Esos versos que nunca olvidamos

Página 11 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... , 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  AlmaLeonor el Miér Abr 03, 2013 10:33 pm

Pues ya me dirás... Very Happy alguna cosa más de él tengo por ahí guardada... de Kavafis, digo, a lo griego... Laughing Laughing Laughing
avatar
AlmaLeonor

Cantidad de envíos : 7276
Edad : 53
Localización : Aquí mismo
Fecha de inscripción : 18/03/2008

Ver perfil de usuario http://almaleonor.wordpress.com

Volver arriba Ir abajo

Cómo conocí a Cavafis

Mensaje  papapepe47 el Miér Abr 03, 2013 10:36 pm

AlmaLeonor escribió:Pues ya me dirás... Very Happy alguna cosa más de él tengo por ahí guardada... de Kavafis, digo, a lo griego... Laughing Laughing Laughing
Ya escribiré en la nueva sesión cómo descubrí a Cavafis.
Le adelanto que por el Cuarteto de Alejandría de L. Durrell
Y, después, por más vivencias.
Saludos
avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 283
Edad : 69
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Jue Abr 04, 2013 10:39 pm

Momentos felices

Cuando llueve, y reviso mis papeles, y acabo
tirando todo al fuego: poemas incompletos,
pagarés no pagados, cartas de amigos muertos,
fotografías, besos guardados en un libro,
renuncio al peso muerto de mi terco pasado,
soy fúlgido, engrandezco justo en cuanto me niego,

y así atizo las llamas, y salto la fogata,
y apenas si comprendo lo que al hacerlo siento,
¿no es la felicidad lo que me exalta?

Cuando salgo a la calle silbando alegremente
--el pitillo en los labios, el alma disponible--
y les hablo a los niños o me voy con las nubes,
mayo apunta y la brisa lo va todo ensanchando,
las muchachas estrenan sus escotes, sus brazos
desnudos y morenos, sus ojos asombrados,
y ríen ni ellas saben por qué sobreabundando,
salpican de alegría que así tiembla reciente,
¿no es la felicidad lo que siente?

Cuando llega un amigo, la casa está vacía,
pero mi amada saca jamón, anchoas, queso,
aceitunas, percebes, dos botellas de blanco,
y yo asisto al milagro --sé que todo es fiado--,
y no quiero pensar si podremos pagarlo;
y cuando sin medida bebemos y charlamos,
y el amigo es dichoso, cree que somos dichosos,
y lo somos quizá burlando así a la muerte,
¿no es felicidad lo que trasciende?

Cuando me he despertado, permanezco tendido
con el balcón abierto. Y amanece: las aves
trinan su algarabía pagana lindamente:
y debo levantarme, pero no me levanto;
y veo, boca arriba, reflejada en el techo
la ondulación del mar y el iris de su nácar,
y sigo allí tendido, y nada importa nada,
¿no aniquilo así el tiempo? ¿No me salvo del miedo?
¿No es felicidad lo que amanece?

Cuando voy al mercado, miro los abridores
y, apretando los dientes, las redondas cerezas,
los higos rezumantes, las ciruelas caídas
del árbol de la vida, con pecado sin duda
pues que tanto me tientan. Y pregunto su precio,
regateo, consigo por fin una rebaja,
mas terminado el juego, pago el doble y es poco,
y abre la vendedora sus ojos asombrados,
¿no es la felicidad lo que allí brota?

Cuando puedo decir: el día ha terminado.
Y con el día digo su trajín, su comercio,
la busca del dinero, la lucha de los muertos.
Y cuando así cansado, manchado, llego a casa,
me siento en la penumbra y enchufo el tocadiscos,
y acuden Kachaturian, o Mozart, o Vivaldi,
y la música reina, vuelvo a sentirme limpio,
sencillamente limpio y, pese a todo, indemne,
¿no es la felicidad lo que me envuelve?

Cuando tras dar mil vueltas a mis preocupaciones,
me acuerdo de un amigo, voy a verle, me dice:
"Estaba justamente pensando en ir a verte."
Y hablamos largamente, no de mis sinsabores,
pues él, aunque quisiera, no podría ayudarme,
sino de cómo van las cosas en Jordania,
de un libro de Neruda, de su sastre, del viento,
y al marcharme me siento consolado y tranquilo,
¿no es la felicidad lo que me vence?

Abrir nuestras ventanas; sentir el aire nuevo;
pasar por un camino que huele a madreselvas;
beber con un amigo; charlar o bien callarse;
sentir que el sentimiento de los otros es nuestro;
mirarse en unos ojos que nos miran sin mancha,
¿no es esto ser feliz pese a la muerte?
Vencido y traicionado, ver casi con cinismo
que no pueden quitarme nada más y que aún vivo,
¿no es la felicidad que no se vende?
Gabriel Celaya.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Lun Abr 08, 2013 6:56 am


I love you I love you I love you
Raymond Carver

ESTA MAÑANA

Esta mañana fue algo especial. Un poco de nieve
yacía sobre el suelo. El sol flotaba en un claro
cielo azul. El mar era azul y verdeazul,
tan lejos como alcanzaba la vista.
Difícilmente una ola. Calma. Me vestí y salí
a dar un paseo, decidido a no regresar
hasta tomar lo que la Naturaleza tenía que ofrecer.
Pasé cerca de unos viejos árboles retorcidos.
Crucé un campo esparcido de piedras
donde la nieve se había amontonado. Seguí
hasta alcanzar el acantilado.
Ahí miré largamente el mar y el cielo y
las gaviotas revoloteando sobre la playa blanca
abajo a lo lejos. Todo precioso. Todo bañado de una luz
pura y fría. Pero, como siempre, mis pensamientos
empezaron a dar vueltas. Tuve que poner de mi parte
para ver lo que estaba viendo
y nada más. Tuve que decirme a mí mismo que esto era
lo que importaba, no lo demás. (¡Y sí logré verlo
durante un minuto o dos!) Durante un minuto o dos
logré desplazar las reflexiones habituales sobre
lo que estaba bien y lo que estaba mal—obligaciones,
recuerdos tiernos, pensamientos de muerte, cómo debía
llevarme
con mi ex esposa. Todas las cosas
que esperaba se fueran esta mañana.
Las cosas con las que vivo cada día. Lo que
he pisoteado para poder seguir vivo.
Pero durante un minuto o dos pude olvidarme
de mí mismo y de todo lo demás. Sé que lo hice.
Pues cuando regresé no sabía
dónde estaba. Hasta que algunas aves salieron
de los árboles retorcidos. Y volaron
en la dirección que yo necesitaba tomar.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Abr 09, 2013 9:28 am

Lo fatal

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,
Y más la piedra dura porque esa ya no siente,
Pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
Ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
Y el temor de haber sido y un futuro terror...
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
Y sufrir por la vida y por la sombra y por
Lo que no conocemos y apenas sospechamos,
Y la carne que tienta con sus frescos racimos,
Y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,
Y no saber a dónde vamos,
Ni de dónde venimos.
Rubén Darío.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Abr 14, 2013 7:04 am

Perdonad si este video no va aquí. Poesía y música juntas. ¿Puede haber algo más hermoso?

avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  DonTrasto el Lun Abr 15, 2013 11:54 pm

Mi querido Angel... Seguro que le hubiera gustado este poema de David Perez Vega, de su poemario: "Siempre nos quedará Casablanca".


BANDA SONORA

Si esto fuese una película, al pronunciar
tú esas palabras, nos miraríamos fijamente
un instante y yo entonces te besaría sin remedio,
con la necesidad de un buzo a su bombona de aire.
La cámara se alejaría de la intimidad de la escena,
en un movimiento elevado de grúa
nos dejaría allí abrazados en la noche,
bajo los árboles y los severos edificios de la Castellana.
Sonaría de fondo una suave música clásica,
el Otoño de Vivaldi, aunque obvio y caduco,
resultaría, en todo caso, de una emoción reconfortante.

Pero es la vida real y la banda sonora
es el claxon del coche de un imbécil, la serenidad
incurable de los charcos más hondos de la acera,
y yo he de tragarme una a una tus palabras
con una débil sonrisa.

Esas palabras que cada vez
me duelen más puestas en los labios de una chica,
brillantes, con un señuelo de trampas para incautos.
“Pero qué majo eres”. Brillantes.
avatar
DonTrasto

Cantidad de envíos : 386
Fecha de inscripción : 31/08/2008

Ver perfil de usuario http://dontrasto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Vie Abr 19, 2013 4:18 am

A NO SOY UNA ISLA.
Te amo y sé que mi puerta no es el agua
Ni mi corazón un desierto.
Si pudiera guardarme,
Como guarda el avaro su tesoro,
Mi amor se pudriría entre sollozos
Y mi arpegio en estruendos de agonía.

Porque te amo sé que me importan
Otro llanto y otra noche,
Otra oscuridad y otras tinieblas.
Los contornos de mi isla se diluyen
En el mar siempre gris de la injusticia,
En la noche silenciosa de los cuervos.

Adiviné que tú y yo, tu cara y la mía,
Se sonríen con la risa de los niños
Y se lloran en el mar de los lamentos.
La savia de las rocas
Me dirá de islas y desiertos,
Me hablará de miedos y de ausencias.
Y estaremos en el duro corazón de los basaltos
Y en la llama inextinguible de los sueños.
ISABEL MEDINA.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Manuel (Carneiro de Sousa) Bandeira (Filho)

Mensaje  papapepe47 el Mar Mayo 07, 2013 8:08 pm

"Ser como el río que fluye
silencioso en medio de la noche.
No temer las tinieblas de la noche.
Si hay estrellas en el cielo, reflejarlas.
Y, si los cielos se cubren de nubes,
como el río, las nubes son aguas;
reflejarlas también sin pena
en las profundidades tranquilas"
.
avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 283
Edad : 69
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Menuda el Miér Mayo 08, 2013 7:57 am

Noemí Trujillo:

La ermita de Mila es mi ermita,
su soledad es mi soledad;
escritora cangrejo que vive
dentro de una concha abandonada,
ermitaña.
Santa Caterina o Sant Ramón,
la melancolía de las montañas
habita en las dos.
... Lady Lazarus, dama Lázaro,
señora de Matías,
Dios no ayudó.
Subo y bajo de la ermita cada noche
desde hace treinta y seis años.
Yo sola con mi aliento de abandono.
A veces, Víctor Català y Caterina Albert
vienen a verme a Sant Ponç.
Solo a veces.
Les digo: estas son mis manos
y no han creado nada.
Y veo en mí un saco de piel y huesos.
Ellos me contestan: “La basarda un se la fa”.
Sentada en el suelo de mi cabaña,
eremita en la casa más remota,
rodeada por una niebla llena de ovejas,
me enfrento a mis enemigos
y medito bajo una luz glauca.


*Referencias a la novela Solitud, de Víctor Català (geniales los dos)
avatar
Menuda

Cantidad de envíos : 14778
Edad : 52
Localización : Al ladito del mar
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Mayo 12, 2013 5:06 am



Antonio Machado.

A un olmo seco



Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas de alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.


avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Lun Mayo 13, 2013 4:20 am


Luis de Góngora


A LOS CELOS


¡Oh niebla del estado más sereno,
Furia infernal, serpiente mal nacida!
¡Oh ponzoñosa víbora escondida
De verde prado en oloroso seno!

¡Oh entre el néctar de Amor mortal veneno,
Que en vaso de cristal quitas la vida!
¡Oh espada sobre mí de un pelo asida,
De la amorosa espuela duro freno!

¡Oh celo, del favor verdugo eterno!,
Vuélvete al lugar triste donde estabas,
O al reino (si allá cabes) del espanto;

Mas no cabrás allá, que pues ha tanto
Que comes de ti mesmo y no te acabas,
Mayor debes de ser que el mismo infierno

avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Mayo 14, 2013 8:24 pm

Destino.
Rosario Castellanos

Matamos lo que amamos. Lo demás
no ha estado vivo nunca.
Ninguno está tan cerca. A ningún otro hiere
un olvido, una ausencia, a veces menos.
Matamos lo que amamos. ¡Que cese ya esta asfixia
de respirar con un pulmón ajeno!
El aire no es bastante
para los dos. Y no basta la tierra
para los cuerpos juntos
y la ración de la esperanza es poca
y el dolor no se puede compartir.


El hombre es animal de soledades,
ciervo con una flecha en el ijar
que huye y se desangra.


¡Ah! pero el odio, su fijeza insomne
de pupilas de vidrio; su actitud
que es a la vez reposo y amenaza.


El ciervo va a beber y en el agua aparece
el reflejo de un tigre.
El ciervo bebe el agua y la imagen. Se vuelve
- antes que lo devoren - ( cómplice, fascinado )
igual a su enemigo.


Damos la vida sólo a lo que odiamos.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Lizzi el Jue Mayo 16, 2013 1:37 am

Pablo Guerrero


Busca la gente de mañana

Nada es fácil y tampoco la vida
son tan duras las horas, tan largas las esperas
que andas así, bailando
como un pez en la mano o un papel en el fuego.

Que este tiempo sólo y sólo de nieblas
nunca consiga paralizar tus pasos
y andes así encerrado
como el mar en las conchas o el grito en las
campanas.

Busca la gente de mañana
la que tiene en sus manos las olas de la vida.
avatar
Lizzi

Cantidad de envíos : 236
Fecha de inscripción : 24/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Lizzi el Jue Mayo 16, 2013 1:43 am

Eusebio Morales Fernández



En una palabra

A los cincuenta años, es cierto,
la muerte se hace más íntima, sonríe,
parece hermana,
y nos dice al oído que ya todo es inútil.

Llegas al medio siglo sin darte cuenta,
enamorado,
con hijos,
con deudas,
y sin haber leído todo,
y con amigos.

Has aprendido a acabar la botella
y brindar por los poemas que todavía están en sucio,
y por la vida lenta que esta noche, de luna llena,
encienden las estrellas.

Quemas las horas por un verso que te salva,
-no la posteridad-
porque la perdurable belleza de las palabras vale más que
ningún capital.

Escribes para salvar el gusto a fruta de sus labios,
o para estar más solo,
o por no caer en la humillación de la esperanza,
o porque tienes miedo a morir,
o por ser más libre,
o por odio,
o por orgullo,
o por dinero,
o porque el verso es un amigo que te da tiempo,
o porque sólo te importa un rincón venenoso de la memoria:
el gusto de sangre borracha de sus labios,
o para llegar al olvido más lentamente.

En una palabra: Escribes.
avatar
Lizzi

Cantidad de envíos : 236
Fecha de inscripción : 24/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  DonTrasto el Vie Mayo 17, 2013 9:31 am

“Noches invernales” de Julio Rodríguez

Acepto firme y derrotado,
haber sido robado.
Denuncio humillado mi condición
de tonta víctima.

Hoy me arrebataron para siempre
algo irremplazable.
Sin violencia,
pero con armas devastadoras.

Como su mirada seductora y tierna.
Su aroma; que transforma el aire burdo,
en corriente de perfume exquisito.

Su manera de hablar.
De llevarte de la mano,
exponiéndote más como un ángel
que como un simple humano.

Su porte de torero victorioso,
y no la de un viejo jorobado.

Yo que pensaba:
Que nuestras cadenas eran indestructibles.
Tus promesas y juramentos irrompibles.

Y en esta noche infinita,
plagada de pequeñas pistas dispersadas,
y una gran evidencia plateada.
Pruebas suficientes:
Acuso besos y caricias ilegales

Llevándose a cabo en noches invernales.

Mis principales sospechosos;
Manos tibias y nómadas
Que ignoran la propiedad ajena.

Por labios sigilosos y sabios,
transportadores celestiales.

Dulces palabras
que no empalagan su oído.

Y por una moral tan alta,
como víbora acechada.

Haaaaaa…….Me pertenecías.
El vuelo de tu pelo,
la delicada caída de tus cejas
y a veces tus gestos.

Tu piel que a veces hervía,
perfumada,suave,comprensiva,

El increíble sabor de tus labios,
al tacto ,su textura.En momentos
pretexto de silencios tan largos,
como tu cuello,
tus brazos,
tus alas……………….¡tus sueños!
avatar
DonTrasto

Cantidad de envíos : 386
Fecha de inscripción : 31/08/2008

Ver perfil de usuario http://dontrasto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Mayo 19, 2013 11:58 pm

ASPIRACIÓN A LA ALEGRÍA
(José Manuel Caballero Bonald)


En mi aposento, asaltado a veces
por el hosco lebrel
de la esperanza, palpando
entre mis manos su vaho turbador,
juzgo ahora
mi propia aspiración a la alegría.

¿Podrá existir (digo en la noche)
una palabra, la única
sobreviviente, donde pueda
almacenar mis sueños, defenderlos
de toda vanidad, irlos
purificando en mi interior
tiranía callada, reagruparlos
en una misma fuente igualatoria?

Pero estoy solo frente
al llamamiento del mundo: amo
su fundación, vigilo
sus mudanzas, trabajo cada día
en las contestaciones
de mi propia experiencia, junto
mi vida en un papel.
Y las palabras,
al borde de ser dichas, próximas
ya a mi sueño, pretenden
suplantarme: soy el azar
que se traduce en vano. (Nadie
puede ser el espejo de sí mismo.)

Feliz aquel que nunca
puso nombre a su vida.


avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Mar Mayo 21, 2013 8:23 pm

El futuro


Y se muy bien que no estarás.
No estarás en la calle
en el murmullo que brota de la noche
de los postes de alumbrado,
ni en el gesto de elegir el menú,
ni en la sonrisa que alivia los completos en los subtes
ni en los libros prestados,
ni en el hasta mañana.
No estarás en mis sueños,
en el destino original de mis palabras,
ni en una cifra telefónica estarás,
o en el color de un par de guantes
o una blusa.
Me enojaré
amor mío
sin que sea por ti,
y compraré bombones
pero no para ti,
me pararé en la esquina
a la que no vendrás
y diré las cosas que sé decir
y comeré las cosas que sé comer
y soñaré los sueños que se sueñan.
Y se muy bien que no estarás
ni aquí dentro de la cárcel donde te retengo,
ni allí afuera
en ese río de calles y de puentes.
No estarás para nada,
no serás mi recuerdo
y cuando piense en ti
pensaré un pensamiento
que oscuramente trata de acordarse de ti.


Julio Cortázar
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Miér Mayo 22, 2013 8:41 pm


Patricia Medina

Qué parte de mi voz se seguirá escuchando...


¿Qué parte de mi voz se seguirá escuchando
en aquel bosque
cuando vuelva a la urbe?

¿Qué parte de la voz del bosque
sonará en el asfalto?

¿Cómo se unen voces tan disímbolas
en un ser que deambula por la tierra?

¿Cuál misterio llevamos y traemos
entre los elementos?

¿Qué me falta y no sé?
¿Qué me transforma?


avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Menuda el Sáb Mayo 25, 2013 7:26 am

Hace quince horas que leo.
Han entrado en mi vida un bardo
y un ragatalaniano.[1]
Hace quince horas que no como
y que no imagino Praga.
... Esa bufanda que nunca te pones
y que ya no guarda tu olor
me recuerda tu ausencia.
Siempre hay más y más ausencia
que me conduce a escribir.
Hace quince horas que leo
y que mi realidad es más vivible.
Hace quince horas
que nada reclama mi egoísmo.

(c)Noemí Trujillo
avatar
Menuda

Cantidad de envíos : 14778
Edad : 52
Localización : Al ladito del mar
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Sáb Mayo 25, 2013 8:34 am

Poema Deseo de Xavier Villaurrutia

Amarte con un fuego duro y frío.
Amarte sin palabras, sin pausas ni silencios.

Amarte sólo cada vez que quieras,
y sólo con la muda presencia de mis actos.

Amarte a flor de boca y mientras la mentira
no se distinga en ti de la ternura.

Amarte cuando finges toda la indiferencia
que tu abandono niega, que funde tu calor.

Amarte cada vez que tu piel y tu boca
busquen mi piel dormida y mi boca despierta.

Amarte por la soledad, si en ella me dejas.
Amarte por la ira en que mi razón enciendes.

Y, más que por el goce y el delirio,
amarte por la angustia y por la duda.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Miér Jun 19, 2013 3:42 am

DE REPENTE LA MÚSICA
(José Manuel Caballero Bonald)



De repente, la música.
Fulgor
inmemorial, emerge de lo absorto
y se estaciona
en estas anhelantes adyacencias
del silencio.
En derredor la luz
ocupa los audibles tonos fértiles
de un inmanente gozo sin segundo
y el veredicto de la plenitud
se filtra entre la furia voluptuosa
del saxo.
El mundo cabe en esa súbita
constancia musical de haber vivido.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Jue Jun 20, 2013 9:21 pm

Poema Versos Del Caminante de Leon Felipe
I
Deshaced ese verso.
Quitadle los caireles de la rima,
el metro, la cadencia
y hasta la idea misma.
Aventad las palabras,
y si después queda algo todavía,
eso
será la poesía.
II
Poesía,
tristeza honda y ambición del alma,
cuándo te darás a todos… a todos,
al príncipe y al paria,
a todos…
sin ritmo y sin palabras!
III
Sistema, poeta, sistema.
Empieza por contar las piedras,
luego contarás las estrellas.
IV
Poeta
ni de tu corazón,
ni de tu pensamiento.
Entre todos los hombres las labraron
y entre todos los hombres en los huesos
  de tus costillas las hincaron.
La mano más humilde
te ha clavado
un ensueño…
una pluma de amor en el costado.
V
No andes errante…
y busca tu camino.
-Dejadme-.
Ya vendrá un viento fuerte
que me lleve a mi sitio.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Jul 07, 2013 9:27 pm

Silencio.

Así como del fondo de la música
brota una nota
que mientras vibra crece y se adelgaza
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio
otro silencio, aguda torre, espada,
y sube y crece y nos suspende
y mientras sube caen
recuerdos, esperanzas,
las pequeñas mentiras y las grandes,
y queremos gritar y en la garganta
se desvanece el grito:
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen.

Octavio Paz.
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Mamihlapinatapai el Jue Jul 18, 2013 12:08 pm

Clarisa_42 escribió:Lo fatal

   Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,
   Y más la piedra dura porque esa ya no siente,
   Pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
   Ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

   Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
   Y el temor de haber sido y un futuro terror...
   Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
   Y sufrir por la vida y por la sombra y por
   Lo que no conocemos y apenas sospechamos,
   Y la carne que tienta con sus frescos racimos,
   Y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,
   Y no saber a dónde vamos,
   Ni de dónde venimos.
Rubén Darío.
¡Me encanta!

La tarde cambia lentamente los ropajes
que una fila de viejos árboles le sostienen;
tú miras: y de ti se separan las tierras,
una que sube al cielo y otra que se despeña;

y te dejan, a ti que de ninguna eres,
ni tan oscuro como se la casa, que se calla,
ni confirmando la eternidad con la certeza
de lo que cada noche se vuelve astro y asciende –

y te dejan (indecible maraña)
tu vida inquieta, inmensa y madurando,
de manera que, insuficiente a veces y a veces comprensiva,
se convierte por turno en piedra y en estrella.

Atardecer, Rainer Maria Rilke
avatar
Mamihlapinatapai

Cantidad de envíos : 9
Edad : 27
Fecha de inscripción : 16/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Vie Jul 19, 2013 9:55 am

Lina Zerón

La casa


Llegó el momento de partir
el hogar en dos.
Bien:
comencemos por los rincones donde las arañas
tejieron también su historia.
Hablemos de los muros y sus cuadros.
¿Cuál eliges?
¿El del día de la boda,
el retrato de la niña
o el de vacaciones en verano?
Quiero el antiguo bodegón
para recordar las comidas familiares.

Mira la casa:
permanece ahí
de pie
pero sin alma.

¿Con cuál alcoba deseas quedarte?
¿Aquella donde los gemidos
algunas vez fueron música perfecta?
¿O el cuarto azul
donde echó raíces la cuna para siempre?
¿O el jardín
donde todavía se columpian las sonrisas?

Deseo la terraza,
esa roja plataforma de minúsculos ladrillos
donde lluvias y palomas encontraron su refugio,
donde todavía transpiran las estrellas
y no hay sombra que oculte los engaños.

Te regalo los espejos
saturados de susurros, ecos familiares,
desfigurados rostros
que hoy se desangran en reproches.

Pero tienes razón:
tal vez aquí ya nada nos retenga.
A la frontera tal vez llegamos
entre el amor que vacila y las cenizas.

Viéndolo bien,
no puedo partir en dos la casa:
te la regalo toda
con todo y promesas de futuros sublimes.

Como cortinas viejas
te regalo lo que queda:
este cielo sombrío
y este desvencijado viento
que dejaste al cerrar la puerta principal.


avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Clarisa_42 el Dom Jul 21, 2013 10:03 am


Nadie te ha dado nada, tú lo sabes.
Y lo entiendes mejor cada mañana
cuando abres tu vacío a los primeros
rayos del sol. Entonces agradeces
tener por toda herencia tus sentidos
para ese instante alado de gorriones
que te hace despertar, para ese aroma
florido de la brisa más temprana.
Y lo entiendes mejor. Sabes que el tiempo
acabará con toda pertenencia,
con todo lo que aún no se posee,
y hasta con esas luces que te inundan
de su clara verdad. Nadie te ha dado
más que órdenes, leyes y consejos
a seguir, por las buenas o las malas;
tristezas en la noche, frases hechas,
remedios inservibles contra el frío
y un poco de otras muchas vanidades.
Pero tú lo agradeces. Así nunca
tendrás que devolver ciento por uno
de tales donaciones. Y lo entiendes
mejor cuando te acuerdas de ese día
en que habrás de partir, dejando sólo
unos versos escritos como ejemplo
de tu digna pobreza. Nadie cumple
más deseos por ir con su abundancia
sobre los hombros, por tener sus bienes
a salvo de un fracaso inoportuno.
Por eso, vive en paz con tu vacío,
con la luz matinal, con este aroma
de soledad en flor, con el silencio
que igual que tú, sin nadie, fructifica.

Nadie te ha dado nada - Poema de María Sanz
avatar
Clarisa_42

Cantidad de envíos : 3509
Edad : 47
Fecha de inscripción : 03/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

No volveré a ser joven, de Jaime Gil de Biedma

Mensaje  Menuda el Sáb Sep 28, 2013 7:18 am

No volveré a ser joven de Jaime Gil de Biedma.

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine...
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

"Poemas póstumos" 1968
avatar
Menuda

Cantidad de envíos : 14778
Edad : 52
Localización : Al ladito del mar
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Cuando yo me haya ido - Manuel Alcántara

Mensaje  Menuda el Miér Oct 09, 2013 7:48 pm

Cuando yo me haya ido
-qué triste que me vaya-
de esta madera mía
que me hagan una guitarra.
...
Cuando termine la muerte,
si dicen: "¡A levantarse!",
a mí que no me despierten.

Que por mucho que lo piense,
yo no sé lo que me espera
cuando termine la muerte.

Que yo me conformo siempre,
y una vez acostumbrado
a mí que no me despierten.

Para encontrarme conmigo
vuelvo a salir a la calle,
calle del tiempo perdido.

Para encontrarme contigo
estoy buscando en el suelo
las huellas de su sonido.

Para encontrarme con nadie
me pongo a mirar arriba,
¡Auxilio, que Dios me ampare!

Mis cuentas no están cabales:
me falta una golondrina
y me sobran tres cristales.

Mira qué cosa tan rara:
pasé la noche contigo
estando solo en mi cama.

En este día cualquiera
párate a ver cómo canta,
antes que me vaya fuera,

mi corazón en tu mano
y tu boca en mi garganta
por la mañana temprano.

Ponte a vivir como loco:
ama, ríe, bebe, olvida.
Puesto a vivir todo es poco
por más que dure la vida.

El mar no puede morir,
se quedará navegando
aunque no haya nadie aquí.

Si otros no buscan a Dios
yo no tengo más remedio:
me debe una explicación.

No digo que sí o que no.
Digo que si Dios existe
no tiene perdón de Dios.

No digo que no o que sí.
Digo que me gustaría
que Él también creyera en mí.

Yo no le guardo rencor.
Si le encuentro alguna vez
nos perdonamos los dos.

Mi pobre tierra no puede
darme lo que estoy buscando.
Nadie da lo que no tiene.

Yo no culpo a Andalucía,
sé muy bien que a su esperanza
le pasó lo que a la mía.

Averigua quién te dio
esas ganas de morirte.
Ha tenido que ser Dios.

Ha tenido que ser Dios
un día que estaba triste.
No tiene otra explicación.

Manuel Alcántara. Poeta malagueño.
avatar
Menuda

Cantidad de envíos : 14778
Edad : 52
Localización : Al ladito del mar
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Rafael Guillén

Mensaje  Menuda el Miér Oct 09, 2013 7:49 pm

Vengo de no saber de dónde vengo
para decir amor, sencillamente.
Para pensar amor, sobre la frente
sostengo qué sé yo lo que sostengo.
Para no detener lo que detengo...
siembro en surcos y versos mi simiente.
Para poder subir, contra corriente,
tengo sujeto aquí, no sé qué tengo.

Venir es un recuerdo, si se llega.
Pensar es una huida, si se toca.
Sembrar es una historia, si se siega.
Sólo acierta en amor quien se equivoca
y entrega mucho más de lo que entrega.
Después, toda esperanza será poca.

Rafael Guillén. Poeta Granadino.
avatar
Menuda

Cantidad de envíos : 14778
Edad : 52
Localización : Al ladito del mar
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... , 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.