El Billete de 20€

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  PatoBB el Dom Mar 04, 2012 7:45 am

Iba Higinio caminando por las calles todavía encharcadas, rumbo a un cafetín de mala muerte, donde lo esperaba Arturo, el amigo casi poeta. Arturo era de esos raros especímenes de hombre de edad indefinida, que vivía como podía. A veces ayudaba a Higinio en su oficio de ciruja (que así se les dice a los traperos en otras partes del mundo) y eso le daba suficiente como para satisfacer sus necesidades básicas por un par de días.
Al llegar al cafetín, Arturo lo vio entrar y alzó el brazo en ademán de llamado de atención. Se sonrió, dejando ver que le faltaban algunas piezas dentales, y las que quedaban tenían manchas de alquitrán de los cigarrillos, de café fuerte lleno de borra, y de agua excesivamente fluorada.
- ¿Encontraste algo?
- Una gorra en bastante buen uso, pero lo mejor es que dentro del pliegue tenía un bilete de 20.
- Elijamos unos números para jugar a la lotería, si después de todo no esperabas tener ese dinero, verdad?
- Para nada. Elijamos tres números cada uno y a apostar. Pensaba pagarme siete comidas y siete borracheras con esto, pero qué iluso, si apenas me alcanzaría para una y no la podría compartir contigo. Es cierto, el dinero llegó por azar, tendría que emplearlo en algo que tenga que ver con el azar.
- Y si ganamos, Higinio? qué haríamos? - Soñaba despierto Arturo, imaginándose millonario.
- Pues no lo sé. Le tendríamos que dar una buena parte al fisco, me imagino. Y el resto... lo repartiríamos. Yo tengo destino para mi dinero. Hace años que sé lo que haría si tuviera un golpe de fortuna...
Pensó en la mujer que hacía años lo había abandonado, llevándose con ella a su único hijo, a quien nunca reclamó, para qué? qué podría ofrecerle? una vida de ciruja? Pero sabía dónde estaban. Soñó con aparecer lleno de dinero, solamente para decirles que se los dejaba todo.
Se fueron los dos a la agencia y jugaron un boleto. Eligieron los seis números, tres cada uno, como habían concertado hacía un instante, y con el vuelto vieron que les alcanzaba para tomar un café, por lo que se citaron a la hora del sorteo en el mismo cafertín de la mañana, para ver los resultados por la tele.
El agenciero sonreía a la vista de los dos cirujas, conocidos en el pueblo por su labor, imaginando que nada lo haría más feliz que ver que esos dos se alzaran con el impresionante pozo recolectado en la semana. "Suerte, muchachos", les dijo cuando salieron. Miró el estrujadísimo billete con el que le habían pagado, y se rascó la cabeza pensando "servirá? bueno, qué más da... sacó de su bolsillo un billete de 20 nuevo, lo puso en la caja registradora y se quedó con el ajado. Miró los números de serie del billete y se sorprendió de ver allí la secuencia de números que habían elegido para jugar. Coincidencia, o lo habrían hecho adrede? pero es que ninguno miraba el billete cuando le dictaron los números... En fin... Guardó el billete en el bolsillo delantero de su camisa y siguió atendiendo a los jugadores de último momento. Ya se enteraría por la noche de la fortuna de Higinio y Arturo, al comparar los números ganadores con los números que se veían en los de serie del billete.
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 54
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Jue Mar 08, 2012 9:42 pm

A mediodía cerró el despacho de loterías y se dirigió a la Iglesia de Nuestra Señora Déborah Carmen, en la que habitualmente se sentaba para emitir siete plegarias por cada uno de sus siete hijos, y solía encender siete velones para propiciar su regreso, ya que todos andaban diseminados por la terráquea, excepto el mediano que oficiaba como capataz de mantenimiento en la Estación Orbital Internacional. Además, le gustaba la iglesia en su cualidad arquitectónica, y antes de salir deambulaba siete veces alrededor del Retablo Mayor, mientras solicitaba, por si acaso el Omnipotente no le había escuchado bien, la vuelta en perfectas condiciones de todos sus vástagos. Se acordaba a menudo de lo que le decía el mediano: “papá, cuánto más te acercas a la Tierra, más te das cuenta de que Dios es inexistente, allí arriba tiene sentido porque no hay sufrimiento, todo parece seguir un orden lógico sometido a leyes asépticas e inmutables, pero al bajar percibes que lo existente aquí tiene una condición roñosa que no casa con la indulgencia de Dios alguno…convéncete, ni yo lo he visto ni existe la más mínima prueba de su corrupto paso por la tierra..”
Cuando acababa de circundar el altar, se santiguaba y en ocasiones, por aquello de diversificar para que no lo tomaran por egoísta desiderativo, ofrecía en caridad alguna pequeña limosna en las urnas de la entrada, y se acordaba de algún necesitado al que le urgiese algo de fortuna. Se acordó del billete de 20 y tras plancharlo con ambos dedos, como adecentándolo para que sirviera a los ojos de Dios, lo introdujo dentro de la urna, apeteciéndole que a los pirujas de Higinio y Arturo les sonriese el hado con un aguacero de millones.
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  PatoBB el Vie Mar 09, 2012 2:53 am

Felipe, el cura párroco de Nuestra Señora Déborah Carmen era uno de esos curas jóvenes y simpáticos, de los que no usan sotana a menos que la ocasión sea tremendamente formal y lo amerite, siempre con un chiste a flor de labios. Fue a recoger el limosnero y vació el contenido sobre la mesa de la sacristía, a la que había puesto un mantel de fieltro para que las monedas no se escabulleran por todas partes. Encontró varios billetes, pero le llamó la atención uno que parecía bastante ajado, que se notaba había sido pasado por agua y manoseado. "20 Euros", pensó. "Es una limosna interesante. Quién sabe lo que necesitaría como favor divino quien dejó esta limosna". Se rascó la cabeza y luego la sacudió como queriéndose quitar una idea loca de ella. Puso todas las monedas en una caja y apiló los billetes según su denominación. Pensó que tenía que comprar cosas para el grupo de jóvenes y fue a buscar la lista de pedidos que le habían hecho los muchachos. "Una pelota de fútbol" era lo único que decía el papel que le habían dado los chicos la semana anterior. Se sonrió.
Siempre tenían muchas necesidades en esa parroquia pero nunca dejaban de pensar en el fútbol. Como argentino que era, le complacía eso y además él jugaba muy bien y le gustaba mucho pasar las tardes con esos chicos que de otro modo quizás estarían delinquiendo en la calle. La pelota que usaban estaba reventada y habían inventado una hecha con una media rellena de trapos. Felipe pensó, ese billete... Un balón de los comunes costaba aproximadamente 20 euros (*). Lo separó del montón, se asomó por la ventana y llamó a uno de los chicos. "Joaquín! venite a la sacristía!". Joaquín entró jadeando, con los cachetes rojos porque estaba jugando a la mancha con sus amigos, corriendo por el inmenso patio. "Ya que tienen tantas ganas de tener un balón nuevo, tomá y compren uno. Pedí factura a mi nombre, no te olvides, y no creo que les sobre nada pero si queda algo, compren caramelos para ustedes, y si falta, dejen señado con esto el balón que a la tardecita paso a pagar el resto y retirarlo". Los ojitos de Joaquín se iluminaron de la alegría, se echó a los brazos del cura estampándole un sonoro beso en la mejilla, y salió, exhibiendo el billete como si fuera una bandera, corriendo entre sus amigos y saltando "El Padre Felipe nos ha dado el dinero para comprar el balón!". Un coro de chillidos infantiles de pura algarabía pobló el patio, y Felipe los observó desde la ventana con una sonrisa pintada en su rostro, cuando salieron en tropel rumbo al negocio de venta de artículos deportivos más próximo a comprar el añorado elemento.

(*) http://www.futbolshop.com/index.php?link=articulos&buscar=buscar_categoria&cod_categoria=BALONES%20FUTBOL&orden=nombre&offset=1
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 54
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Lun Mar 12, 2012 10:07 pm


La gran suerte es como un aguacero improvisado, y poco podían esperar de ella Higinio y Arturo, los cirujas. Sin embargo estuvieron atentos al sorteo, como si fueran del todo permeables al destino. Y les salpicó de lleno: dos millones de dólares cayeron sobre sus desconchadas manos; la combinación premiada, la serie de números de aquel billete extraviado, la posibilidad terrenal de plantearse innumerables futuros.
-Arturo, deberíamos recuperar ese billete de 20, enmarcarlo…
-¿Aún crees que debe tenerlo el agenciero?
Ambos habían permanecido silentes ante el resto. No habían descorchado su alegría, miraban tan sólo el seguido de números que iban completándose a medida que el locutor los mostraba, muy contenidos, tal vez sumisos por un miedo incipiente que pudiera desbaratar su fortuna. Se alejaron del cafetín y fueron directos a preguntar al lotero.
-pues, la verdad chicos, ese billete lo introduje en la urna de limosnas de La Iglesia de Nuestra Señora Déborah Carmen, tendrán que ir a preguntarle al cura…
Como la iglesia se hallaba vacía a aquellas horas, pensaron directamente, una vez localizadas las urnas, en abrirlas con un pequeño destornillador, haciendo palanca; pero al lograrlo, no encontraron sino calderilla y ningún papel moneda. Sólo les quedaba preguntar al párroco, que ya habría efectuado la recolecta.
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  PatoBB el Lun Abr 09, 2012 11:59 pm

Por la mañana temprano estaban Arturo e Higinio en la puerta de Nuestra Señora Déborah Carmen, sentados en la escalinata, esperando que apareciera el cura párroco. Todavía era de noche cuando llegaron, pero el sol no tardó en asomar tímidamente pintando de carmín el cielo manchado de nubes. Al poco rato salió el párroco, escoba en mano, a barrer la escalinata y se encontró con los dos mirándolo con expectación.
Los hizo pasar a la sacristía.
Interpelado por los dos cirujas, Felipe se encontró completamente conmocionado. Le ofrecían una cuantiosa donación si conseguía recuperar un billete de 20 euros ajado, estropeado, lavado, mojado, secado, vuelto a mojar, alisado, escrito, arrugado, que sinceramente creía no poder ni siquiera reconocer. Pero claro, los números de serie. Y qué habría hecho con el billete? ya no lo recordaba.
- Es que seguramente lo hemos usado para comprar algo que necesitábamos en la parroquia.
- Piense, Padre, piense, que es muy importante...
- Habría que preguntarle a las mujeres que vienen a colaborar diariamente, o a los chicos.
- ¿Y dónde están?
Señaló Felipe por la ventana al grupo de chicos jugando con una pelota nuevecita, y de repente recordó.
- Claro, ¡tiene que ser el billete que les dí a los chicos para comprar esa pelota!
- ¿Y dónde la han comprado?
- En el negocio de artículos deportivos que está frente a la plaza del pueblo, creo. Pregúntenles a ellos.
Allí se fueron Arturo e Higinio a preguntarles a los chicos, quienes les confirmaron la localización del negocio de marras.
Y allí se fueron los dos, en la desesperada búsqueda del billete que querían enmarcar. Y aunque aún no lo habían recuperado, se marcharon dejando sobre la mesa de la sacristía un sobre abultado que el pobre párroco ni se atrevía a abrir, pero que imaginaba les ayudaría enormemente a concretar numerosos proyectos adormecidos por falta de fondos.
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 54
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Jue Abr 12, 2012 1:28 am

Doña Cáspita ejercía las labores de supervisión de los limosneros, que pensadamente, estaban distribuidos por la parroquia. Una vez recogido el montante del día anterior solía separar las monedas de los billetes y colocarlos bajo el manto del Sagrario. Era ésta una manera acordada con el párroco para evitar sustracciones de ultimísima hora.
Doña Cáspita coincidió con el Padre Felipe en la nave central, el cual le comentó la preocupación de los cirujas, a quienes conocía de haberles servido en el comedor benéfico el rancho de caridad. Como Doña Cáspita tenía buena memoria para los dineros, le llevó la contraria a Don Felipe, diciéndole que ese billete, que recordaba bien por lo residuo en que se encontraba, lo había llevado al Banco Estatal de Ánimas para que se lo cambiasen por ocho monedas.
Don Prescencio, el interventor del banco que normalmente atendía las cuentas eclesiásticas, le había regañado por tratar así los mejores papeles en curso de Dios, pero quizás era guasa, porque se quedó con él diciéndole que pese a todo, si tenía muchos como aquél no dudara en llevárselos de todos modos, que tenía una novísima máquina de lavar caudales que los convertía en pulcros lingotes de pergamino, y que esa máquina contentaba como pocas el agrio carácter de su Obispo.
Doña Cáspita, que era algo repetitiva como un salmo, le volvió a contar la historia a Don Felipe, una y otra vez, mientras éste acendraba los cacharros de la Misa Vespertina y de refilón sorbía de la cosecha de vinos, con el fin terrenal de elegir el adecuado para la transubstanciación de la sangre de Cristo.
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Elwin el Miér Abr 18, 2012 11:16 pm

- "¿Por qué? ¿por qué?", repetía el cura incrédulo, al individuo, porque no se le podía llamar de otra manera a su parecer, que, aferrando con fuerza hercúlea su sotana, no paraba de zarandearle.
- "¡Está hecho usted un energúmeno!", gritaba el susodicho, ya totalmente fuera de sí.
Y es que, don Manuel, habiendo ejercido el oficio durante casi cuarenta y cinco años, habiendo sido, asimismo, un ejemplo de rectitud sin tacha ni mella de su inmaculado currículo, no podía imaginar sin embargo, que fuera a ser cazado con las manos en la masa, robando el billete de 20 euros que, osado, atisbaba el horizonte de la libertad, coartada por una cartera ajada por el mucho uso de su despreocupado dueño, y que ahora asomaba a punto de desprenderse de la misma.
Don Manuel, no pudo por menos que poner ojillos de dolar al ver semejante ejemplar, y, necesitado como estaba él, o más bien, la parroquia que regentaba, que no veía la hora de cerrar definitivamente ante la falta de fondos y visitas de sus devotos, asió con mano temblorosa aquel regalo de los dioses, que se le ofrecía más apetitoso que el mejor de los chuletones, a punto ya de suicidarse contra el suelo por efecto de la famosa ley de Newton.
"Seguro que no se dá cuenta, seguro que no se da cuenta", pensaba aquel hombre de fe, hasta la fecha, inquebrantable. No fue hasta que lo tuvo en la mano, cuando el dueño de la billetera se dió la vuelta y vió al de la sotana alejándose con su presa aferrada entre el pulgar y el índice de la extremidad derecha, y entonces al grito de "ladrón, ladrón", pegó un brinco digno de gacela africana y en dos zancadas estuvo a la altura del acusado que, una y otra vez, pedía explicaciones, como tantas y tantas veces lo había hecho mecánicamente cada vez que se encomendaba al Señor y no obtenía lo que le había rogado, aunque, en este caso, no acudiera en su auxilio.
avatar
Elwin

Cantidad de envíos : 288
Edad : 42
Fecha de inscripción : 29/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Sáb Abr 21, 2012 3:36 am

Al robado, que atendía al nombre de Eliáceo Cifuentes, no se le pasó concederle perdón a Don Manuel. De hecho se mostró inexorable ante sus muestras de contrición. Y una vez que recuperó el billete de 20, le sugirió al religioso que le acompañase a dar parte a la autoridad. Eliáceo consideraba que toda culpa debía expiarse en el terreno de la justicia mundana. Don Manuel, en un principio se negó, incluso le amonestó con excomulgarle si no atendía a razones, recabando sus disculpas y dando por concluso el malinterpretado y confuso episodio, como lo llegó a bautizar el propio Don Manuel. Eliáceo lo agarró de la sotana y comenzó a arrastrarle. El cura cayó al suelo, pero Eliáceo continuó cada vez con más fuerza estirando de él, aunque tuviera que barrer con su hábito la polvareda de los adoquines. La gente callaba al verlos pasar, nadie atendía a los ruegos del vetusto sacerdote.
Llegó un momento en el que Eliáceo se extravió. No recordaba precisamente la ubicación de la Comisaría. Instante que aprovechó Don Manuel para erguirse y salir a rienda suelta a través del tráfico que circulaba animosamente por la calzada. Tuvo la buena suerte de ser atropellado mínimamente por un Citröen de Monjas Clavariesas del Corazón Autóctono, que lo recogió en su seno, y a petición impetuosa del párroco echó a andar con verdaderas prisas neumáticas. Don Eliáceo paró inmediatamente un taxi y le instó a seguir al automóvil de las Devotas.
-Si no le importa, y como es ésta una carrera inusual para usted, tome por adelantado este billete de 20 y concéntrese en no perderles de vista, un peligroso delincuente va en ese coche y bien sabe Dios que le voy a dar caza…
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  PatoBB el Sáb Abr 21, 2012 5:38 am

cheers Mala, hace imposible continuar semejante genialidad. cheers
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 54
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Sáb Abr 21, 2012 6:01 am


De eso nada, hay que seguir como sea a esa alma en pena....
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Elwin el Lun Abr 23, 2012 11:24 pm

El taxista, viéndose sorprendido por semejante ofrecimiento monetario, pisó el acelerador a fondo, dispuesto a cumplir con cualquier demanda de su clerical cliente, que no veía la hora de librarse de su perseguidor, el cual, a vista fugaz de retrovisor, le seguía jadeando ocupando toda la calzada. Había perdido un zapato e iba cojeando ligeramente, pero eso ya poco importaba, afanado como estaba en dar caza al de la sotana, de tal guisa que convergían en fila india cual procesión de Semana Santa, Eliáceo Cifuentes, Don Manuel y el grupito de Monjas Clavariesas del Corazón Autóctono a la cabeza de tan singular comitiva.
La curva, sin embargo, les pilló de sorpresa, tanto por desconocimiento del terreno como por la excesiva velocidad del vetusto coche, y Sor Adosinda, experimentada conocedora de aquel amado Citroen dos caballos, hizo algo que quedaría grabado en los anales de la historia de aquel convento: de cuatro ruedas pasó a dos, y estuvo así lo que, a todas luces, parecía que iban a ser interminables segundos, cuando, con una nueva demostración, giró de nuevo el volante y enderezó el sufrido vehículo, que emitió un quejumbroso chirrido a modo de protesta, y continuó como si nada.
El segundo vehículo, emulando a Sebastian Loeb pero sin ser un Citroen, derrapó el tramo que había hecho su perseguido y se fue de la trasera, lo que también puso en jaque la pericia del, cada vez más divertido taxista, que también salvó triunfalmente el tipo.
El tercero en discordia, prevenido, sólo tuvo que aminorar ligeramente su trote cansino e irregular y pudo afrontar el giro cómodamente, no sin antes observar como un benemérita, apostado en la esquina del bar "Manolo", derramaba incrédulo la refrescante cerveza que acababa de degustar, en el impoluto uniforme que cada mañana su mujer le lavaba y planchaba con devoción y mimo. Su primera reacción fue seguir a la peculiar sinfonía de tropeles a pie, pero su mente experta convino que lo más lógico sería a lomos de su alazán, que ajeno a todo y a todos, rumiaba aleteando las orejas su insulsa alfalfa atado en un rincón.
Mascullando por lo bajo, empujó violéntamente la silla. El equino, vaticinando lo que se le venía encima, alzó la testud sorprendido, coceó varias veces con las patas delanteras el adoquinado y fue encaramado por el gordo gendarme, que, acostumbrado a una vida fácil de patrullar tedioso y sin novedad alguna en el frente, subió trabajosamente al animal. Después de varios intentos y de recuperar el resuello, clavó el talón de sus botas en el costal del pobre animal, y tuvo que agarrar las riendas con todas sus fuerzas para no salir despedido por el ímpetú con que inició este su galopar.
avatar
Elwin

Cantidad de envíos : 288
Edad : 42
Fecha de inscripción : 29/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Clarisa_42 el Lun Abr 23, 2012 11:47 pm

¡Qué imaginación elwin! Muchísimas felicidades. Escribes muy bien.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 48
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Elwin el Mar Abr 24, 2012 12:15 am

Muchísimas gracias Clarisa!, pero creo que no me las merezco, Mala me da veinte vueltas!
Antes escribía más en el antiguo foro cuando tenía otro nick (Siddharta), ahora he perdido práctica!. A ver si encuentro ratitos para escribir más a menudo...
avatar
Elwin

Cantidad de envíos : 288
Edad : 42
Fecha de inscripción : 29/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Mar Abr 24, 2012 1:37 am


Gracias Elwin por continuar la historia, pero con tanto derroche de imaginación no sé a dónde pueden ir a desembocar los acontecimientos.... Razz Razz Habrá que ver, habrá que ver...un saludo cheers
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Elwin el Mar Abr 24, 2012 3:37 am

Gracias Mala!
Nada, nada, hay que exprimir esas neuronas cual zumo de naranja matutino, con pulpa, por supuesto, que le da más sabor.
Anímense, que esto no decaiga!
avatar
Elwin

Cantidad de envíos : 288
Edad : 42
Fecha de inscripción : 29/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  PatoBB el Vie Mayo 11, 2012 4:24 am

Yo me perdí. ¿Quién tiene ahora el billete? ¿el taxista? Very Happy Very Happy Very Happy
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 54
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Vie Mayo 11, 2012 5:23 am


Diría que sí, que tras la persecución y la aparición emblemática del caballo, el billete sigue su ruta en los bolsillos del taxista temerario...
avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Elwin el Vie Mayo 11, 2012 8:00 pm

El taxista es el feliz propietario del billete, sí, después de que Don Manuel le alegrara el día con la persecución que se avecinaba...
avatar
Elwin

Cantidad de envíos : 288
Edad : 42
Fecha de inscripción : 29/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Elwin el Vie Mayo 18, 2012 9:24 pm

¿Nadie se anima aún?
avatar
Elwin

Cantidad de envíos : 288
Edad : 42
Fecha de inscripción : 29/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  PatoBB el Vie Mayo 18, 2012 9:42 pm

Ha sido tan imaginativa la última persecución que no se me ocurre nada Sad
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 54
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Mala el Sáb Mayo 19, 2012 1:31 am

Desde el cielo, en donde se encontraba gobernando un aerostático, Messier Col.lacaou pudo seguir, como divertimento al desviarse un ápice de su derrotero inicial, la comediante persecución que afanaba a varios utilitarios en la comarcal que serpenteaba bajo sus pies.
Súbitamente se produjo allí bajo una altiva explosión (el taxi colisionó desagradablemente contra la cabina visible de un camión-Trailer) de la que comenzaron a irradiarse humos y gráciles objetos que se suspendían en el aire a merced del oleaje ventoso. Afortunadamente, pudo apreciar que los ocupantes habían dispuesto de agilidad y premura para saltar instantes previos a su estrellato.
Messier Col.lacaou alargó la mano por fuera de la barquilla y agarró un dobladísimo billete de 20 que había resultado estampido por la detonación. El globo siguió en su voladura desplazándose hacia nor-noroeste: ya se veían, entre un desfiladero de nubes, las Islas Caimán.

avatar
Mala

Cantidad de envíos : 3801
Edad : 46
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 14/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Billete de 20€

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.