Mi vida según Martín -Sara Barrena

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mi vida según Martín -Sara Barrena

Mensaje  Sao11 el Miér Jun 27, 2012 4:15 am

Reseña Mi vida según Martín, Sara Barrena
Hace poco cayó en mis manos la vida de Violeta gracias a una recomendación que leí en algún lugar que no recuerdo ya. Pero aun así le doy gracias a quien escribió aquellas letras de las que bebí e hicieron apuntarme un título demasiado desconocido en una lista demasiado llena de libros.

Violeta recuerda su infancia en Pamplona, su viaje a París para ir a la universidad, las fiestas en su piso compartido, el día en que Luis le pidió que se casaran… Tampoco olvida a Barat, ese amor extraño, acogedor y sincero del que nunca se ha cansado. Todos estos recuerdos son los que han marcado la vida de Violeta, la muchacha miedosa e indecisa que siempre ha sido. Pero desde hace un tiempo en la geografía humana que compone su vida habita alguien más, alguien a quien no conoce pero sin quien ya no se imagina vivir…
Mi vida según Martín es una apasionada novela que nos muestra las contradicciones, los miedos, las dudas, las emociones y los pensamientos de una mujer, aún niña pero ya vieja, que ha hecho del amor el hilo conductor de su vida.

SIN SPOILERS

·La Trama·

Violeta reina de su reino. Violeta como la flor. Violeta como el color. Violeta que tiene arrugas en el corazón a las que más tarde se le sumarán las agujetas en los pulmones de tanto suspirar. Violeta que es anciana y es niña, que es triste y es alegre, que es vida y es muerte, que es sed y es agua que siempre es ni lo uno ni lo otro… pero siempre es y será Violeta reina de su reino.

La historia es ni más ni menos que la vida de Violeta desde sus inicios pasando por sus pensamientos más ocultos hasta su actual presente.

A veces pienso que mi vida ha sido como una sinfonía dividida en cuatro movimientos, y aunque no he muerto todavía, ya he alcanzado el final. Muchos instrumentos han sonado a la vez, de cuerda, metal y viento, y en ocasiones de percusión. Los acontecimientos se han seguido unos a otros como pentagramas en las páginas de la partitura. Las notas negras, que son las pulsaciones de la música y también de la vida, han superado en los allegros las ciento veinte por minuto. En otras ocasiones, como en el andante, no han superado las sesenta. Finalmente, tras elevarse hasta alcanzar su cumbre y envolverme el alma por completo, las notas se han extinguido, pero todavía en los días, meses o años que me queden […] su sensación perdurará.

Comenzamos por el principio, por esa Violeta hija del tapicero, esa Violeta huérfana de madre, esa Violeta que no encuentra las palabras. Después nos sumergimos en una Violeta un poco menos niña que ve como usurpan su trono, como una mexicana llamada Rita irrumpe en sus vidas cogida del brazo de su padre. Más tarde observamos a una Violeta estudiante, en sus años de instituto, con amigas, que hasta sale de fiesta pero que sigue sin encontrar esas palabras que tanto se le resisten y tanto desearía poder encontrar. Asistimos expectantes a sus años ya más adultos, con otra Violeta más serena, más mujer que se marcha de su querida Pamplona hacia un desconocido París en busca de lo que nunca ha encontrado: las palabras. Se marcha con unas cuantas arrugas en su ya cansado corazón a estudiar francés, a buscar palabras y a conocerse a si misma. El Sena se convertirá en su bálsamo, un profesor le enseñará que por muchas palabras que estudies hay cosas a las que jamás les podrás poner nombre, conocerá distintos tipos de amor y al fin y al cabo crecerá.

Me he entretenido pensando cuántos besos podrían darse en un solo día. Si calculáramos a un beso por segundo podríamos dar ochenta y seis mil cuatrocientos besos. Podría llenar de besos cada milímetro de piel del cuerpo de una persona antes de caer desfallecida, sin comer ni dormir.

En total, Martín me ha enviado doscientos noventa momentos de felicidad, gracias a unas palabras que podrían ordenarse de otros miles de millones de maneras. Pero el amor y el cariño nada tienen que ver con las matemáticas ni con la combinatoria. Mi encuentro con Martín, por ejemplo, desafió todas las leyes de la lógica […] pero el destino es rebelde e ilógico, mágico, anárquico, aparece donde quiere, vuelve las cosas del revés.

Todo narrado como si una íntima amiga nos lo explicará, narrando su vida actual – con 40 años – en un capítulo para al siguiente sumergirnos en su vida y después retomar los días actuales, para volver a adentrarnos un capítulo más tarde en sus recuerdos.

¿Por qué Mi vida según Martín? Es fácil. Ese Martín, el pescador del que solo conoce sus palabras en emails, es quien le hace pensar en todos esos días ya pasados pero no olvidados, ese Martín pescador, que estudia el mar, que estudia los peces, que siempre va dando tumbos de un lugar a otro es la nueva razón de su vida. Aunque quizás no sea su vida según Martín pero eso es algo que solo descubriréis adentrándoos en las páginas en las palabras de Violeta.








·


Última edición por Sao11 el Miér Jun 27, 2012 5:04 am, editado 1 vez
avatar
Sao11

Cantidad de envíos : 1373
Fecha de inscripción : 09/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.