El rincón de María.

Página 2 de 15. Precedente  1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Miér Nov 16, 2011 9:31 pm

Gracias, Madison,; no sé si lo hago bien o mal, pero necesito escribir porque con el tiempo me he dado cuenta que me ayuda muchísimo para seguir adelante.
Eres muy amable.
La rosa del día, para ti.

avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Vie Nov 18, 2011 11:21 pm

Terapia de choque para perdonar a mi suegra.

No me lo puso nada fácil para ser una buena ama de casa. Para empezar no pretendía cambiar sus hábitos, ni que se adaptase a nuevos sabores y aromas, así que preguntaba cómo se elaboraba. Curiosamente siempre se le olvidaba el ingrediente principal. Se lo atribuía a esa competencia ridícula que ha existido entre suegras y nueras. Supe más tarde que era el principio de una destrucción, teñida de una ternura falsa. Una buena actriz se estaba fraguando debajo de un llanto fácil y unos atuendos negros.

Cuando salí del hospital después de haber nacido mi hijo, encontré una cocina vacía y un hermoso ramo de rosas expuesto en la sala. Pero me escocían los pezones por la fiebre y necesitaba descansar. ¿Qué comemos? Me preguntó él. Le respondí:¿Qué sugieres? Era el comienzo del hombre cómodo que aguarda a que lo atienda, aunque seas tú la que tienes que ser atendida. Lloré preparando una tortilla a la francesa, mientras mi hijo lloraba de hambre, mientras echaba de menos una madre ( en cama por accidente), un marido en condiciones, una suegra pasable, unos amigos inexistentes.
Llegó más tarde con escolta incluida ( su hija) Todo lo demás sobraba en ese momento. Sólo me hablaba de la limpieza, de lo bien colocado. Solo me fijaba en sus ojos de almendra, y en la facilidad de sus movimientos torpes. Urgencia por salir y desquitarse de una situación nueva que ella no había programado.
Me hablaba de las visitas, de no dejar el pañal de tela por cualquier lado, y que sí entraba por la puerta su suegro ( el de ella) que nos pusiéramos listos para un buen recibimiento. Todo organizado, meticulosamente cuidado. Recuerdo sus prisas cuando ese buen señor de los de antes, la visitaba; cuando oía pararse la camioneta y antes de tocar a la puerta con los nudillos, salir corriendo a ponerse el pañuelo negro y poner cara de afligida.
Empecé a perderme entre las historias de los libros. Me sugería que dejara de hacerlo por si me volvía loca. Muy extraño el comentario. Doy gracias por haberme empapado de otras historias para poder salir de la mía que me estaban programando.
Hubieron cambios. Nuevo trabajo y una estabilidad económica buena. La elevación de una autoestima tambaleante.
Con la boda de su hija, mi suegra se metió en el papel de esposa sustituta. Ella les lavaba, les exprimía el zumo y se los subía al piso de arriba ( por fuera de la puerta lo depositaba) y bajaba la mujer tan contenta. Sólo le faltó meterse entre las sábanas y poner en posición de erección el miembro de su yerno. Con el tiempo se supo que era homosexual. Fin de un matrimonio amañado.
Empezaron los llantos, las imposiciones y las maldiciones frecuentes. Salió lo peor de una mente enferma dispuesta a acabar con todo. Pensé que lo mejor era escucharla. Mi cuñada jamás reconoció lo que pasó en esa semana de luna de miel, que no fue tal semana, se presentó en casa de su madre a los tres días. Era una relación muy rara, tan inusual que no daba crédito a lo que veía.
Me quedé con la imagen de mi suegra bajándole el escote a su hija ( aún soltera), para cuando viniese su novio se animase un poco más con ella. Nunca entendí el porqué de esa actitud. Quizás hoy comentaría, que tal empecinamiento era motivado por el agrio carácter que tenía una hija consentida y que no prestaba interés a nada. Únicamente por no estar enamorada.
Un buen día se largó ( el marido soso), con su álbum de fotos debajo del brazo, y una caja con dinero ahorrado ( no se supo de cuanto sería el botín)
Aquí empezaba otra etapa de consentimientos nuevos para que su hija no pensase. Se equivocó la señora, se equivocó.
Conoció a una divorciada que le iba la marcha, a una chica soltera de unos cuarenta años y con ambas empezó a vivir de nuevo. Digo: a vivir sin escolta.
No se perdía un sarao. La hija que había moldeado, no tenía molde alguno. No le gustaba la nueva imagen de su hija y así se lo hacía saber:
__Deja pasar un tiempo prudencial que hace poco que te separaste y no te juntes con esas locas.¿Qué van a decir los vecinos de ti?
__Me importa un pito las habladurías de esas cotillas. Y tú, ¡déjame en paz!
Se enamoró de nuevo. Padre de un niño de siete años, y físicamente todo lo contrario de lo que ya había tenido. Se enamoró hasta las trancas.
Cuando los vimos entrar, notamos un comportamiento extraño, que no pasaba desapercibido. Obsesionado con un coche de segunda mano que había dejado en frente de la casa, se levantaba de la silla cada diez minutos a hojearlo. Un nerviosismo previo, y una simpatía forzada nos hacía sentir incómodos. La verdad, no sabía de lo que iba.
Casualidades de la vida, su hermana fue mi compañera de clase.
Supe que si no espabilaba iba a caer como un ratón en la trampa; lo que no supe hasta más tarde, que las que caerían serían mi suegra y mi cuñada con toda su vida programada. Ilusas que apostaron por un degenerado.
Se acomodó en la casa de la boda fallida. Lo primero: quitar el juego de cuarto; traería recuerdo a la niña consentida. Luego, nada de zumos de naranjas hecho por su madre. Nada de almuerzos en compañía, eso sí, el gasto correría a gastos de otros ( muy organizado el nuevo hombre de la casa), y la puerta de la nueva vivienda, cerrada con llave.
No aparecieron los buenos días ni el saludo correspondiente, y ese nuevo inquilino de la casa no gustaba a la buena señora. Su hija merecía algo más, nombrando siempre como ejemplo a los guardias civiles.
Sólo oía en el día cosas horribles de su yerno. Era un linchamiento desmesurado que se traducía en habladurías y llantos.
Continuará.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Mala el Sáb Nov 19, 2011 2:47 am

Clarisa_42 escribió:Empecé a perderme entre las historias de los libros. Me sugería que dejara de hacerlo por si me volvía loca. Muy extraño el comentario. Doy gracias por haberme empapado de otras historias para poder salir de la mía que me estaban programando.

Menos mal que no siguió su nefasta sugerencia y se metió literatura en vena: estuvo usted Bárbara (Streisand, por supuesto). Que continue.
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Nov 20, 2011 5:57 am

Bonito detalle, Mala. Gracias.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Nov 20, 2011 5:58 am

Una conversación con un amigo.

___¿A qué te huelen los recuerdos?
___Perdona, pero no te entiendo
___Sí, hombre, retrocede unos años y verás como tu olfato te recuerda tu paso por el. Algo así: Las manos de mi madre olían casi siempre a lejía y jabón del barato. Lavaba la ropa a mano, como casi todas las madres de entonces. Añil, a lavanda, a talco.
En mi etapa escolar retengo más el olor desagradable de la leche embotellada que nos daban por la tarde, aún dentro del recinto. No pude probarla, la tiraba al jardín del colegio ¡bien alimentados estaban los cardos por aquellos tiempos!
Mi novio usaba la misma colonia amarilla, sin apenas fragancia, pero que manchaba a listas la ropa clara.
Recién casada mi casa olía a madera fresca y barniz mezclados. Más tarde, mis hijos a "nenuco" o pañales usados, pero sobre todo a familia buscada
La casa de mi abuela a naftalina, y sobre todo a café con leche. Más tarde __la pobrecita__ cuando fue perdiendo el tino, a calderos quemados y olor a rancio por las comidas sin "sentido".
¿A qué te huelo yo?
___¿Tú…? A Jazmín. Mismo perfume.
Pero tu, a madera, a bosques, a brisa de cedros altos, inalcanzables
Todo tiene una fragancia: hospitales, cementerios, playas, cárceles y hasta la inmensa libertad. Pero la iglesia es otra cosa: es el lugar menos indicado para distinguir un aroma. Por ejemplo, en La Semana Santa, que es donde se reúnen más feligreses (hipócritamente … pero es así) como tengas algo de alergia a los perfumes " la palmas". Perfumes caros, baratos, aguas de colonias. Además de los que desprenden las flores que adornan el templo y la madera añeja que se pierde por los rincones.
Las gentes que trabajan en el campo tiene su olor que los caracterizan, aunque se hayan duchado y vestido con ropa limpia. Se les impregnan en la piel el roce de la vid y de los tomates tempranos. Son parte de los surcos y del jable.
Las oficinas y los oficinistas: a tinta, a papel reciclado y a pasos.
Y seguiría, te podría describir por medio del olfato lo que representa mi paso por la vida breve. Intento retener lo más significativo a nivel personal; así no se pierde en el olvido. La que fui de niña, la mujer recién casada, también la preñada, la parida, la de muchos años casada. Entonces asocio un olor con cada etapa de mi vida.
La muñeca que nos dejaban el día de reyes olía muy rico, y las aulas por dentro, y hasta la misma pobreza olía diferente.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Nov 22, 2011 9:33 am

UN NEGOCIO CON TRAMPA.



Cuando hicimos la división de obra nueva ( como dije anteriormente el solar estaba a nombre de su madre) intentó a escondidas mía poner todo lo edificado hasta ese momento a nombre suyo. Me explico: de soltera había aportado mi sueldo para levantar la primera vivienda, y de casada, el sueldo íntegro para la segunda planta.
Una noche lo ví pensativo en el sillón. Le pregunté si no necesitaría mi carné de identidad para presentarlo en el notario. Me dijo que no hacía falta. Supe que estaba tramando algo feo. Poco a poco le fui sacando toda la información que necesitaba. Me dijo, sin más:" el solar era de mi madre y todo lo que hay edificado es mío y solo mío". Creo no haber llorado más en mi vida. No entendía esa transformación brutal. Me era desconocido y le tuve terror. Al verme así, se disculpó y dijo que lo arreglaría al día siguiente, que no me preocupase de nada.
Salió solo, a primera hora de la mañana. No dijo a dónde iba. Como a las tres horas regresó y juntos salimos sin apenas intercambiar palabra.
Antes de firmar se nos pasan las copias de la escritura, para rectificar algún dato, error o desacuerdo, todo esto por fuera de la oficina del notario, en una salita adicional. Me dije para mi, cuando estuve leyendo y llegué a la expresión: DE CARÁCTER PRIVATIVO ¿Qué significará esto?
Ya dentro del despacho, el notario fue leyendo todo el contenido de la escritura, y llegado a la desconocida expresión ( para mi) le interrumpí y le dije: ¿me puede explicar lo que significa eso? A lo que respondió: " que es exclusivamente de su marido". Pero yo he trabajado y aportado mi sueldo en esa edificación, dije pasivamente. ¿Es cierto eso? Preguntó el notario a mi marido. "Sí", un si que apareció después de una eternidad y que ponían las cosas en su sitio.
El notario se levanta con la escritura en la mano y se dirige al cuarto contiguo donde trabaja el secretario suyo. Oí decirle: "las cosas se hacen bien. Cambia tal párrafo, o mejor añade otra cláusula poniendo que " el señor tal vende el solar a su mujer por la cantidad de …" para que pueda también entrar como propietaria de dicha edificación. A lo que contestó el secretario: "Hay personas que nacen con suerte"
Supe que mi marido había ido a verlo y pedir asesoramiento antes de que acudiéramos juntos a firmar. Toda mi vida le estaré agradecida a la buena profesionalidad del notario. No tengo la misma opinión del secretario, pero a pesar de todo, espero que nadie lo implique en algo feo.
A la salida del notario no me esperó. Caminaba muy deprisa. Su juego había fallado. Temía lo que se vendría encima, pues no es muy ético vivir bajo el mismo techo con desconfianza. Después de muchos meses le hice la siguiente pregunta: ¿Por qué lo hiciste? Respondió: Porque me educaron así, y porque te quiero y era una forma de retenerte para que no te fueras con otro; te quedarías sin nada.
Solo le dije: Eres un inmaduro y un machista en toda regla.
Fin de un negocio fallido.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Jue Nov 24, 2011 9:28 pm

LA INDEPENDENCIA DE MI HIJO

A veces me dice el mío: "la ropa huele bien" alguna que se deja cuando se ducha en casa. Y no va en el suavizante, pues me explica que es el mismo que usa cuando el pone la lavadora; en mi casa jamás puso una. Pero me noto feliz cuando lo veo autosuficiente, y aunque se hayan roto los moldes, ha adquirido otros hábitos no menos importantes. Por eso, creo que mi madre no exagera cuando nos dice a mis hermanas y a mí, que hay momentos que somos irreconocibles.
Ella es íntegra, adaptable y más observadora que nunca. Lo que se adquiere con los años es: la capacidad para estar ahí y al mismo tiempo estar en otro sitio; una verdadera gozada el verse libre de una responsabilidad salvaje en esa etapa de crianza que pasa a la historia momentáneamente.
Mayores para decidir, sentir y elegir si quieren venir a visitarnos.
¿Qué hecho de manos viéndola? Lo primero que me viene a la cabeza es " necesidad por hacer cualquier cosa sin medir las consecuencias. Viajar sin pensar en lo que dejo atrás; ser capaz de desconectar los teléfonos y no estar al alcance de nadie. Dejar de asustarme con el timbrazo a determinadas horas" Tanto por hacer, pero tanto...
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Mala el Sáb Nov 26, 2011 3:15 am

Estas cosas me recuerdan cuando yo les decía a mis padres, si se quejaban de algo:...pues no haberme tenido!!

Es típica respuesta en la adolescencia, precisamente cuando comienzan a querer emanciparse, a ser solventes y a demostrárselo a sus padres, a impresionarlos casi.
El " pues no haberme tenido" suena un poco a querer cortar de manera certera el cordón umbilical, que no nos metamos en sus nuevos ámbitos: son tan responsables o más que nosotros.
Que equivocados están y se darán cuenta solos, según vayan creciendo.
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Nov 27, 2011 5:06 am

Creo que lo que más me perdió, fue averiguar, metida en una depresión de caballo, que mi marido había dejado de serlo. Entiendo por marido, al compañero, confidente y protector, y no al hombre que se cuida al máximo sin importarle nada más. Los gestos y los comentarios salidos de lugar distaban mucho de lo que había sido meses atrás.
Dejé mi trabajo, no sin antes detallarle los cambios que se estaban creando a nivel de pareja por la poca privacidad de la que disponíamos. Él trabajaba de noche y yo por la mañana.
Empezaron las primeras frases machistas: "Tú ocúpate de la casa, que yo me ocuparé de mi trabajo"
En el tiempo libre se relacionaba con personas a punto de coger la jubilación. Hombres que le aportaban costumbres inapropiadas de ésta época. Se olvidó de salir a un cine, o de ir a cenar una vez al mes, de ir de vacaciones. Se olvidó de pensar en presente, y sí organizar un futuro incierto. Empezó a utilizar vocabulario tosco, y a buscarme cuando le sobraba algo de tiempo. Me convertí en esposa de un hombre de veintitantos años que mentalmente actuaba como un rodado hombre de sesenta.
Le propuse invertir en un terreno cercano para apartarlo de ese ambiente. Quería que empezase a vivir como hombre de familia. No era mi intención abarcar todo su tiempo libre ( no lo soportaría) pero sí que lo dividiese entre sus hijos y su mujer. Apenas sabía el nombre de la maestra o cómo les iba en el colegio. Había días que se iba estando durmiendo los chicos y llegaba a casa cuando estaban en sus mejores sueños.
Él era el que nos mantenía, el jefe, el mandamás; mi gran desconocido.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Lun Nov 28, 2011 1:33 am

EN EL ÚLTIMO ENCUENTRO FAMILIAR

La reuniones familiares es lo peor que llevo. Vengo de un cumpleaños, la hija de mi sobrina cumplía tres añitos. Allí estábamos todos "los Álvarez" y los otros miembros de las familias agregadas. Se dejaron ver los regalos, sándwiches, refrescos de colores, carne asada y tarta infantil. Mi hermana la mayor, madre de mi sobrina y a su vez ésta, madre de la niña cumpleañera, hacía de anfitriona con su look divino de la muerte. Tengo que decir qué como madre y organizadora de eventos le pongo un diez; se mete bien en su papel con todo su desparpajo, su control, su saber estar y su gusto por los detalles mínimos. Aquello estaba más que ensayado, sí lo sé yo, que rompía el molde por no entrar en ese circo, un espectáculo similar a de años pasados.
Pero llegué a disfrutar viendo a mi cuñado, esposo de mi hermana, colaborando en todo; lo mismo servía como recogía. Atentos con los que estaban sentados o inmersos en conversaciones de interés ( anula lo ridículo cómo buena cabeza pensante), así le va la vida, y me alegro de veras, porque son de las pocas personas que conozco que tienen el coco más que amueblado. Pero cómo todo buen cerebrito también tiene sus defectos, y no soporto su hermetismo con la familia de su mujer, incluida yo misma, que nos hace sentir incómodos con ésas visitas anuales.
Pero le gusta mucho preguntar, no descaradamente, pero sí enterarse con tacto. Utiliza monosílabos cuando le toca su turno, y huye, también con tacto, y se transforma cuando habla del deporte que practica; ahí se deja ver al José auténtico, el que expone los detalles con palabrería abundante y que deja boquiabiertos a los que en ese momento zampan en la mesa.
La mayoría nos preguntamos dónde saca el tiempo para llevar una empresa, ser un padre íntegro, esposo moderno y aficionado a la bicicleta. En fin, un personaje extraño de las pocas especies que existen.
Podría decir que me transmite a la vez admiración y desprecio, por eso lo de integrar lo de "extraño" a la hora de describirlo. Lo único que le envidio a mi hermana es "la seguridad que tiene con ese hombre, cuando los problemas físicos y económicos asoman las orejas" .Rebosa optimismo, y mira que su carácter serio y calculador engaña a cualquiera. Un valiente, mi cuñado. Pero tanta perfección engaña a cualquiera, digamos de ellos que son unos supervivientes afortunados que han sabido sacarle partido al trabajo bien hecho y al poco despilfarro. Hoy viven bien y se lo merecen bien. Pero tengo mis dudas a cerca de la opinión que tienen ellos con la familia Álvarez, sobre todo por esa imagen que dan de estrechez continua, aunque sus viajes, su calidad de vida, y su moda a la última les delaten un poco ¡hay quién vive aparentando lo que no es por pura desconfianza o simplemente por no haber agradecimiento alguno! Los Álvarez somos así: listos y resentidos. Mi hermana es una resentida con razón, no hay más que escucharla: te dice y no te dice nada. Hace mucho tiempo que es imposible tener un tema de conversación que no esté relacionado con la mucha organización de su entorno y lo bien que lleva la menopausia.

avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Lun Dic 05, 2011 5:37 am

Este es uno de los capítulos más difíciles de contar, así que previamente me he preparado una tila y haber qué sale y cómo me encontraré cuando lo finalice.
Quiero zanjar el tema de mi suegra; me deja muy mal el cuerpo. Éstas serán las últimas cosas que diré porque la anulé cuando me aparté de ella.

Mi cuñada se quedó embarazada del yerno odiado. Supieron que traían gemelas.
La habitación diseñada de tonos rosa, con dos camas impresionantes, cortinas a juegos y peluches de colección hicieron las delicias para ambas mujeres pletóricas de gozo. Como veis estoy dejando de lado las emociones del santísimo creador de dicho milagro.
Mi suegra aconsejaba delicadamente ( para que calase mejor) la gran idea de poner las niñas a nombre de su hija; en fin, como madre soltera. Esto a espaldas de él. Según su cabecita, así no habría ningún problema en el momento de dejar a su hija, y reclamar posteriormente visitarlas ( daba por hecho que se largaría con una mano atrás y otra delante).
Nacieron y fueron creciendo, pero él continuaba allí.
Esparcía unos líquidos raros por fuera de la casa, en la misma calle para hacer desaparecer las malas influencia que había entrado en su casa. Ponía amuletos, rezaba por lo bajo y muchas más cosas imposibles de entender.
En ese margen de tiempo estaban fabricando en un pueblo, bastante apartado de dónde vivían actualmente. Comían gratis, disponían de todos los caprichos y dinero que ganaban dinero que empleaban en dicha edificación. Y como todo llega, llegó la hora de marcharse.
Esa mujer no era mujer. Era el mismo demonio.

Un domingo por la mañana se entera mi marido que su madre intentó suicidarse. La relación con ella estaba algo fría, por lo que supuso que estaría atravesado una depresión. Nada más lejos. La astuta señora los estaba poniendo a prueba ( principalmente a su hija) que se había marchado lejos con su odiado yerno postizo. Inventó ¿o no inventó?) que a sus nietas las estaba violando su propio padre ( yerno). Al no soportar tanta carga psicológica decidió poner fin a sus días, no sin antes escribir una carta, dejarla en la mesilla de noche y tomarse las pastillas justa para no pasar a mejor vida.
Relató en ella que se enteró por una de las niñas, y que su mamá no sabía nada porque la drogaban con una pastilla azul.
Centro de salud, visitas a psiquiatras y un comunicado a la familia: estaba obsesionada y enferma. No por ello habría un seguimiento a esas niñas y se aclararía con pruebas y personal autorizado si habría indicios de tal acusación.
Todo negativo. La hija se apartó más. Bueno, no mucho, cuando le interesaba, porque nunca dejó de trabajar y cuando bajaba para el pueblo dejaba las niñas en casa de una amiga de su madre para que las recogiese mi suegra y las cuidase en el tiempo que ella permanecía fuera. Es decir: no quiero verte pero cuida de ellas.
Un día me da por preguntarle que cómo iba todo, si se sabía de algo, y me contesta: "Ellos están bien, ya nos les hace nada a las niñas. A mi hija se le ve feliz"
Mi marido permanecía en la finca. Lo llamé y le dije: "tengo todos las cosas de la casa empaquetadas: Esta noche no dormimos aquí, así que ponte las pilas para organizar este desorden que hay aquí. Aunque tenga que dormir en el suelo y subir las camas mañana ni un día más permanezco en este ambiente".
Me temblaba las manos de emoción, necesitaba largarme cuanto antes y empezar a vivir.
Poco a poco no quedó nada en el pueblo. El día que dormí lejos de allí me deshice de la maldad de esa mujer y su entorno.
Todos los que la conocen afirman que está loca, obsesionada, que no ha superado compartir a su hija. Yo creo que ante la menor sospecha, se debe actuar, y como madre y abuela ha dejado muy claro la clase de persona que es.
La justicia es lenta. No hay que ver los casos que salen a la luz después de años de estarse cometiendo. Sin pruebas no hay delito, pero dejó una duda en el aire. El tiempo pone a todos en su sitio.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Magari el Lun Dic 05, 2011 6:59 am

Clarisa, te felicito por lo bien y claro que escribes. No sé si este diario es real, supongo que sí, en cualquier caso es de agradecer que lo hagas público, aunque no sé si debería hacerlo: me tienes enganchada a él.
avatar
Magari

Cantidad de envíos : 9343
Localización : Entre sol y sombra
Fecha de inscripción : 21/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Madison el Lun Dic 05, 2011 7:36 am

Yo también estoy enganchada, ya te dije anteriormente que me encanta tu forma de escribir, lo haces fenomanl, es una gozada leerte.
Felicidades
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Dic 06, 2011 4:24 am

Albanta: en el diario cuento cosas reales. No hay nada que no haya sucedido.
Y muchísimas gracias a las dos por las palabras tan bonitas que dicen de él.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  PatoBB el Mar Dic 06, 2011 4:51 am

Mirá que tenés una vida movida... la de cosas que nos has contado. Realmente enganchada, si seré chusma (=cotilla?) entonces...
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Dic 06, 2011 5:06 am

Te aseguro que una vida para nada interesante si contamos los bajones que he cogido con las perrerías que me han hecho. Pero bueno, por ahora tengo mi cabecita en su sitio y me encanta decir NO tantas veces como haga falta.
Te lo agradezco, Pato
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Sáb Dic 10, 2011 9:37 am

Esa tarde había cerrado el libro y me distraje con una pareja de la Guardia Civil que venía despavorida al encuentro de varios estudiantes prófugos. La conocida reunión de chavales que consumen a escondidas y pasan dicho tesoro asesino a los otros apiñados como ratas.
Ellos que los ven llegar, de repente se dispersan y tiran algo por detrás de un muro de pared no muy alto; La pareja uniformada que lo rastrea todo, cuerpo, tierra e interrogatorio.
En esto se acerca a mi coche un hombre casi de mi edad, y sin conocernos me dice: ¡Cómo ha cambiado todo! ¿No señora?
"Pues sí, le respondí. Por ese mismo camino íbamos cuando salíamos del colegio y no nos entreteníamos con esas cosas".
Y ahí empezó una conversación de lo más natural, viajando a través de los años y sin otra alternativa que comparando lo nuestro con lo que estábamos viendo.
Creí que eso se quedaría ahí. Pues no; al día siguiente, mientras andaba en otra historia con el libro que leía, me saludó y me asusté. ¡Quién lo esperaba ahí!
¿Cómo va todo?
Bien, supongo. Leyendo.
Hay que perder el tiempo en algo.
¡¡SERÁ CAPULLO!! No, se habrá equivocado de palabra y en vez de decir "perder el tiempo", querría decir: "administrar el tiempo"
Pero no se iba. Se acomodaba más aún a la pared ,fumando y hablando ¡Y cómo hablaba el muy condenado! Del paro, la crisis, de su juicio pendiente con la empresa que lo echó. Hablaba de su cochina mujer ( hoy separado de ella) que no cooperaba en casa y sí andaba mucho en la calle ___ sólo me vino a la cabeza dos palabras: asqueroso machista. Luego que perdía el tiempo yendo a pescar en la mañana para no deprimirse; ahí estaba la palabra maldita:"Utilizaba PERDER" para todo.
Iban pasando los minutos y solo asentía. No me daba tiempo a sugerir nada. Hasta que ya no pude más y dije: "el cigarro, es que no fumo y me molesta que estés tan cerca"
Ah, lo siento. Otro vicio que no puedo dejar. El mes pasado casi lo consigo, pero no pude del todo y mire que mi pobrecita madre está con un respirador para dormir.
Con más razón zoquete _ pensamientos fugaces que se quedaron en eso.
Suena el timbre del colegio. La puerta del recinto que se abre y salen de golpe muchos benditos estudiantes que lograrán cortar de raíz un malestar notable.
Como nada funciona para que no se acerque, he utilizado el móvil como excusa para despacharlo. Es tan surrealista la imagen que ni yo misma me creo que esté haciendo esto: contestar a la nada. El truco de los famosillos para quitarse a los periodistas de turno funciona para que pase de largo y no se detenga.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Miér Dic 14, 2011 10:19 pm

¿Qué tendrán las mujeres cubanas que no tengas las de Tenerife?
A pocos meses de ser enterrada su amantísima esposa anda como adolescente por las calles del barrio. Ha estrenado polos de colores y luce un cinto de hebilla dorada. Curiosamente ha disimulado sus andares torpes y se le ve al hombre más ligero en sus desplazamientos.
Don Teófilo, conocido por el marido de María, por el viudo de una buena mujer de las de antes: trabajadora, ahorradora, y fiel esposa. Hoy difunta.
Si bien anduvo como loco peregrinando por la seguridad social para que atendieran a su compañera y evitar cortarle las piernas. Ni un euro se cogió para lo privado.
Describir como vivían antes de fallecer la María, es remontarnos a veinte años, sin adelantos en aparatos eléctricos o muebles para el hogar. Cuánto menos gastos de luz y comodidades innecesarias, mejor.
Ni más trabajitos para bañarla ya por último, para desplazarla. Si no recuerdo mal, creo que fue en los últimos meses cuando entró a trabajar Jimena a la casa. Cubana y salerosa, de carnes prietas y hermosa delantera. Limpia y lenta, fresca y observadora. Poco dada a contar las penas. Pues esto último a Don Teófilo le pareció hermoso: ver tanta alegría entre tanto sufrimiento. Un día pasó por una floristería y se gastó unos euros en rosas, y como nunca supo de un jarrón por la casa, también pasó por una tienda y lo compró. Iba el buen caballero de los de antes como flotando. Se le hizo el trayecto más largo de la cuenta; urgencia por llegar y entregárselo a la Jimena. María también lo vería y se aliviaría un poco. ¡AY la carita que se le pondría a la Jimena. Se lo merecía por la dedicación que le ponía al engorroso trabajo de atender a una enferma!
Hoy hace seis meses que falleció. Jimena sigue en la casa cuidando del señor. Se ha visto salir sillones destartalados por la puerta, mesas antiguas sin estilo, ropa de cama y no muchas bolsas de basura. No abundaba nada.
En estos días se hizo una reforma buena en la casa ,donde baños, pisos, cocina y una buena mano de pintura la han dejado como nueva para espantar los malos recuerdos.
La familia política de Teófilo no le hablan. Viajará a Cuba a visitar a los hijos de Jimena madre soltera de dos chiquillos morenos y cansinos. Y lo acogerán con toda clase de halagos, hasta que caiga como ratón en la misma trampa.
Dirían algunos que la diferencia en años gastará la convivencia; son tan distintos los ritmos de ambos que no sé yo sin con química cumplirá el jovenzuelo entrado en años.
Por ahora las carencias mutuas están cubiertas; ella dispone de seguridad económica para sacar a su verdadera familia creada del amor, y él ha rescatado un cachito de su añorada adolescencia entre los brazos de una linda cubana melosa.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  ILONA el Miér Dic 14, 2011 10:36 pm

No conocía este hilo. ¿Cuántas cosas hermosas me perderé por mis prisas? Visitas rápidas, miradas de reojo, vuelos rasantes sobre los hilos, hola, adiós, leo esto, compro lo otro...

La mañana de gripe y lluvia está regalándome sensaciones que ya conocía, pero tenía lejanas: la maravillosa posibilidad de este medio de establecer contacto con el corazón de personas que de otra manera jamás conoceríamos.
Generosidad, generosidad, es lo que más me llama la atención de las personas que llegan a nuestra vida de esta manera misteriosa y nos regalan partes de su alma, sin pedir nada a cambio.

Clarisa, gracias.


Última edición por ILONA el Miér Dic 14, 2011 10:45 pm, editado 1 vez
avatar
ILONA

Cantidad de envíos : 2129
Edad : 51
Fecha de inscripción : 18/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Miér Dic 14, 2011 10:41 pm

Embarassed
Un abrazo ILONA:
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Dic 27, 2011 7:48 am

No creo en las casualidades. Pienso que, lo que tiene que suceder viene rodando sigilosamente hasta dar con uno. Entonces me observo, y confirmo que esta etapa de mi vida no la impuso las circunstancias ¡qué va! es el estado concreto que tengo que vivir ahora.
Siempre soñé con tener mi propio negocio y dar riendas sueltas a mi imaginación. Ser diseñadora de mis propias joyas y venderlas. Pero también soy de esas mujeres que no se identifican con la rutina y el ritmo actual de la sociedad. El estrés que es tan tóxico para la originalidad … Si es verdad que para ser buena en los negocios tienes que disponer de un equilibrio anímico alto. Entonces me doy como una fracasada en esta rama laboral porque hay días que ni yo misma me soporto. Escribo cuando me apetece, cuando siento lo que necesito. No es como ir a trabajar y cumplir con las ocho horas correspondientes repitiendo los mismos movimientos, pronunciando los mismos artículos o impartiendo la misma clase. Lo más sorprendente de contar algo es "la amplitud", los grandes espacios para volar por ellos, el descontrol añadido que te libera de la adrenalina sometida. Sí que los entiendo, a los grandes artistas cuando se toman años sabáticos. Llegan, en mi opinión, más artistas que nunca. La imaginación no entiende de horarios ni de normas, de ahí lo de sentirme torpe en el mundo de los negocios.
Más de uno se preguntará hasta donde llega el nivel de cordura mío para ocuparme de los vecinos de enfrente y no de mis propios asuntos. Y llevan algo de razón. Y digo algo, porque otra parte sí que me aporta la cordura que me falta para poner los pies en la tierra y no complicarme tanto con mis males y quejas. Porque cuando caigo en esos días de melancolía, de revolución hormonal, o cuando no ves mayor dificultad que la tuya, y las hay peores y más peores … es cuando esos vecinos te aportan la "entereza" y no la flojera idiota. Sí que por momentos me he metido en el cuero de sus cuerpos rotos, y he salido huyendo, pero los ves afuera y sientes envidia ¿será que las circunstancias por las que están viviendo no les dejan tiempo para analizar nada? La ignorancia, tan bendita ella.
Hoy tengo esos días de llorera. Se me caen las lágrimas a chorros. Agüita salada para mis ojos rojos. Hoy, no sé las veces que he acudido hasta la ventana a por aire. Porque hay vida en el edificio de enfrente, menos que en esta casita de princesa aunque esté independiente y adornada con todo. Ya no me asusto de mis propios pensamientos porque hoy he comprendido que hay mucha gente pirada por el planeta. Y voy a nombrar a una: Carmen, madre de cuatro hijos, ausente de su casa y familia. Me la encontré en el instituto cuando íbamos a por las notas de los chicos. Me sentí una falsa cuando la saludé egoístamente para ver sus ojos enamorados. Desprendía frescura con un cambio de peinado y una espléndida figura, pero no podía disimular la muy ilusa, esa barriga abultada en dos tallas menos de vaqueros rotos. Entiendo que el amor tenga fecha de caducidad, que tu pareja no te llene y necesites emprender algo nuevo; pero lo que no entiendo es el olvido involuntario hacia unos hijos menores que no entienden de cambios ( uno a penas de dos años)
Me la imaginé dejando las notas en la casa de su madre ( una madre siempre perdona aunque su mente diga todo lo contrario), y marcharse a todo gas a cultivar su amor adolescente entre los brazos de un maduro coqueto. Pero no me la pude imaginar "entera" cuando apagara la luz de su habitación y se acordara de ellos.
Carmen ha sido una espontánea en mi vida. Son pocas las veces que nos hemos saludado. Pero me impactó su huída. De escapar no la culpo. Yo en varios ocasiones he necesitado una fuga., y volvía sin salir.
Lo que nunca se me hubiera pasado por la cabeza es dejar atrás a mis hijos ¡ni por nada ni por nadie! Así que creo que a Carmen se le ha ido un poco la olla. Ningún hombre merece tal sacrificio, si a fin de cuentas el amor de ellos es visto y no visto; y los hijos se reconocen siempre, como buenos o golfos. A diferencia de un compañero delincuente, a este se le manda a por viento fresco y se sustituye por otro.
Tanto amor es insano, le diría a Carmen.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Ene 03, 2012 8:49 am

A ver como cuento esto sin ser una mala madre o en todo caso una gran desconfiada.
En una conversación con mi hijo de veintidós años:
¡Quién no habría cogido vuestra época para hacer dinero! se mata uno a trabajar y solo le da para pasar el mes y no ahorrar lo suficiente para independizarme.
Y no eres de los peores, le digo, al menos tienes un puesto de trabajo.
Ya, pero vivo con vosotros.
En el pueblo tengo la casa vacía. Es un riesgo alquilarla y para venderla es una época malísima; te darían la mitad de su valor. ¿Qué es lo que pasa?, que estando vacía genera unos gastos y una preocupación por si se metiera a vivir alguien de gorra allí.
Es nuestra tabla de salvación para saldar el préstamo que tenemos. Dormir como Dios manda si lográsemos venderla.
Pero los hijos crecen, se hacen egoístas y no ven sino una propiedad que está ahí al alcance de lo más fácil. Le temo al futuro porque me estoy haciendo mayor, y ser mayor cierra puestos de trabajos, y dificultades físicas, y que naturalmente yo no parí solo un hijo, tengo dos, y no tengo diferencia con ninguno.
Supongamos que lo dejo vivir ahí. Supongamos que no solo la viva él. Supongamos que llegue al mundo un hijo de mi hijo que querré más que nada en el mundo. ¿Cómo decirle que deje la casa porque tengo un comprador nuevo?
También he pensado en hacerle un contrato. Hablando con un amigo que tiene un apartamento libre y un hijo de la misma edad que el mío, va y me dice: "Yo le hice un contrato de varios meses hasta que pudieran ahorrar algo; no le cobraría un euro y me cubría las espaldas con cara a la ley por si la amiga de mi hijo se instalaría para siempre"
Lo del contrato a mi hijo le ha parecido una humillación: "Si no confías en tu hijo en quién vas a confiar" . Podría haberle dicho que muchos padres están donde están por esa confianza ciega, o por ese amor no correspondido cuando un hijo deja de pensar por si solo, y existan otras opiniones más cercanas.
Hoy pienso en la salud de mi niña; pero también pienso en ver a mi hijo sin los apuros económicos que tuve yo cuando empecé a su misma edad. El mejor regalo que daban en los pueblos era un solar para que en tus ratos libres fueras levantándolo y ver lo que sería tu vivienda. Se juntaban primos y tíos amañados en albañilería y entre fines de semanas y buen rollo nacería un hogar. No había más que comprar materiales y comida y refrescos para pasar el día y la buena voluntad de los que cooperaban en la obra sin cobrarte un solo euro por el trabajo hecho. Hoy a nadie le sobra tiempo para ayudar. Tampoco disponemos de buenos sueldos para ahorrar e invertirlo en solares. Tampoco existe la certeza de continuar indefinidamente en un puesto de trabajo y hacer frente a un préstamo que cubra los gastos. Hay muchas diferencias que los jóvenes de ahora no entiende, o peor aún, siguen por el camino de las comparaciones.
Mi hijo está viéndose con una chica de la isla de La Palma, madre soltera de una hija de ocho años. La ha conocido a través del tuenti.
Cuando llegue a casa mi marido tendremos una conversación y lo más probable es que discutamos de nuevo por las presiones que tenemos.
Mi hijo salió muy enfadado con la charla que tuvimos. Su mirada decía tantas cosas...
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Vie Ene 06, 2012 10:21 am

Por el mes de Mayo recibo la primera llamada de este individuo que no para de molestarme. Tendría que tener un buen día, por ese derroche de amabilidad ante el despiste del que llamaba . Su acento no era isleño. Preguntaba por una mujer cuyo nombre no recuerdo y convencidísimo de que saldría su voz al instante. Disculpe, se ha equivocado de número. Sí, eso creo, pero su voz es tan dulce que no me molesta en absoluto haberme equivocado. ¿Perdón?, le digo. ¿Puedo preguntarle de dónde es usted?, acento peninsular no tiene, me dice sin más. No tengo tiempo para preguntas, lo siento. Y cuelgo. Como a las tres horas del mismo día me llama otra vez sin imaginarme que sería el mismo. ¡Ay cuánto lo siento! me he vuelto a equivocar. No pasa nada. Marque de nuevo . Confirmo que hay mucha gente aburrida por el planeta. A la mañana siguiente estaba en la ducha y suena el móvil. Cógelo, le digo a mi hija, y mira quién es. Se acerca con el móvil y me dice: preguntan por ti. Sí, ¿dígame?, silencio. ¿quién es? . Volví a marcar de nuevo para oírte. Eres un pesado, hombre. ¿Es que no tienes algo mejor que hacer sino estar incordiando a gente desconocida? Necesitas ayuda. Y colgué.
Aquello no me estaba gustando, así que lo comenté en casa para ver que pensaban o sí me estaba preocupando en exceso. La reacción de mi marido fue la siguiente: "cuando vuelva a llamar, pásamelo a mí que lo voy a dejar bien puesto". A las cinco de la tarde lo intentó; marcaba y colgaba. A la segunda vez se le oye decir: ¿Estas ahí?. Quién estoy soy yo, cabrón, deja de molestar a mi mujer, desgraciado, degenerado; pero ni colgaba ni contestaba. Le quité el teléfono de las manos a mi marido y corté sin más. Aquello se estaba desmadrando.
Pasaron varias semanas y dejé de recibir esas llamadas; me sentía más tranquila y no me sobresaltaba cuando sonaba la melodía del móvil.
Ayer estaba limpiando la cocina y al escucharlo de nuevo, después de varios meses, se dispararon todas las alarmas de mi cuerpo. ¿Te acuerdas de mi? fue su saludo. Me temblaron las manos; no podía decir nada, aquello me superaba, me daba un asco tremendo el tono de su voz. Parecía mayor, cansado, o tal vez ido. Y no sé porqué me sentía vigilada. Se me tensaron los músculos del cuello y sentía los latidos del corazón tan claros que temía que notara el miedo que me infundía. Lo que me dijo a continuación ni me acuerdo. Dejé registrado el número con el nombre de " no cogerlo" y me senté para respirar mejor. Siento que me conoce de algo o puede que el miedo me esté paralizando y piense cosas donde solo haya un payaso que no me conoce de nada y que intenta asustarme. Como los ciegos he agudizado más los otros sentidos para protegerse de las tantas voces que escucho en el día; me estoy obsesionado y busco parecidos donde no hay nada. Y los sitios que frecuento, y con las gente que estoy y como cuento las cosas…, parte de mi ha cambiado por unas llamadas a deshoras, y se están produciendo unos cambio en mi que afectan a todos los de mi entorno.
¡Si pudiera estar desconectada del mundo!
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Medea el Vie Ene 06, 2012 3:34 pm

¿Y no puede hacer una denuncia o cosa parecida? ¿Hablar con la compañía telefónica para saber quién es el dueño de ese número? Pues hasta yo siento el temor dentro, Clarisa. pale
(Cual peli de suspense! Espero que averigue algo al respecto) Neutral
avatar
Medea

Cantidad de envíos : 6850
Localización : Ni ahí.
Fecha de inscripción : 04/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Sáb Ene 07, 2012 12:35 am

Se pueden hacer varias cosas, Medea. Y sí que he hablado con la compañía telefónica.
Quizás, lo que más me preocupa es saber en que condiciones mentales está el personaje en sí. No sé, tal vez esté dándole más importancia de la tiene. Ya veré lo que hago.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Medea el Sáb Ene 07, 2012 9:20 am

Entiendo. El desconocimiento de la otra parte es lo que crea esta tensa situación. Que cualquier cosa que decida hacer, le resulte efectiva.
Que esté con bien, Clarisa.
avatar
Medea

Cantidad de envíos : 6850
Localización : Ni ahí.
Fecha de inscripción : 04/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Miér Feb 08, 2012 9:56 pm


SALIÓ EN EL PERIODICO "EL DIA"

"Un domingo en el taxi desde las cinco de la mañana solo saqué 15 euros"
Un taxista de 37 años solicita el rescate de su licencia porque con el taxi no cubre sus gastos cotidianos. "Este sector ha ido para atrás y yo me he visto casi en la ruina", afirma. Una cuestión de salud lo obligó a dejar de trabajar seis meses y acumuló una deuda con la Seguridad Social que pagará durante cinco años.
1/feb/12 02:16


L.C., S/C de Tenerife

Tiene 37 años, una licencia de taxi de Santa Cruz de Tenerife y numerosos pagos que atender cada mes. Pedro (nombre ficticio) solicitó al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife el pasado 1 de diciembre que le rescaten su licencia porque no puede más.

Todos los meses tiene que hacer frente a los pagos del seguro del coche, la licencia, la Seguridad Social, la hipoteca, la manutención de su hija, el alquiler... "Qué va, no llego, no llego", reconoce.

Este taxista, que prefiere permanecer en el anonimato, asegura que lleva cerca de 10 años trabajando en el taxi y que este sector profesional "ha ido para atrás, para atrás" "Me he visto casi en la ruina", añade.

Aparte, explica que un problema de salud le impidió trabajar durante seis meses, lo que agravó su situación. El seguro le compensó esa baja laboral con 500 euros, "pero eso es solo lo que pago de hipoteca". Para subsistir tuvo que aplazar el pago de esas contribuciones a la Seguridad Social, que ahora está pagando a razón de "75 euros al mes" más por los atrasos durante "cinco años". "Tuve que ponerme a trabajar sin estar recuperado del todo porque si no, me comían los bichos", dice, en referencia a los pagos que tenía que hacer y que tuvo que aplazar ante la imposibilidad de trabajar.

Para paliar esta situación, Pedro ha solicitado la subvención de 40.000 euros que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y el Cabildo van a pagar a 60 taxistas para contribuir a descargar de licencias la ciudad y, así, contribuir a que haya más negocio para los conductores que queden.

En la actualidad, Pedro trabaja por las mañanas para una empresa privada y por las tardes conduce el taxi. También lo hace los fines de semana, cuando no está con su hija.

Como ejemplo de su desesperación pone que el domingo 22 de enero empezó a trabajar a las 5.30 horas y paró a las 12.00, habiendo recaudado hasta entonces 11,75 euros, asegura. Por la tarde, retomó la jornada a las 16.30 y finalizó a las 21.00 horas, con sólo 3,70 euros cobrados.

"Si a mí no me cogen la licencia, no sé lo que voy a hacer", dice. Y detalla que sus padres fueron los avalistas de la hipoteca de su casa, con lo que, si no paga, el banco iría a desahuciarles a ellos.

El taxi se come un sueldo

"El sueldo que tengo lo estoy empleando para pagar el taxi", explica, para recordar, con cierta amargura, que también tiene que comer todos los días.

Además, añade que dentro de dos o tres meses tendrá que gastar casi 1.000 euros en arreglar el taxi. "A mí el negocio este lo único que me está dando son pérdidas. Y un negocio que da pérdidas lo más lógico es que te lo quites", apostilla.

Todos estos son los motivos que han llevado a este taxista, de sólo 37 años, a solicitar acogerse a la subvención. "A mí el tema del taxi me salió mal", resume.

Sin embargo, el otorgamiento de esta ayuda o subvención por cese de actividad está ligada "al cumplimiento por los beneficiarios de una serie de requisitos, entre los que destacan tener 58 o más años de edad, haber tenido la licencia municipal de autotaxi de forma ininterrumpida durante los últimos diez años, estar dado de alta en el régimen de trabajadores autónomos de la Seguridad Social y comprometerse a abandonar la actividad en nombre propio y sin tener la posibilidad de adquirir en el futuro una nueva licencia de autotaxi", según explicó el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en un comunicado de prensa remitido el 13 de enero pasado.

preguntas

Al menos tres peticiones más

La asociación Tele Taxi explicó a este periódico que ellos han canalizado un total de cuatro peticiones (contando con la de Pedro que se detalla en el texto principal) para acogerse a la subvención, aunque consideran que deben haberse presentado más.

Sobre los criterios para poder beneficiarse de estas ayudas, Tele Taxi presentó un escrito al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en el que se le pidió una serie de aclaraciones sobre estas disposiciones, entre ellas la de ser mayor de 59 años. En este sentido, piden que primen los criterios de igualdad y no discriminación a la hora de seleccionar las 60 licencias entre todas las personas que hayan solicitado ya la concesión de esta subvención.

Asimismo, añaden en su escrito: "nos vemos en la obligación de recordarle que estas ayudas propuestas no son la solución a los problemas que debe afrontar el sector del taxi", aunque sí lo sea para algunos "jubilados o incapacitados permanentes".
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Vie Feb 10, 2012 7:00 am

VEINTE AÑOS NO SON NADA.


Esto es lo primero que encuentro a la entrada de mi pueblo: BIENVENIDOS AL FRAILE. Un pueblo, por cierto, que no diferencio del que me vio nacer, porque aquí he construido mi casa, he tenido a mis hijos, he gastado mi sueldo. Pero hay unos cambios extraños que van quitando identidad propia a lo que era en sí el pueblo del Fraile. No hablemos de la delincuencia, de la inmigración excesiva, de drogas o conflictos, porque cómo cualquier pueblo conocido , ha habido, existe, y seguirá habiéndolo.
Comentarios como éstos por fuera del colegio, distan mucho de la clase de personas que conviven con los nuestros. Fases como: "la educación es escasa, nada comparada a la nuestra" o " La gastronomía es pésima", o el hecho de no respetar el turno en las colas de la seguridad social … confirman el poco apego que tienen a nuestras costumbres, tradiciones o hábitos.
Conozco a muchos otros inmigrantes ( gente buena), por eso aquí no vale lo de meter a todos en el mismo saco, que me dicen: "Descalificar lo que nos ha beneficiado es de ilusos: Para pasar calamidades en nuestro país mejor en Tenerife. Aquí tengo un puesto de trabajo, una vivienda donde alojarme y una tranquilidad relativamente mejor. Es muy difícil dar un simple paseo por las calles de mi país sin el típico sobresalto en el cuerpo".
Esas son las personas ideales para levantar el país, no las que llegan con una soberbia excesiva y sin un céntimo en el bolsillo. ¿Cómo le daría protagonismo a mi pueblo? Diciendo que es multicultural. Los mejores amigos de mis hijos son hijos de inmigrantes; tendrían que tomar ejemplos esos progenitores de lo bien que nos adaptaríamos, si existiese únicamente un mínimo de respeto.
Hace dos años que me mudé para otro pueblo, y lo de los trabajos está de pena, la inmigración va disminuyendo y las droga va en aumento.
Hoy parece un pueblo fantasma. Los propietarios han alquilado las casas sin miramiento alguno, sin bien la mayoría han optado por venderlas o por cerrarlas.


avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Miér Feb 29, 2012 7:59 am

Lo volvimos a ver. Sigue caminando muy ligero y usando los mismos tirantes que sujeta sus pantalones holgados. Fue la semana pasada cuando mi marido me dijo: ¡Mírale, por allí mujer! ¿lo ves? Caray con mi tío y sus amores.
Se adentraba por la ultima calle del pueblo; lo vimos de espaldas llevando un centro de "algo" no distinguí de qué flores se trataba _ quizás por las prisas que se daba de sentirse culpable de algo ¿ pero de qué?
De las miradas de hombres o conocidos más jóvenes que lo seguían a su paso.
A mi lado tenía a uno de ellos supuestamente de ésta época que reaccionaba como si estuviese ubicado en otra más remota. Lo miraba y me bloqueaba.
La mañana avanzaba lenta, sentados en la orilla de la playa. Volvió a sacar el mismo tema. Don Teófilo era el protagonista de la noticia del día. Entonces me vinieron, cómo de golpe varias imágenes de mi esposo saliendo de esa misma floristería ,altivo, y con un bello ramo de rosas rojas en una mañana soledad, parecida a esta.
¿Y tú que harás cuando yo falte? ¿Cuánto tardarás en salir y hacer lo mismo?
Las Flores podrías ser para María, o para la otra mujer. No importa para quién si don Teófilo se siente bien.
Y me miró de una manera tan extraña que me sentí incomoda en su presencia.
Sé que miré al horizonte, lo más lejos posible para no pensar en el mañana, que podría ser hoy mismo. Y disfruté de esos minutos que se hicieron eternos de gozo.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Clarisa_42 el Sáb Mayo 26, 2012 4:42 am

Me he estado adaptando a los ritmos de la gente que viven por aquí. Están como faltos de energías.
Realizo el mismo recorrido, de la misma hora, de la misma calle empinada; pero esta vez veo un todoterreno aparcado en mitad de la estrecha calle y no me queda otra que detenerme y mirar tal despropósito ( puerta del maletero abierta de par en par y a la buena señora abanándome con la mano en lo alto de unos escalones de una vivienda ubicada en el lado derecha pidiéndome que aguardara que ya iba. Bien, esperaré. Pensé: estará bajándole la compra a su clienta incapacitada para hacer esa necesidad. Cinco minutos y sigue la conversación con la otra que asoma la cabeza por la ventana (unos pelillos de nada). Vuelve a decirme: __ perdone, qué bajo ya. No me sale nada por el desconcierto. Por fin uno a uno desciende los escalones con algo de dificultad, y me apena pensar en alguna lesión reciente de rodilla. Rodea el coche y preparada para salir detrás de ella, se me baja nuevamente a coger yo qué sé detrás de la puerta del todoterreno. ¡Una cartera marrón que no llevaba delante! En esto hago rugir mi coche por no soltar varios gritos y me suelta nuevamente __ perdone, perdone. Se sube, se acomoda, se atusa su cabello en el espejo y … , saca de la cartera un mando que acciona para abrir la cancela de hierro que separa una vivienda a su lado izquierdo. Me quedo pasmada viendo la escena, que iba conmigo al estar implicada, jodidamente, pero implicada. Y aquí viene lo complicado: la marcha atrás no le entraba y cuando le entró calculó que necesitaba que yo hiciera lo mismo, teniendo un nuevo implicado detrás de mi. Diez minutos y un pitazo monumental del jovenzuelo desesperado que no supo aguardar lo mismo que yo. Y para colmo escucho al pasar: ¡Hoy no saben esperar, qué poca vergüenza!
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El rincón de María.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 15. Precedente  1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.