHES DE FLORES"; César Aira.

Mensaje  Nathan Z. el Jue Jun 03, 2010 11:29 pm



La contraportada no dice nada, tampoco las reseñas-epígrafes de páginas web tipo Amazon o Corte Inglés Libros.com. A grandes rasgos más o menos dicen lo mismo: "La crisis argentina obliga a un matrimonio mayor a aceptar un empleo como repartidores de pizzas con horario nocturno". Poco más.

Mejor. Que no digan nada. Dejemos que el libro nos sorprenda. Porque la buena literatura es como el buen cine, sorprende. Y la sorpresa está garantizada cuando además de tener entre manos una buena historia, se tiene entre manos la técnica para contarla. Técnica es una palabra de la que recela el lector corriente, ocasional, aquel que a fin de cuentas condena o convierte en best-sellers los libros, quizá porque la asocia con dificultad, con literatura sesuda, con una suerte de petulancia académica y aburrida exclusiva de eruditos. La otra literatura, la sencilla, la que se considera entretenida y fácil de leer, carece de técnica, supuestamente, y se puede disfrutar tanto en la playa como en el metro o en la cama.

César Aira (Coronel Pringles, 1949) es el ejemplo viviente de que dicho distingo es un error. La técnica literaria no siempre viene en dos tomos de pasta dura de tres kilos cada uno, también viene en libros de bolsillo. En la abundante e inclasificable obra de este escritor argentino que ha escrito de todo –novelas, ensayos, cuentos, teatro- brilla la audacia, la libertad, combinadas con un toque diría hasta naif tras el que se realza el convencimiento de que la ficción no solamente debe entretener -su principal objetivo-, sino que además, como en un juego de magia, revelar otra verdad, desenmascarar lo que, detrás de una mera apariencia, dimos por sentado.

Las noches de Flores es lo que cualquiera llamaría una novelita solo porque puede leerse en una tarde. Pero una novelita que sin grandilocuencias ni aspavientos retóricos relata una gran verdad, de esas que duelen. La técnica ha conseguido encerrar en unos cuantos personajes y sus apariencias a toda una sociedad, y describir así, para quienes no viven el subdesarrollo, el descalabro moral que este conlleva, y el modo cómo el bacilo de la corrupción –en todo el sentido de la palabra- se injerta en casi todos los ámbitos de la vida.

Con esa "inquietante humildad" que caracteriza su prosa –según afirmara un reconocido crítico literario- César Aira practica cómodamente el ejercicio de contar lo que quiera. Partiendo de que en la literatura no existen reglas y cabe todo, como ya demostrara en Ema, la cautiva o Cómo me hice monja, el escritor argentino desafía al lector desde el principio, y aunque este, confiando en sus cinco sentidos, acepte el reto, lo más probable es que caiga de nuevo en la trampa y se vea burlado.

Descubrirse burlado, no obstante, resulta un placer y se agradece. Del mismo modo nos engaña la realidad. No por otra cosa la literatura se parece a la vida. La técnica empleada por Aira sería en efecto la artimaña con la que la copia. O por lo menos la ficciona. Crear dicha ilusión es el fin supremo de todo escritor que se considere realista, ilusión que no se logra con arduas descripciones, sino más bien con trampas.

El sentido común me impide contar la historia de Las noches de Flores, sería aguar la fiesta. Para terminar solo diré que me alegra saber que César Aira se edite cada vez más en España, y que sus libros, como los de Roberto Bolaño, sirvan de norte a la nueva generación de escritores latinoamericanos.

Ernesto Escobar Ulloa en http://www.barcelonareview.com/43/s_resen.htm
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.