RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  PatoBB el Vie Mar 02, 2012 5:53 am

Bueno mis queridos... luego de mucho pensar, de mucho deliberar, he decidido que el tema del relato de este mes sea "Los celos".

Se aceptan opiniones médicas (Very Happy), experiencias personales, anécdotas propias o ajenas, la cosa es:

Participen!!!

Queda abierta mi casilla de MP para la recepción de contribuciones, lo mismo que el correo electrónico. (Ambas opciones habilitadas desde el foro). Espero saturación de espacio. Vamos, anímense.

Como siempre, plazo hasta el 20/3 a las 00:00 horas de la península ibérica.

avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  PatoBB el Miér Mar 07, 2012 11:39 pm

Primera contribución del mes, un espléndido relato de separación y celos...


ESTIGMAS

Por primera vez desde que están juntos, por fin duermen separados. Hay que pensar que ya era un deseo mutuo, o tal vez una pulsión no prescindible, como uno de esos señaladores que distinguen lo hecho de lo improbable por hacer. Lo cierto es que considerando el tenor recriminatorio de las últimas noches, las agarradas de ambos caracteres y el corrosivo desenlace de esos desencuentros, que cada cual hiciera la noche por su cuenta sólo era merodear lo inaplazable.

“Marcos siempre fue muy celoso, no soportaba que hablase con otros hombres, a veces me apretaba de las muñecas como estirándome, porque le urgía una prisa visceral. Al principio me halagaba tanta consideración, era una muestra de su dedicadísimo afecto, me gustaba saber qué haría por mí lo que yo quisiera, que podría darle también ese amor con el tiempo… ”

“Elena ha cambiado mucho los últimos meses, antes podía ir a cualquier hora a su trabajo o esperarla a la salida e ir a tomar solos cualquier cosa, demorarme mirándola sin que me dijese, como ahora, deja ya de observarme; podía contar con ella para hablar de mis impulsos, siempre me aconsejaba, yo creo que ambos éramos conscientes de que lo nuestro era una de esas inusuales y veraces historias de amor …”

Marcos, hoy duerme en el salón por vez primera, atrincherado en el sofá, y lo hace con un estigma en su sonrisa, señal equívoca de que está atravesando un almibarado sueño en el que Elena es reconquistada, sueño dónde Marcos le hace el amor esposada al cabezal, y en el que la bulla de unos recién nacidos le va rotulando un meritorio futuro …

Elena no está durmiendo en su rincón habitual de la cama, parece haber ensanchado horizontes, reposa crucificada sobre las sábanas, poco a poco va adentrándose en el sueño y lo hace con un estigma en su rostro bien distinto, lleva inscrita en la boca una mueca de desagrado, pero no es desagrado no, se diría sin equívocos, que es una comisura de asco, de convencida repulsión, que deja entrever una fisura labial por la que interpretar el alcance de sus ensoñaciones: "Elena está saliendo del trabajo, la han ascendido, y no hay nadie esperándola; tiene varias llamadas en el móvil, ayer pasó la noche en casa de Julio, hoy quedará con sus amigas sin tener que dar explicaciones, anda ilusionada por preparar ese viaje alrededor de África, mientras deshoja el ideal de compañero masculino con el que aprender a vivir salvajemente".
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  PatoBB el Miér Mar 07, 2012 11:43 pm

Casi mismo tiempo he recibido la segunda contribución del mes... Reproches y celos, un par inseparable.


TERAPIA DE CHOQUE.


Se paró delante del espejo y dejó caer su cuerpo hasta el suelo.
Sentada frente a su imagen empezó diciendo:

- Anoche vino tarde, alrededor de las doce. Cuando escuché el sonido del coche entrando en el garaje me metí en la cama rápidamente y me cubrí con las mantas hasta la altura de los ojos. Me hice la dormida. Quería saber cómo venía siguiendo su caminar por el pasillo estrecho; y cuando se adentrase en el baño a lavarse la cara. Agudicé más el oído para estar alerta para cuando se dirigiese a nuestra habitación sigilosamente. Sin lograrlo.
- ¿Y si fuera yo la que te hiciera esto?
- No he hecho nada; es tu imaginación.
Sabía que era el principio de algo feo y solo dijo:
- Duérmete. Mañana hablamos.
Pero el silencio asfixiaba la paz y alborotaba la ira. Un cúmulo de pensamientos derrotistas se estaba adueñando de su autocontrol. Necesitaba guerra y llegó con una retahíla de reproches y amenazas que él no supo esquivar.
- Me entretuve con los amigos jugando unas partidas de cartas, tomando unos vinos y no me di cuenta de la hora que se me había hecho.
Y estoy harto de tus preguntas, de tanto control, de que tu vida solo gire alrededor mío.
Muchas ves me he preguntado si valen la pena esos ratos de ocio, que cualquier ser humano necesita para desconectar, sabiendo lo que me espera contigo. Lo tuyo es ya una obsesión y necesitas que te ayuden.
Y aquí estoy: me escucho y siento un ridículo espantoso. Mi autoestima está por los suelos y vivir así no es vivir. Ya decía Góngora cuando hablaba de este sentimiento malo.
Y bajito recitaba:
¡Oh niebla del estado más sereno,
Furia infernal, serpiente mal nacida!
¡Oh ponzoñosa víbora escondida
De verde prado en oloroso seno!
¡Oh entre el néctar de Amor mortal veneno,
Que en vaso de cristal quitas la vida!
¡Oh espada sobre mí de un pelo asida,
De la amorosa espuela duro freno!
¡Oh celo, del favor verdugo eterno!,
Vuélvete al lugar triste donde estabas,
O al reino (si allá cabes) del espanto;
Mas no cabrás allá, que pues ha tanto
Que comes de ti mesmo y no te acabas,
Mayor debes de ser que el mismo infierno.
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  PatoBB el Jue Mar 08, 2012 12:44 am

Parece que todos decidieron enviar las contribuciones el mismo día... Very Happy ojalá sean más.


SUS CARTAS

Recojo la correspondencia, como todos los días, esta vez bajo la lluvia torrencial. Intento no mojarme demasiado, pero el agua cae como si fuera necesario inundarlo todo en pocos minutos. Hay muchos sobres en el buzón, como no cabían todos el cartero ha dejado además una bolsa plástica en el suelo, sobre el umbral de la puerta, conteniendo más envíos. Me pregunto por qué tantas cartas.

Entro en casa y despliego sobre la mesa los papeles, algunos mojados. Tomo un paño de cocina y seco como puedo. Organizo: cuentas a pagar, correspondencia para mí, correspondencia para mi esposo. Cuando empiezo a separar observo que lo que hay dentro de la bolsa plástica son cartas, todas con el mismo tipo de sobre, en las que reconozco la caligrafía grande y clara de mi marido. Prolijamente ordenados por fecha, sobres cerrados, con matasellos que indicaban fechas desde hacía un par de años. Muchas cartas, al menos una por mes. Atadas con una cinta. Todas dirigidas a la misma persona, una tal Delia Cruz. La última carta data de hace solamente quince días. El remitente, mi esposo.

No resisto el impulso de abrirlas, pero algo me dice que encontraré algo que no tengo que leer. Me contengo. Pero las guardo, no las dejo a la vista.
Mi esposo regresa a casa a la hora de siempre. Me da un beso en los labios, me abraza, me dice que me ama. Y yo preguntándome, quién es Delia Cruz? Me aparto suavemente y le digo que no me siento bien, que tengo mucho que hacer, que me duele la cabeza. Siento algo extraño en la boca del estómago, algo que nunca había sentido. Siempre estuve tan segura de su amor, nunca hizo nada que me hiciera pensar que me engañaba. ¿Esto son los celos?

- Por qué no te recuestas un rato? Yo me encargo de la cena. O quizás podamos salir a comer fuera si tienes ganas. ¿Te parece?
- No lo sé. Ahora mismo no me siento bien.
- Ve a la cama, te llevo una taza de té. ¿Quieres?
- Sí, gracias.

Me voy a la cama. Me echo sobre el cobertor, pensando que en el cajón de mi mesa de noche tengo más de veinte cartas, que mi esposo ha escrito a una mujer, una mujer que no tengo idea de quién es, y que aparentemente no las ha abierto, no las ha leído.

No, no las leeré. Las dejaré allí. Él me trae el té, se queda un rato echado conmigo, abrazándome. Bebo el té y me recuesto, me quedo dormida un rato.

Finalmente salimos a cenar. Me lleva a un restaurante muy bonito y cálido, me toma de las manos todo el tiempo. Parece que disfrutara tocarme, pero yo estoy distante y lo nota. Quiero preguntarle pero no me atrevo, porque si juzgara por lo que pasa entre nosotros, nunca podría imaginármelo con otra mujer.

- Estás rara hoy.
- Te lo parecerá. Te dije que no me sentía muy bien, pensé que si salíamos se me pasaría.

Me besa uno por uno los dedos de las manos, me besa la palma y se la pasa por la mejilla recién rasurada, me mira con esos ojos grandes color miel que tanto conozco y quiero ver a través de ellos y sólo veo amor, no entiendo nada, no sé qué pasa y sigo sin atreverme a preguntar. Y ese dolor de estómago de nuevo, y la cabeza que se me parte, y gira a mil revoluciones por minuto. ¿Quién es Delia Cruz?

Volvemos a casa. Estoy callada todo el tiempo que dura el viaje en el coche. Qué hago, ¿le pregunto, no le pregunto? ¿De verdad quiero saber? Por qué tuve que encontrar eso… si no supiera de la existencia de esa correspondencia nunca habría sentido esta duda que jamás me había atenazado antes.

No, no las leeré. Definitivamente no lo haré. ¿Pero qué haré con esas cartas?

Cuando llegamos a casa voy al baño, me quito el maquillaje, me cepillo los dientes y voy al dormitorio donde mi esposo ya me está esperando. Me abraza, me baja la cremallera del vestido negro que usé para salir y me lo desliza por los hombros, hasta que cae al piso. Pero ¿quién es Delia Cruz, esa mujer a quien él le escribió durante tanto tiempo y que nunca leyó sus cartas? Me siento descompuesta. Me besa en el cuello y se me eriza la piel. Mi cuerpo responde como mi mente no quisiera que lo hiciera. Me hace el amor como si fuera la única mujer sobre la tierra. Logra que sienta lo que los celos pugnan por evitar que sienta, pero lo logra.

No puedo más. No puedo. Estamos abrazados y él me dice que me ama todo el tiempo, mientras me acaricia como si fuera algo precioso. Me decido. Me aparto suavemente, abro el cajón de mi mesa de noche y saco el paquete de cartas sin abrir y se lo entrego sin decirle una palabra.

Estupefacto, se queda mirando el paquete. Me mira, me abraza y rompe a llorar.
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  PatoBB el Miér Mar 14, 2012 1:38 am

A ver, queridos, a ver... de regalito de cumple aunque sea... alguno más que se anime a enviar relato? una semana de plazo todavía, vamos, a afilar lápices y recargar estilográficas.... ahh que lo escriben directamente en la computadora? entonces cuál es la excusa, válgame Dios???

avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  PatoBB el Miér Mar 21, 2012 12:12 am

11 horas más y se vence el plazo... vamos... no sean haraganes... (Lo cierro a las 00:00 hs ibéricas)

Nadie más? Nadie más? Miren que da juego el tema, eh?
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  PatoBB el Miér Mar 21, 2012 5:28 am

Ay, qué maravilla, en los últimos minutos válidos para enviar relatos...


NO HAY COLOR

Mi vida hasta ese momento había sido un cúmulo de aventuras y viajes, a veces sola y otras en compañía, según cuál fuese la estación del año y cómo soplaran los vientos.
Siempre luchando contra los elementos y los tiburones para terminar haciendo este último trayecto de la forma tan dramática que, desde pequeña, había escuchado contar a las más viejas del lugar, que fueron sobreviviendo en el último minuto gracias a golpes de suerte.
Aún así no me quejo. Reconozco que en aquellas últimas horas había sido tratada y preparada con mimo a la espera de un desconocido, de alguien que no sabía quién podría ser hasta que te vi. Entre una muchedumbre borrosa y alborotadora, te acercaste con pasos firmes y ojos soñadores. Tu boca presentaba unos labios carnosos que parecían estar hechos para acariciar mis lomos, y unos dientes perfectos para morderme hasta mi último estertor.
Sin dudar un solo instante supe que todo lo vivido y sufrido había merecido la pena, pues sabía que ya había llegado el momento en que me tomarías entre tus manos.
Por eso, mi amor, te dije “llévame contigo y no las mires siquiera, aunque te llamen sus colores y su precio”. No es cuestión de celos, es sólo que entre tantas doradas de piscifactoría y una lubina salvaje como yo no hay color.
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATO WARA - Marzo 2012 - LOS CELOS

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.