"DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Lun Sep 01, 2008 1:48 am

El último libro de Enrique Vila-Matas, "Dietario voluble", saldrá a la venta el próximo jueves día 4 de septiembre.

Claro está que no lo he leído, pero lo voy a hacer el mismo jueves.

Hay gente que sí lo ha leído, y es que al parecer ha sido ya editado en México, país éste que tiene un papel importante en el libro (según creo haber entendido). Todas las críticas que he encontrado en la red son positivas, muy positivas.

Más, a partir del jueves.
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Lun Sep 01, 2008 1:49 am

Dejo algunos textos que he encontrado (y sus links):

El nuevo libro de Enrique Vila-Matas es probablemente uno de los mejores dietarios que he leído nunca: Dietario voluble (Anagrama, 2008. 278 páginas. Sale a la calle en septiembre). Que he leído, que releo estos días, en la cama, en el bus, en el café mientras espero. O por lo menos es uno de los que más me satisface: todo el rato me sugiere cosas que me gustan, cosas que sueño, cosas que querría saber hacer. Todo el rato me invita a escribir. Está lleno de ideas, de momentos felices e inquietantes, de incitaciones en cada página. Es un libro lleno de relámpagos sobre la enfermedad de la escritura, sobre la adicción a la lectura. Es un libro sobre los libros y los escritores, de nuevo, con una maestría ya clásica en Vila-Matas y a la vez nueva, como más libre e irónica. Y es un libro sobre cómo alguien, aquí o allá, en un hotel de Sofía, en un paseo o en su propia habitación, se transforma en un animal literario. O un animal a secas, soñado más o menos por Kafka.



Leo, por ejemplo:

-Si estoy a solas en casa y entra una solitaria y banal mosca, me acuerdo inmediatamente de Kafka cuando en un relato decía que su quinto hijo era tan insignificante que uno se sentía literalmente en su compañía.



Leo algo más atrás, sobre ese personaje fascinante llamado Sophie Calle, la fotógrafa:

-¿Y Sophie Calle? He aceptado su propuesta de escribirle una historia que ella luego tratará de vivir. Se lo he prometido en el Café de Flore. Y unas horas más tarde he vuelto a prometérselo, esta vez mentalmente, en medio de esa maravillosa oficina de Correos que hay en la rua Littré, esquina rue de Rennes: oficina de relajada atmósfera, potente calefacción, cordialidad, y hoy, encima, con Billie Holliday de portentosa música ambiental. Digan lo que digan Francia es fantástica.

[Creo que esta es la anécdota real o fictica que da lugar a uno de los mejores cuentos de Exploradores del abismo de Enrique, publicado en Anagrama el pasado año.]



Por cierto, algunas páginas más adelante, Enrique escribe:

-Ayer Sophie Calle me envió su libro Prenez soin de vous (Cuídate). Cuando vi que también podía traducirse por Que Dios te ampare, sentí cierto escalofrío. ¿Se estaría sutilmente despidiendo de mí?



[Durante algunos años, Enrique y yo hablábamos una vez al mes y nos escribíamos mucho. Siempre le despedía igual: Cuídate. Cuídate mucho.]



Y leo más adelante esto que ya he leído en otra parte, porque muchos de estos textos han aparecido en prensa:

-Tengo una táctica ante cualquier enemigo que pueda surgirme: cuando ataca, no me doy por enterado, practico la indiferencia, y pueden pasar años; no complazco al adversario respondiéndole y haciéndole propaganda, dejo que siga roído por la envidia, que siga en su ciénaga aspirando a ocupar mi lugar, ese estrado inalcanzable.

Cuando el enemigo se retira, le persigo. Cuando está fatigado o veo que el imbécil ya olvidó sus pullas, ataco. Despiadadamente.



Y cierro esta nota, porque tengo que escribir para el periódico, con esta nota curiosa, que tiene algo de juego de espejos. Algunas cosas que dice sobre Gracq y su libro también podría ser una buena definición de ese escritor que tiende a volverse infinito, o por lo menos muy frondoso, que es Enrique Vila-Matas:

-Leyendo escribiendo, de Julián Gracq, es sin duda uno de mis libros favoritos. La escritura se origina en la lectura, se escribe porque otros antes que nosotros han escrito y se lee porque otros antes que nosotros han leído.

Leyendo escribiendo es el libro de un lector que escribe. Gracq es, por este orden, lector, escritor y crítico: “Lo que muy a menudo es ajeno a un crítico, pero está casi siempre muy presente en el autor: la noción de gasto vital implícito en una obra, y su evaluación”.



Y unos centímetros más arriba, encuentro esta declaración:

-Busco el recogimiento, porque suele ser más interesante la literatura que la vida. No sé si es paradójico, pero me gusta muchísimo la vida porque, digan lo que digan, se parece a una gran novela.



Hace algún tiempo publiqué aquí un par de fotos de Enrique Vila-Matas firmadas por el inquietante Olivier Roller; mi hijo Jorge, como si fuera un futbolista, añadiría: “Tiene mucha calidad”. La foto en la que Enrique sale de espaldas, hundiendo la mano en el pantalón es la que se ha utilizado de portada. Sin embargo, Daniel Mordzinski firma el retrato de solapa, donde Enrique, con abrigo, gafas oscuras y el pelo perlado, parece uno de esos elegantes espías de café que tanto abundan en esas páginas.



http://antoncastro.blogia.com/2008/072504-enrique-vila-matas-notas-de-un-dietario-voluble-.php
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Lun Sep 01, 2008 1:51 am

Y este otro, cuyo link es: http://militeraturas.ning.com/profiles/blog/show?id=1759036%3ABlogPost%3A85237


Por otra parte, en el Dietario se desarrolla al principio la idea de que me he retirado y encontrado un narrador al que le pago para escribir; por eso elegí para la portada la fotografía en la que estoy de espaldas, para decir que soy y no soy. En el Dietario estoy y no estoy. (Vila-Matas)

Enrique Vila-Matas, Dietario voluble (Barcelona: Anagrama, 2008)

“Cuando uno lleva muchos años ya en el mundo, comienza a preguntarse si la experiencia de tanto tiempo le ha servido realmente de algo y si ha aprendido cualquier cosa que pueda resultar útil para sus hijos, discípulos, amigos. Como no tengo hijos ni discípulos, me concentro en los amigos. Los reúno mentalmente en un cuarto en tinieblas, como si estuviéramos en una reunión de espiritismo. Se crea cierta expectación ante lo que pueda ahora decirles. Agoto todas las posibilidades de no tener que hablar, porque en realidad tener que transmitir algo a la posteridad es un problema, un grandísimo problema y un coñazo. Pero finalmente me obligan y digo: -Los que mejor han hablado de la muerte han muerto” (Vila-Matas)

Qué goce leer Dietario voluble, es de los libros de Vila-Matas que más he disfrutado. Es como estar al lado del escritor y conversar con él o caminar juntos por la plaza de Saint-Sulpice y sentarnos en el café "donde Georges Perec espiaba horas y horas lo que allí podía verse" y, de pronto, decidir viajar a la "ramplona ciudad de Sofía" y regresar al otro día a un Madrid nevado o amanecer en la Plaza del Comercio de Lisboa o escuchar, en el café del Tromostovje, que el poeta Alex Steger, le cuenta que:

Era de noche y había neblina. Y James Joyce iba en ferrocarril hacia Trieste. Creyendo que había llegado a su destino, descendió por error en Liubliana. James Joyce viajaba con toda su familia hacia su nuevo trabajo en Trieste y, como no disponía de dinero para pasar la noche en un hotel de Liubliana, se quedó ahí en la Estación Central aguardando a que pasara el tren del día siguiente.

Y así, de suceso en suceso extraordinario nos vamos adentrando en las obras y las vidas literarias de muchos escritores narrados a través de la voz y la inteligencia de Vila-Matas. Pero, además, también penetramos en la intimidad del escritor catalán: en sus sensaciones, en sus recuerdos, en sus vivencias, en sus sentimientos, en lo que le gusta y le indigna, admira y rechaza, en su amor por la escritura, la literatura, la pintura, el arte, en sus miedos:

1. En unas instrucciones de Julio Cortázar para tener miedo, doy con un párrafo que habla de un pueblo de Escocia donde venden libros con una página en blanco perdida en algún lugar del volumen. "Si un lector desemboca en esa página al dar las tres de la tarde, muere".

2. El miedo a los aeropuertos comienza mucho antes de llegar al control policíaco, en realidad empieza ya en el momento mismo en que nos despertamos y ponemos un pie en el suelo. Se ha agravado tanto la distancia entre Estado e individuo, entre singularidad y colectividad, que vivimos en una permanente situación de terror que, por si acaso aún fuera preciso, la televisión y todos los medios ligados al poder, cómplices perfectos de ese estado de pánico general, se encargan de recordárnoslo a todas horas. Por eso, despertarse en algún lugar de Occidente significa actualmente hacerlo en el centro mismo del círculo del terror. Si para colmo ese día tenemos que ir al aeropuerto, el asunto se agrava. Aunque parezca chocante, en los países árabes se puede vivir con más sosiego que en nuestros pueblos y ciudades, aunque eso no va a decirlo nunca la televisión, tan obligada como está a difundir sistemáticamente el pánico. Es más, sospecho que llegará un día en que tendremos tics aéreos y, por ejemplo, nunca nos quitaremos el cinturón de seguridad en casa para ver la televisión: llevaremos una repugnante vida de avión en nuestros hogares. Y es que los embrutecidos aeropuertos de hoy sólo son un anuncio del pavoroso futuro que nos espera.

Lo que continúa diciendo de los aeropuertos, y de taxis que llevan a éstos, es fenomenal y totalmente cierto. Al acabar sobre el tema, con la frase “los embrutecidos aeropuertos” e inmediatamente de un espacio en blanco, habla de algo que me incluye dentro de los “tarugos”, aunque nunca lo dije sí lo cavilé; sin burla, solo pensé que era exagerado las más de mil entradas que existen en el diario de Bioy Casares, donde puede leerse “Come Borges en casa”. Pero miren lo que apunta Vila-Matas:

Como dice Juan Villoro, son difíciles de encontrar, a excepción de Lennon y McCartney o de Laurel y Hardy, asociaciones artísticas del siglo pasado tan fecundas como los escritores y Bioy Casares, y en todo caso imposible dar con una asociación más duradera. Toda clase de detalles domésticos y literarios se encuentran en el Borges de Bioy, uno de los más simpares libros biográficos de la literatura en español (…) No han faltado tarugos hispánicos que se han burlado del voluminoso libro-diario de Bioy porque en él hay más de mil entradas donde puede leerse “Come Borges en casa”. A mí no me llama la atención esa frase insistente, sino el hecho lateral de que Silvina Ocampo, la mujer de Bioy, insistiera en inventar cada día ante su marido una excusa nueva para evitar que Borges fuera a comer a su casa. Esa actitud de Silvina me lleva a pensar en todos cuantos hoy en día darían cualquier cosa por tener a Borges invitado a cenar. Es curioso observar cómo ese lujo de sentar a un genio a tu mesa era diariamente despreciado por la mujer de Bioy, lo que demuestra lo aleatorio de los criterios y ansias humanas, pues muchas veces lo que uno desea tanto y no consigue, a otro no le interesa nada y sin embargo lo logra, del mismo modo que alguien de pronto es asaltado por el dolor mientras nosotros abrimos una puerta o caminamos por el campo tranquilamente…

¿Será que lo doméstico –ese veneno que acabaron las pasiones y que también llamamos cotidianidad- lo arruina todo? ¿Será que ver de cerca de los genios les hace perder interés y los desmitifica? (…) ¿Era Borges un ser algo pelmazo para Silvina? ¿Es el genio, como insisten algunos, una persona insoportablemente normal en la vida cotidiana? ¿Se puede ser genio todo el rato?

¡Qué razón tiene!

Llegamos a la Plaza Sordello y de ahí lo acompañamos a Barcelona, al festival Fet a Méxic, él escribió en el nombre de México: “En realidad escribo en el nombre de México desde hace dos décadas, desde que por primera vez vi ese país arrebatador, fascinante. (…) México me fascina porque, en su paraíso perdido de las máscaras, me encuentro a la deriva y paradójicamente en casa. Entonces me digo que soy de Veracruz. Llevo a México en el corazón y más que lo voy a llevar”. Y de México viajamos a París, después a Roma, donde somos testigos de su encuentro con Claudio Magris (que hace menos de veinticuatro horas había estado con su hijo mayor en un bosque finlandés buscando setas) y la anécdota del abrigo, cuando Magris de pronto recuerda “cuando en el invierno del año pasado en Madrid confundió mi abrigo con el suyo. Le digo que desde aquel día llevo con especial orgullo mi abrigo y a quien quiera oírlo le digo: “Me llamo Magris como todo el mundo”. Sonríe, tal vez desconcertado”.

Termina ese 2007 que le deja a Vila-Matas, una sensación de desagrado. "En París, creo estar en un lugar apropiado pra darle el portazo que se merece, dejarlo ahí sin un adiós, despedirlo a la francesa. O, mejor dicho, a la inglesa. Filer á l'anglaise. No se merece nada mejor este año":

Nada me parece más plúmbeo como los domingos y como las despedidas de fin de año. Tienen la mala sombra de recordarnos el paso inexorable de los días a pesar de que el Tiempo no sabe que pasa el tiempo. En los domingos, por ejemplo, hasta respirar se convierte en un lamento. Y es que en los domingos uno siente que han dejado de existir las relaciones entre las personas y las actividades de cualquier tipo. En los domingos padecemos el tiempo y es como si todos contuviéramos el aliento y probáramos a ver cómo será el más allá. Los domingos son una enfermedad no visible, como un mal interior, una enfermedad moral. Los domingos son espantosos. Pero aún hay algo peor: las celebraciones de fin de año. Nos recuerdan, al igual que los domingos, que ha pasado una semana más, en este caso, un año. Nos recuerdan el paso del tiempo y, encima, tenemos que festejarlo.

Dietario voluble es un libro que atrapa. Su lectura la podemos empezar a la mitad, desde el inicio (lo más recomendable) o al final, los años 2005, 2006, 2007, 2008 componen su índice. Pero no sólo se goza su lectura, también se aprende mucho: sobre el arte de escribir, sobre la escritura y la lectura, es toda una geografía literaria, teórica, gramática, antológica, especialmente humana. Me queda mucho por decir de este libro, es inagotable. Vila-Matas se siente cerca, muy cerca, al irlo leyendo nos sentimos en ese cuarto en tinieblas, como si estuviéramos en una reunión de espiritismo.
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Robertob el Lun Sep 01, 2008 6:35 am

¡Habrá que estar atentos! ¡Gracías, Nathan!
avatar
Robertob

Cantidad de envíos : 1438
Localización : En paréntesis
Fecha de inscripción : 03/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Madison el Lun Sep 01, 2008 9:58 pm

Impaciente estoy, mañana sale a la venta el de Paul Auster Very Happy
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Mar Sep 02, 2008 3:59 am

Madison escribió:Impaciente estoy, mañana sale a la venta el de Paul Auster Very Happy

Huy, a ver qué tal. En el Babelia no lo ponían tan mal. Y en la crítica de este mes de la revista Qué leer..., bueno, lo ponen como "regular"... Le han puesto dos tinteros: un bien.

Sospecho que no va a ser tan malo como "Viajes por el scriptorium", pero tampoco tan bueno como nos gustaría...
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Madison el Mar Sep 02, 2008 6:24 am

Jorrrrr que rabia, si es así será el último que lea de él Sad

ostras este mes hay novedades buenísimas..creo cyclops
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Vie Sep 05, 2008 4:05 am

Ya lo tengo.
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Madison el Vie Sep 05, 2008 6:32 am

Yo no, ayer pregunté, pero no les había llegado y hoy no he podido acercame, mañana lo haré Cool
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Vie Sep 05, 2008 6:52 am

La foto de la portada es muy chula.

No sé quién será el encargado de elegir las fotos de las portadas de Anagrama de los libros de Vila-Matas, pero todas son muy buenas, todas fotos en blanco y negro: Biarritz en "Suicidios ejemplares", la de "Doctor Pasavento": Emmanuel Bove y su hija Nora, en los jardines de Luxemburgo, en 1924 (¿tal vez la eligió el propio Enrique, ya que en la novela se habla, entre otros, de este hombre, Emmanuel Bove?), los campesinos en "Bartleby y compañía", etc.

También me gusta mucho la foto de la portada de "El gaucho insufrible", de Bolaño.

Y en Anagrama, han editado algunos libros con portadas de Edward Hooper, uno de los pintores que más me gustan.
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Madison el Dom Sep 07, 2008 6:09 am

En mi libreria todavía no tienen el libro, he ido hoy y nada Sad

De todos modos y por lo que he leido voy a reconocer la tira de cosas porque por lo visto es una especie de recopilación de los artículos que ha escrito en el Pais, no se si estos artículos son solo para Catalunya.
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Dom Sep 07, 2008 7:21 am

Madison escribió:En mi libreria todavía no tienen el libro, he ido hoy y nada Sad

De todos modos y por lo que he leido voy a reconocer la tira de cosas porque por lo visto es una especie de recopilación de los artículos que ha escrito en el Pais, no se si estos artículos son solo para Catalunya.

Sí, son los artículos que publica Vila-Matas en la edición catalana de El País. Yo sólo había leído alguno que otro (en internet).

Pero también hay textos inéditos.

Vila-Matas, según cuenta en un momento de "Dietario voluble", lleva desde los 14 años un "dietario", que no es exactamente un diario íntimo, sino un "diario" de impresiones sobre sus lecturas, películas, discos, conversaciones, etc.

He apuntado unos cuantos libros que me han entrado ganas de leer. También, algunas películas, como "Pulse", una cinta japonesa de la que no había oído hablar.

Los escritores que más aparecen en sus "notas", son: Claudio Magris, Kafka, Walser, Julien Gracq...

A la espera de su próxima novela... (De la que dijo en Página 2, que estaría situada en un país que no quería decir: ¿México?)

Madi: es un libro que te va a recordar a "Diario de lecturas", de Alberto Manguel.
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Dom Sep 07, 2008 7:24 am

Se me olvidaba:

Hay que ver cuánto viaja el tío...
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Madison el Lun Sep 08, 2008 5:24 am

Y que lo digas Nathan y que lo digas, eso mismo he pensado yo.
Hoy en su artículo de El Pais hay un párrafo del libro, ostras cómo me va a gustar, se nota que es genial Very Happy
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Lun Sep 08, 2008 6:15 am

El libro es una gozada.

Hoy, en la feria del libro de segunda mano de mi ciudad, me he comprado uno de los libros que comenta Vila-Matas en el dietario: "Los hermosos años del castigo", de Fleur Jaeggy. Sólo me ha costado 5 euros y está totalmente nuevo!
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Vie Sep 19, 2008 5:30 am

La lectura de "Dietario voluble" me lleva a otro dietario, el de Pere Gimferrer: "Dietario", en Seix Barral.

Esta semana me he leído por segunda vez "París no se acaba nunca"..., y sé que, dentro de algún tiempo, volveré otra vez a él.
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Sáb Sep 20, 2008 3:59 am

El lunes cogí en la biblioteca "Café con Shandy", un dvd documental que se incluye con el libro "Vila-Matas portátil. Un escritor ante la crítica", publicado por Candaya.

En "Café con Shandy", Vila-Matas y Juan Villoro mantienen una conversación acerca de la obra y el modo de ver la literatura del primero, en torno a una mesa en un café. También se ve a Vila-Matas paseando por la ciudad y su despacho-biblioteca en su casa de la Travesía del Mal (¿Travesera del Dalt, se dice así?).
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Lun Sep 22, 2008 11:00 pm

Vila-Matas frente a la tumba de Herman Melville:

avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

VILA-MATAS TIENE PÁGINA WEB

Mensaje  Nathan Z. el Sáb Oct 04, 2008 12:47 am

avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Robertob el Sáb Oct 04, 2008 2:13 am

Travessera de Dalt, Nathan.
avatar
Robertob

Cantidad de envíos : 1438
Localización : En paréntesis
Fecha de inscripción : 03/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Madison el Dom Oct 12, 2008 5:30 am

ES genial, y ya estoy buscando información de algún autor que hasta ahora desconozco.
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Lun Dic 08, 2008 3:36 am

La columna de hoy de Vila-Matas en El País, edición Cataluña. Muy, muy interesante: Vila-Matas personaje de la última novela de Auster y, también, de la última del, más que misterioso -y extraño-, Antoni Casas Ros:

- Al recibir una carta de Alberto Manguel desde su casa del norte de Francia, siento que en mi respuesta tendría que hacer alguna referencia a cómo me ha sentado verme convertido en personaje de ficción del inquietante thriller literario Todos los hombres son mentirosos, su elogiada última novela. Vencida la tentación inicial de mentirle y decirle que me he instalado también en el norte de Francia, en Saint-Nazaire, frente a la antigua base de submarinos nazi, me pongo finalmente a escribirle con el ánimo encogido y el lógico complejo de inferioridad que puede tener un personaje que se dirige a su autor. En un primer momento, hago como que llevo muy bien el asunto de ser héroe casual de ficciones y le explico que precisamente acabo de aceptar con naturalidad mi discreto papel en Pacífico, la magnífica novela de José Antonio Garriga Vela (uno de los libros del año), y que llevo también muy bien la odisea de ser personaje de la próxima novela (ya acabada) de Paul Auster y también la de ser personaje de la nueva novela (también ya acabada) del misterioso Casas Ros.

No es tarea ingrata y, además, me voy acostumbrando, le digo, a ser personaje de ficción en libros de amigos y de desconocidos. Pero nada más terminar esta frase, estoy a punto de romper a llorar. No, no llevo bien mi existencia de ficción en esos libros, como tampoco mi existencia de ficción en la vida. Para no llorar, me dedico a explicarle que quizá he leído demasiado a Vilém Vok y a Garriga Vela, pero tengo para mí que el mundo es un escenario en el que todos actuamos; algunos, cuando se dan cuenta, siguen interpretando como si no pasara nada; otros, perturbados por haber descubierto que están participando en una mascarada, tratan de irse del escenario y de la obra, y se equivocan. Porque fuera del teatro no hay nada. El espectáculo, al igual que el teatro kafkiano de Oklahoma, es, por así decirlo, el único que hay en la cartelera. Así las cosas, le digo, creo que bastante tengo con ser un personaje de ficción en el teatro de la vida para encima tener ahora que caer en la redundancia de serlo también en las novelas de amigos y de desconocidos.

Me interrumpo. No puedo seguir montándole tanto teatro a mi autor, y me pregunto si no será mejor una carta elegante, decir que estoy encantado y que, después de todo, me tengo bien merecido ser tratado como personaje de ficción cuando he tratado a tantos escritores de la misma forma. Y entonces sí, ya no resisto más y rompo de verdad en llanto, me apiado a fondo de mi doble condición de personaje de ficción, mientras se oyen a lo lejos las voces del televisor, vociferantes e indiscretas: una retransmisión teatral.

2

- Decido reiniciar la carta, pero busco sentirme menos dramático y para ello me planteo desprenderme de mi conciencia. Me acuerdo de unas palabras de Joan Mitchell: "Quiero estar disponible para mí misma. En cuanto cobro conciencia de mí, dejo de pintar". Voy escribiéndole a Manguel sin acordarme ya de ser su personaje y enseguida me distraigo pensando en la propia Joan Mitchell, sobre la que él escribió precisamente un bellísimo ensayo, La imagen como ausencia. Y dejo de distraerme cuando me pregunto si ese título no se referirá a lo que me ocurre cuando me veo como personaje de ficción en una novela y cuanta más imagen noto que voy adquiriendo en sus páginas, más percibo al mismo tiempo la realidad intangible de mi profunda ausencia.

Reacciono a tiempo y vuelvo a perder la conciencia y, de nuevo, a expresarme con una disponibilidad inédita, que me permite por fin escribirle a mi autor con un olvido completo de mi doble condición de triste figura ficticia. Le escribo de repente muy liberado, como si mi carta estuviera hecha a base de los brochazos que Joan Mitchell se permitía cuando encaraba un cuadro donde, como ella misma luego decía, no pasaba nada, no se representaba nada. "Lo que los espectadores recibimos al mirar el cuadro no es un relato, sino algo al borde del movimiento, la promesa de una presencia identificable que jamás habrá de cumplirse", escribió Manguel acerca de cierta atmósfera de ausencia en el gigantesco cuadro Dos pianos, de Joan Mitchell.

Ahora sé que mi autor recibirá la carta de alguien y nadie, la carta sin sentido de alguien que es nadie y a la inversa y le cuenta que se niega a explicar el sentido de su epístola y que encima especula en torno a su condición de personaje de ficción y le dice, como si todo perteneciera al pasado: "No sabía cómo llevar esa frenética nueva actividad. Sólo algo estaba claro. Hasta entonces había tenido suerte con los exquisitos Alberto Manguel, Paul Auster y compañía, pero podían estar por llegar escritores que me parecieran unos indeseables. Y, por terrible que me pareciera, no me sería permitido elegir ser personaje sólo de unos y no de todos. De modo que, viendo lo que se avecinaba, decidí llevar una vida más discreta, ausentarme más todavía, y finalmente hacer mutis por el foro".

Y nunca mejor dicho, porque si la vida la pasamos en un escenario, la imposible salida está en el foro. Nuevo mutis. Le he enviado la carta a Manguel con la tristeza de un prisionero del escenario y el deseo de que piense que, como él bien sabe, cuando se confirma que la imagen es ausencia, nuestra única respuesta ante el absurdo es una oración de gracias por el arte, por aquello que aún nos permite, con nuestros limitados sentidos, una multitud razonable de lecturas en busca del improbable esclarecimiento del teatro.

avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Nathan Z. el Vie Mar 06, 2009 11:30 pm

Oh, no. "El viaje vertical" al cine:

A pesar de la mala experiencia de José Saramago, y a pesar del extenso artículo-advertencia de Salman Rushdie sobre el desastre de las adaptaciones literarias al cine, Enrique Vila Matas no se amilana y ha permitido que se adapte una novela suya al formato cinematográfico (más propiamente un telefilme) por primera vez. Se trata de la novela El viaje vertical, llevada al cine por Ona Planas, y que se presentará en el Festival de Las Palmas de Gran Canaria:
El septuagenario empresario, católico y nacionalista Federico Mayol ve hundirse su mundo barcelonés del Eixample cuando su mujer le pide que se vaya de casa el mismo día en que cumplen 50 años de casados. En ese momento se inicia un viaje iniciático, sin meta y sin retorno, que le lleva por diferentes ciudades, y que le permiten conocerse a sí mismo y darse cuenta de que es posible volver a empezar cuando todo parecía perdido. La directora Ona Planas, forjada en la publicidad y el cortometraje, debuta en el largometraje llevando a la pantalla, por primera vez, el mundo del escritor. La película, homónima al libro de Vila-Matas, cuenta con Fermí Reixach y Jeannine Mestre en los papeles principales. Rodada en Barcelona, Sevilla, Cádiz y Mallorca, está producida por Mallerich Films, Miramar Producción y Jaleo Film, y cuenta con la participación de las televisiones autonómicas de Cataluña, Baleares y Andalucía. La tv-movie ha sido seleccionada para participar en la selección oficial del Festival de cine de Las Palmas de Gran Canaria.
avatar
Nathan Z.

Cantidad de envíos : 4361
Fecha de inscripción : 30/05/2008

Ver perfil de usuario http://lasoledadenagosto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "DIETARIO VOLUBLE"; Enrique Vila-Matas

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.