Querencia

Ir abajo

Querencia

Mensaje  papapepe47 el Dom Abr 07, 2013 1:50 am

Fue premiado en un concurso local en Córdoba sobre el tema de la ciudad Patrimonio de la Humanidad.
Lo pongo en varios trozos para facilitar su lectura.
Más habla de la Córdoba que conocí que de la actual.
¡Cosas de la edad!


“Querencia”
“Por las calles de Córdoba, a menudo, me he metido la mano en el bolsillo para sacar la llave de mi casa en Damasco…” relataba Nizar Qabbani en el III Encuentro de Poetas andaluces de abril de 1987. Por hallarme separado de la calle donde nací por barrios, bloques urbanos y parques recuerdo las palabras que pronunciara –un año antes de fallecer- el poeta y diplomático sirio autor de “Me dijo la morena”, “Amada mía”, “Amor, sexo y revolución”,..
Al salir a la amplia avenida donde resido que desde el oeste afluye (por mencionar la realidad fluvial de nuestra ciudad) a otra más amplia…,
al aproximarme a los altos edificios públicos que acogen a diferentes administraciones estatales, autonómicas y locales y viviendas privadas…,
al pasear entre castaños de indias y algunos cedros sembrados sobre césped replantado una y otra vez…,
al observar los escaparates de comercios repetitivos y relucientes franquicias…,
al detenerme en un cruce ensanchado –rotulado como plaza- donde anclaron bancos forjados por máquinas…,
al pasear bordeando un estanque cuyas aguas parecen condenadas a fluir y escapar permanentemente del mismo…,
al percibir somnoliento lo sonidos estridentes de los vehículos de emergencias rompiendo el silencio de la noche…,
al entrar en iglesias radicadas en locales que pudieron ser concebidos para garajes, gimnasios o supermercados,…
rememoro los rincones, portillos y callejuelas empedradas serpenteando como meandros en el solar de donde la ciudad emergió…,
las casas con varias plantas de limitada  profundidad adosadas a la muralla supeditando su verticalidad al estado del muro defensivo y limitador de la urbe y de las colindantes..,
los naranjos plenos de agrios frutos de gruesa piel que conviven con el perfumado azahar anunciador de una nueva cosecha…,
los artesanos trabajando la olorosa madera, el fino y reluciente pan de oro, el duro y curtido cuero,…
el abierto recinto medieval que albergara  históricos festejos taurinos, recientes bullicios cotidianos agolpados sobre mercados de tenderetes y actuales espacios de hostelería…,
los claustro y compás –amo ese rincón con nombre propio: Jardín de los Plateros- del antiguo cenobio franciscano convertido en parroquia de la Ajerquía…,
las fuentes marmoleñas y de barrocos vientres con chorros cristalinos procedentes de nuestra cercana sierra,  el rumor oculto (como tu obra, admirado Pablo García Baena) del arroyo que, en las frías noches del invierno, percibía en su descenso hacia la Ribera…,
los monumentales templos fernandinos conservados aunando esfuerzos de entidades y organismos oficiales,…


Última edición por papapepe47 el Dom Mar 22, 2015 9:16 am, editado 3 veces
avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 286
Edad : 70
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Querencia

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Abr 07, 2013 3:47 am

Me ha gustado mucho papapepe47. Creo que no se le quedó ningún detalle en el momento de describir el lugar. Una excelente memoria fotográfica.
Gracias por compartirlo.

Algún día visitaré los patios de Córdoba.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 48
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Agradecimiento

Mensaje  papapepe47 el Mar Abr 09, 2013 3:07 am

Clarisa_42 escribió:Me ha gustado mucho papapepe47. Creo que no se le quedó ningún detalle en el momento de describir el lugar. Una excelente memoria fotográfica.
Gracias por compartirlo.

Algún día visitaré los patios de Córdoba.
Cuando quieras; en mi perfil está mi correo. No intentes en fines de semana de mayo.
Gracias y saludos
avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 286
Edad : 70
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalización

Mensaje  papapepe47 el Mar Abr 09, 2013 3:09 am

Quizá de no haber nacido en esa calle balconada, de no admirar desde ella las tres celebraciones que anunciaban otras tantas estaciones:
la Cabalgata de Reyes al invierno, la Semana Santa a la primavera y el solemne Corpus Christi al extenso estío…
(Aún continúan desfilando –en mí- los soldados disfrazados de servidores y pajes orientales, algunos con rostros embetunados, que seguían a carrozas con escenas bíblicas que partían de la parroquia cercana, tan húmeda,  tan próxima al río,… las filas de escasos nazarenos acompañando a unos sobrios –hoy dirían incompletos- pasos donde resaltaban sus protagonistas –Hijo y/o Madre- y no los figurantes que ahora se agolpan en ellos  y a la chiquillería -en el domingo en que finalizaban los días sacros-  arrastrando con cordeles latas vacías para “ahuyentar al demonio” tras el prolongado silencio impuesto gubernamentalmente desde el jueves…..,
los niños de primera comunión rodeando a la fulgurante custodia de Arfe pisando , con cuidado pero maculando sus blancos zapatos nuevos, la juncia y el romero extendidos por empleados municipales sobre el itinerario escoltados por militares recubiertos con cascos metálicos…
Y como en sueños acaece –creemos que irracionalmente e intentamos diferenciarlo, inútilmente, de nuestro pasado- aún paso ante mí recubierto con una humilde túnica blanca buscando, en aquel balcón familiar, a mis padres en él asomados. Y cuando se producen estas vivencias oníricas compruebo la inexactitud de lo que tantos años enseñé a mis alumnos: la distancia más corta entre dos puntos es… ¡el recuerdo!)

no hubiese amado tanto nuestras costumbres, tradiciones, efemérides, cabalgatas, romerías,… (No “eventos” que, a pesar de conocer su significado como acaecimiento, su cualidad me hace reflexionar sobre la provisionalidad de los trabajos)

Soy consciente de que la ciudad es un ser vivo que acoge a miles de otros seres orgánicos…
que, por ello, crece y que sus rasgos definidores –como nos ocurre, año tras año, desde la infancia hasta la senectud- van modificándose al paso de décadas y de centurias pero sin perderlos del todo,…
que sus costumbres aparecen, permanecen  y desaparecen igual que nuestros hábitos cotidianos…
que brotan en ella elementos (mencionaría algunos pero reservo mis observaciones ante las opiniones de personas más expertas en el tema) que pueden perjudicarla como a sus habitantes las imperfecciones, molestias y enfermedades…
pero tengo esperanza en aquellos que han escuchado – repetitivamente- expresar nuestro amor y preocupaciones por esta madre y nuestras ilusiones porque permanezca siendo admirada por sus hijos y foráneos. Creo que nuestros descendientes que no son ignorantes de su pasado ni desinteresados de su presente y sí esperan de su futuro.

Parafraseando, con toda humildad, a Nizar Qabbani "Al salir, por la ancha avenida donde habito, a menudo, me he buscado la pesada llave de mi casa de la calle de la Feria”

avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 286
Edad : 70
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Querencia

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.