Cartas sobre la mesa, presas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Wara el Lun Mar 31, 2008 12:13 am

Este era un hilo muy reciente en el otro foro (creo que del 24 de Marzo), y como nada más que contenía una carta que tengo guardada, sencillamente la copio a continuación. Aunque no recuerdo la introducción, me parece que venía a decir: ¿Y por qué no una epístola? Si os animáis, ya sabéis dónde depositar vuestras cartas sin temor a las demoras del correo.



Firmin,
Me niego a repetirte lo dicho y lo dejo por escrito: ¡Tanto esfuerzo en ser divino, y mira! ¡Me aburres, cretino!
¡Oh, sí, qué recuerdo tan lindo! ¿Cuánto me quieres?, susurraste y yo respondí –aunque era el champán el que hablaba por mí-: “Como el agua al delfín”. Te confundes, mi cielo, pero estoy loco por ti, dijiste, y nos echamos a reír como aquellos locos que creen en las historias con final feliz. Y empezamos bien, es cierto, pero a los dos meses era todo bien distinto… ¿No te advertí que cuanto para ti quisieras para mí yo querría lo mismo? ¿Cómo voy a ser aquella que a tus trajes se ceñía, la que comía en tus platos de diseño y se dormía a tu izquierda en una cama más ancha que la boca de un abismo? Di, ¿cómo podría ser la misma?
Y ahora me llamas y me dices: ¿Crees que podríamos quedar, charlar y tomar un café, aunque ya sabes que yo prefiero el te con su cucharadita de miel? No, pues ya lo decidí. ¡Hoy mismo me vuelvo a París!
Suplicarme que regrese no deja de ser un exceso. ¿No lo hablamos ya? Te he dejado tu colección de videos y mi reproductor. ¡No vuelvas a buscarme para lamentarte y decirme que, sin mí, en tu vida no hay humor! ¡Enciende el televisor!

NdeH.

Edito por enésima vez: Intentaba incluir una imagen y me doy por vencida.
Wara


Última edición por Wara el Lun Abr 07, 2008 12:19 pm, editado 7 veces
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Estimados Concha y Josefe

Mensaje  Wara el Sáb Abr 05, 2008 6:50 am

26 de Marzo de 2008

Estimados Concha y Josefe:

Queríamos reiterar nuestra gratitud por el trato dispensado a lo largo de los días que pasamos en su casa. No ignoramos la incomodidad que llevamos a sus vidas en esos días de por sí ya locos, con tantas cosas que atender todavía a última hora, pero el hecho de que lograran acomodarnos dignamente a las diez personas que desembarcamos en su hogar y aledaños habla de su buen hacer mejor que cualquiera de mis palabras de alabanza.

Reiterarles que, bien, no somos gente alegre, no vibramos al son de la música, nuestros huesos no se abandonan a sus acordes… Un pasito de baile nunca está de más, pero ya ven… la frase y la implícita invitación es tan inocente como la de aquel que dice que un vasito no hace daño a nadie. ¡Qué les voy a contar que no hayan visto ya! Quizá les hayamos confundido, pero lo de To no fue más que un filtreo ingenuo con la botella de ron, y lástima del debate con el Lord acerca de a quién correspondía el peñón, que, bueno… lucirá mucho, a su modo de ver, pero tan grande y fenómeno por nuestra tierra es una ordinariez… y ninguna novia que se precie con obsequio semejante se deja sorprender. Por supuesto, la Confeti es una chiquilla dotada con una gracia sin par, y cualquier cosa que se cuelgue, del dedo o de donde tercie, no le sentará mal.

Por descontado, los celos de Mon no tenían justificación, aunque cuando se trata de To, despliega su natural salvaje, la lengua se le desata y su cuerpo se retuerce con la fuerza de un ciclón… -Supongo que la puerta del salón ya habrá recuperado el habitual esplendor, y aunque romper muebles y enseres no es de buena educación, la factura que ustedes al pronto exhibieron fue una exageración-, y en cuanto al caballero, su ya yerno lord, confiamos que no habrá tenido más problemas con la Oficina de lo Exterior o Interior. Creo que en su momento lo aclaramos todo a satisfacción, y si ahora vuelvo sobre ello, no es sino por no pecar de parca en palabras, o tacaña, que es peor.

Queridos Concha y Josefa, los chicos crecen pronto, y alguna otra bodita caerá… Mi To y Mon son muchachos sanos y modernos, se aman con auténtica pasión y dicen –cuando la abuela les amenaza con la excomunión- que para ello no necesitan permiso ni perdón. Yo trato de animarles hablando de los preparativos, qué bonito todo, elegir un vestido, los regalos, el restaurante caro, las flores de balneario –son de invernadero, ¿verdad? ¡Qué mas dará!-, los amigos, la familia que viene de lejos y no conocemos… ¡Que los niños disfruten de su libertad! ¡Tal vez tengan razón y sin papeles les vaya mejor!

Dudo que se presente la ocasión en que podamos corresponderles como se merecen. ¡Espíritus tan exquisitos abandonados entre nuestras rutinarias deficiencias…! ¡Caramba! Habrían de traerse sus propios servicios personalizados de mesa, sus ropas de cama, sus artículos de aseo… Todo esto y aún más debería llenar y sobrecargar sus baúles y maletas, con simetría acomodados en la baquita de su reluciente automóvil de importación, ese donde Josefe se quejó de sentir el corazón jugando al pim-pom.

Pero no nos malinterpreten, por favor. Vengan, vengan cuando gusten. Estoy segura de que su Confeti en breve sabrá describirles con mejor detalle las especialidades de la comarca… Aquí cerca hay algunos hotelitos –Casas rurales, creo que les llaman ahora, pues parece que atrae a más gente y queda mejor- de auténtico lujo; sin duda colmarán sus aspiraciones de la atención que merezco yo… Pueden aprovechar las vacaciones de Semana Santa, pues aunque son menos días, el paso por La Garganta no estará bloqueado; que si vienen en verano,.. el sol hace entonces tanto daño que su cutis de porcelana no se salvará de lucir como una grana… Mi querida Concha, ¡qué alegría la de usted ¡Confeti acomodada con un lord inglés! Y digo yo, ¿cómo la llamará su familia de allí? ¿Mi-sis Confeti plis? Discúlpeme usted la broma, que para las cosas del humor soy peor que una sopa boba.

Me despido ya, y no releo lo escrito porque de seguro me he expresado fatal y acaso he hablado de más y aún mal. Besos, besos de tus primos, ¡tantos y cuantos besos! En la cara y en la frente, que decía el tío Vicente…

Rico, los niños y Fin.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Wara el Lun Abr 07, 2008 12:41 pm

Una carta de amor de Napoleón a Josefina fue subastada por la casa Christie's en el año 2007 por más de 400.000 euros:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Subastada/400000/euros/carta/amor/Napoleon/Josefina/elpepucul/20070704elpepucul_1/Tes
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Querida To

Mensaje  Wara el Jue Mayo 29, 2008 2:48 am

La escribí allá por abril pensando en Carlos, cuando Pi comenzó lo de la Pi_tonisa; él comprenderá.
Pero quiero que Edda también lo comparta. Gracias a los tres.



Querida To:
No sé decírtelo sino así: ¡te necesito aquí! ¡Soy tu madre y tienes que venir! Si te retrasas, si no vienes de seguro no me verás morir, mas si vivo, no estaré dentro de mí…

Ando como embrujada y tengo al pronto que escribir. No sabes, mi niña, cómo es, y tampoco yo sé si fue ayer o hace un mes cuando Pancha, Beatriz e Inés vinieron y me arrastraron sin discernir yo más de sus palabras que me estuviera quieta mientras alguien me mostraba las estrellas. Es un palacio de mancias, un manantial de adivinación y saber, sonreían tirándome de la manga las tres. Profesionales exquisitos y educados, espléndidos y encumbrados cada cual en su saber. ¡Vas a ver, vas a ver! Ya verás cómo encuentras alivio al ánimo que te tiene atormentada, coreaban a la vez.

¿Quieres ver que la forma de mostrarlas me dieron a elegir? Que si cartas, o las mancias, o algo llamado iching, que decía la muchacha como un suspiro, como un estornudo que no tuviera fin: ichiiiiiiiiiiinnnnnnnn. Las mancias son cosas muy raras que tal vez conozca Francia, pero aquí en España, vamos más rezagadas, me susurraba la Pancha, muy enterada.

A una orden seguimos las cuatro a un altivo Adonis maniquí, que nos explica deteniéndose y mostrando su perfil ante una especie de cuadro con palabras que llamó panel cual si dijera amén: “Aquí, en esta sala, el porvenir se adivina en función del tiempo, la nieve o las lluvias mil. En aquella de allí utilizan el cristal…”, y parece añadir mirándome sólo a mí, muy profundo, rotundo, mientras siento que sus ojos son ya mi mundo: “No te ofendas, Finola, ni lo tomes a mal, pero que viejita estás en ese reflejo que das”. ¡Con el panel había que darle en la sien sin que lo llegara a saber…!

En otra sala, la tres o la seis, no recuerdo bien, relinchaban caballos, volaban pájaros y halcones por si se presentara la ocasión de adivinar a gente con blasones… -creo que están en otra onda-. Más allá olía a buen café, pero ni preguntar osé; también de allí me marché. Cuando dudaban entre salas, hacían un popurrí de ambas, si derramas la sal del salero, te encierro en el granero… Números, sueños y presagios… Que si don Ramiro se cayó en el baño, doña Mercedes tiene que aguantarlo. ¿Y a mí, qué? Pues que para romper la cadena y que no me parta el rayo cuando al atardecer caiga el martes, tontina, ¡tengo que cansarme de correr! O si en el las nubes me parece ver que asoma un cabriolé, prepárate para recibir al bebé –ya sé, ya sé, es más increíble al revés-. Si el número de la casa es cuarenta, mejor ponerla en venta. ¡Pero ojo con la joven que traiga planos y libretas! A Federico le lanzará miradas que me arrancarán lágrimas y lágrimas y querré segarles la garganta y acaso otra cosa que no rima pero que tú muy bien imaginas…

En una sala en penumbra alguien no sólo me acogió sino que tomó mis manos como Rico no atina ni en el mejor de sus días, y aquellas eran extrañas, tan cálidas y grandes… Me las miró del derecho y del revés hasta ponerme nerviosa. Están un poquito mal conservadas iba yo a decir cuando las siguientes palabras oí: “Tiene opuestas las estrellas”, escupió la mujer-hombre en su frenesí. ¿Qué ocurre?, ¿qué ocurre?, pregunté intranquila. ¿Quiere un ovni aterrizar aquí? ¡O peor!, ¿me quieren a mí?

¿El monte de Mercurio regular? -mi To, búscalo, mujer, debajo del meñique, míralo bien-; mi elocuencia es destacada. ¿Monte de Apolo elevado? Uf, no soy ordenada y me quema la casa. “Te gustan los libros, los discos, las galerías de arte; tienes buen carácter y eres honrada… pero como ama de casa, no digas nada…” Y me callo, porque, es obvio, en algunos temas soy ignorante. Fíjate que pensé que esto de los montes se estudiaba en geografía, pero me explican que viene a ser una especie de cartografía… Todo está escrito en las manos y aunque las laves mil veces, palabrita, sus secretos ni se borran ni te engañan.

“Espíritus fieles, venid, que esta mujercita os requiere”, salmodia la del médium y yo razono muy presto: si la mujercita soy yo, donde estén es mejor que se queden, que no molesten. Se apaga la luz y entre sombras los visillos se inquietan y ululan que no hay manera… La voz de la maga resuena extraña en su garganta. Te agarras a la silla, gritas y tiemblas. ¡No es ella, no es ella! ¡Alguien se la lleva! La mesa gira ante tus ojos, o está ella quieta y eres tú quien se marea. ¡Sálvese quién pueda! ¡Horror, horror, si yo sólo estoy de mal humor!

Esto lo veo yo en la cuatro, en la sexta y en otras cadenas, y le doy al botoncito y mando todo a la m… -no es delicado decirlo, lo insinúo lo justo para que se entienda-. Pero en persona allí, niña bella, no sabes por dónde salir o si acaso puedes siquiera. Quizás el abono de derecho a todo obligue también a cumplir la tourné… ¡No sé, no sé!

Panchita, mi niña, qué grande es mi sed, resuello como puedo apoyada en la pared. Nos oyen y al pronto nos sirven un asco de té. ¿Esto es para beber? No tonta, se ríen Pancha e Inés, en los posos el destino tuyo vas a ver. ¿El mío, por qué? ¿Es que tan poquita cosa es? Mejor a Beatriz, que es más infeliz… ¡Se ríen las tres y yo me quiero morir!

Era una residencia de mancias donde al destino puedes esquivar con trampa, porque si uno conoce el devenir, y no es de gusto lo que vaya a ocurrir, no es malo darle esquinazo aunque sea a base de aceptar el sablazo. Porque esta es otra, mi To risueña, lo que cobran por decirte dos palabras y con tanta ceremonia que parece un mitín, una misa solemne o una audiencia de los reyes, donde por protocolo o querer estar a la altura, a todo te muestras conforme y todo juzgas fetén y qué requetebién.

Pero es que es mejor no resistirse y decir amén, que no me atreva a ponerme como un trece, que ellos saben que yo sé que es mal número, y se crecen. Y los males saben atraer para que caigan en mi frente…

Mi To, mi flor, mi motor, hazme caso y sé feliz, no te metas en cosas de esas en las que decimos no creer, que algo se despierta si hurgas y no acaba bien. Tu padre se enfurece después de tanto reír porque me oculto cuando lo veo venir -se disfraza ahora para hacerme sufrir con su forma de vestir-. Ni con besos ni abrazos hay forma de pasar el mal rato… y me advierte que si no me apaño me llevará a un lugar no lejano, muy sano, todo limpio y muy claro, donde la gente toda viste de blanco. Es un lugar solitario, donde a veces entras y el que te lleva tira la llave diciendo con guiño cruel en los labios: “Ahí te quedas, hermano”.

Mi To… ¡Tienes que venir! ¡Te juro que no les hablé de ti y nada harán para estropearte el porvenir! Mi To, mi motor, mi flor de loto… ¡Cuándo vienes me sabe a poco!

Tu mamá,
Fin Absurdo
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Anyone el Vie Mayo 30, 2008 4:33 am

Gracias Wara por compartir. Sí, es cierto, el destino está en tus manos, pero en lo que tú quieras hacer, porque no está escrito en ninguna parte. Aunque a mí me lo vieron Very Happy Very Happy Very Happy

Anyone

Cantidad de envíos : 3496
Fecha de inscripción : 18/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Wara el Vie Mayo 30, 2008 4:43 am

Por eso, que hablamos.
Un abrazo


.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Pi el Vie Mayo 30, 2008 6:32 am

Enhorabuena Wara,¡menudo texto!
No me resultó sencillo de leer y entender, creo que he entendido poco... Embarassed Pero me gusta como juegas con el lenguaje. Gracias a tí por compartirlo. flower
avatar
Pi

Cantidad de envíos : 2369
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 18/03/2008

Ver perfil de usuario http://www.3spum4.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Wara el Vie Mayo 30, 2008 6:44 am

Es como un ensayo de parodia de los métodos adivinatorios; para pasar el rato nada más, porque son cosas por las que alguna vez tuve algún que otro interés: leer la mano, echar las cartas, los números, etc. etc. Smile


.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Carta a una amiga

Mensaje  Carmen Neke el Miér Ago 06, 2008 2:14 am

.


Última edición por Neke66 el Lun Sep 28, 2009 11:41 pm, editado 1 vez
avatar
Carmen Neke

Cantidad de envíos : 17764
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Ver perfil de usuario http://actosdelectura.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Wara el Miér Ago 06, 2008 2:41 am

Ay, Carmen, de esa manera en que palabra alguna sirve para explicarlo, estoy contigo. I love you I love you I love you

Un abrazo,
Wara
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  nosequé el Vie Nov 21, 2008 9:00 am

No sé como empezar a contarte, que ya formas parte de mí. Todavía no te conocemos pero ya hablamos de ti. Tu madre está buscando un nombre. Yo ya lo sé, te llamaré Nena. Es un nombre fuerte como tú. Serás una mujer con carácter, tierna pero con decisión. Me preguntas que cómo lo sé, porque soy tu abuela y tengo una gran intuición. Con Miguel también supe que venía antes que su madre y que era un chico estupendo como ha resultado ser. Sois la continuación de mis sueños y de mis miedos, sois la historia que continúa, sois mis amores, sois mis besos que saben a algodón, sois mis desvelos que me hacen estar mas despierta, sois mis gritos y mis pausas, sois mis risas y mis lágrimas, sois todo.
Tu madre ya sueña contigo, ¿Será morena? ¿Será alta? ¿Ojos negros?, ¡que preocupación! Serás como seas. Te vamos a querer como seas, te daremos tantos besos y arrumacos que se pasarán las horas corriendo, tan deprisa que cuando nos queramos dar cuenta te estarás poniendo zapatos de tacón.¡¡Si!! el tiempo pasa muy deprisa. Me acuerdo cuando tu madre nació, era el bebé más bonito del mundo, pequeña, morena, calva, ¡si!, calva no tenía pelo y con mal carácter, que por cierto sigue igual, ¡¡bueno no!! Ahora tiene un pelo precioso.
Nena, no tendrás muchas cosas, pero si vas a tener muchos brazos para acunarte, para protegerte y también vas a tener muchos labios, para besarte para decirte que eres la niña más bonita del mundo y para leerte cuentos de princesas y de palacios y de lobos malos y para decirte que crezcas despacito que no tengas prisa, que queremos tenerte más tiempo en nuestro regazo, y jugar contigo “a serrín a serrán”, y “palmas, palmitas”. Volver a esperar de una carita, una sonrisa, la primera sonrisa. Es una de las experiencias más maravillosa. Hay otra, la primera vez que te dicen ¡mamá! Esa es, como podría explicar, es un nudo que se te hace en el alma y a mi todavía no se me ha ido.
También la palabra ¡abuela! Es muy grande, pero es diferente, es más tierna tiene otro sonido. La palabra, abuela cuando la oyes decirla a un pequeñajo es gloria en la tierra. Por eso Nena, te espero con gran alegría y el día que me digas ¡abuela! se habrá producido otro pequeño milagro.
Te esperamos para el 31 de diciembre, hará frío pero tendremos la casa caliente para recibirte como te mereces.

Un beso muy fuerte, preludio de todos los que te esperan.
Abuela


PD. Sabemos ahora que todo se ha duplicado por dos. Seguimos esperando.


Very Happy Very Happy Very Happy

Hoy día 9/12 hemos llegado
[img]http://img229.imageshack.us/img229/5189/dsci1181mu3.jpg[/img]


Última edición por nosequé el Mar Dic 23, 2008 12:34 am, editado 4 veces
avatar
nosequé

Cantidad de envíos : 651
Localización : La Tierra del Sueño
Fecha de inscripción : 19/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Wara el Vie Nov 21, 2008 10:58 am

Con brazos para acunarla, besos y besos que no se agotan, y palabras tan preciosas que sabrán transmitirles tantas cosas, tu Nena va a ser muy afortunada, pero eso ya lo sabes tú mejor que nadie. Felicidades.

El lunes he visto cómo una niña de poco más de un año, Inés, daba palmadas en la mejilla de su abuelo para llamar su atención y decirle: "abuelo, te quiero mucho". Impagable.

.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  nosequé el Sáb Nov 22, 2008 1:34 am

Sí, Wara esos besos son impagables
Gracias, un abrazo

Very Happy Very Happy Very Happy
avatar
nosequé

Cantidad de envíos : 651
Localización : La Tierra del Sueño
Fecha de inscripción : 19/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  nosequé el Sáb Nov 29, 2008 7:16 am

Querido, llevas casi toda la vida acompañándome. Eres tan yo, que me confundes. Siempre has estado en todos esos momentos importantes, nunca has dejado que sintiera la soledad. Has sido dulce, cálido, alegre, pasional, me has susurrado muy despacito las más bellas palabras de amor. Los instantes pequeños los has engrandecido y los grandes han sido explosiones de luz y sentimientos. Hemos viajado juntos, de la mano, muchas veces fundidos en un abrazo. Ha habido momentos, tal vez más alejados pero en mi pensamiento siempre estabas. Cuando entro a casa, lo primero es buscarte con la mirada, siempre te encuentro. Es verdad que alguna vez ha sido más complicado de entender lo que me querías transmitir, pero al final casi siempre ha sido una delicia el pequeño esfuerzo que he tenido que realizar para poder llegar a esa palabra que tantas veces me repetías.
¡Termina, llega hasta el último punto!
No sé el tiempo que nos quedara, sobre todo a mí, tú eres para siempre.
Recuerdo el primer día, jamás lo podré olvidar fue inolvidable. Creo que fue el momento de mi renacer, de mi dicha y también de mis miedos.
Toda una vida juntos, no me arrepiento de ningún instante, auque debo reconocer que alguno no me ha sido grato, pero ha habido tantos y tan buenos....
Con todo y por todo, esta es una pequeña declaración de amor.......¡querido libro!

Very Happy Very Happy Very Happy
avatar
nosequé

Cantidad de envíos : 651
Localización : La Tierra del Sueño
Fecha de inscripción : 19/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Madison el Sáb Nov 29, 2008 7:19 am

jo!!!! estas cartas tan chulas las podriai Evil or Very Mad Very Happy s poner en mi blog también no?
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  nosequé el Sáb Nov 29, 2008 7:31 am

Madi, no sé como y además creo no estar a la altura. Aunque estoy aprendiendo mucho y eso os lo debo a todos vosotros.

Very Happy Very Happy Very Happy
avatar
nosequé

Cantidad de envíos : 651
Localización : La Tierra del Sueño
Fecha de inscripción : 19/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Mala el Vie Abr 17, 2009 10:37 pm

Querido WC,

sabes que estoy de viaje, y al moverme de sitios a lados, mi organismo se demora, el tránsito se obstruye, y sin desearlo, siempre regreso a ti, con la sentina henchida de nutrientes cosmopolitas y una mezcolanza entre dolor y refugio.
Al regresar deseo que no te siente mal que me siente bien fuerte alrededor de tu circunferencia lacada, y emita berridos originadores, y blasfeme en lenguas muertas, mirando en el espejo mi demacrada mímica evacuadora.
No te sientas aludido, ni des por sentado que me caes mal, porque escombre en tus entrañas diversos filamentos hediondos, y por esta vez, colapse tus fondillos con este quejumbroso comportamiento mío.
Espero, a veces percato tu mala fe, que no me salpiques con el primer despeñamiento, porque si no me veré forzado a no pulsar la cascada de aguas interiores que arrastren los remanentes. De verdad que quiero quedarme en paz.
Con urgencia, hasta pronto.

Firmado: KGón.
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cartas sobre la mesa, presas.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.