Esos versos que nunca olvidamos

Página 12 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Madison el Jue Oct 10, 2013 12:39 am

Conozco una pareja de cuervos...

Conozco una pareja de cuervos, sé que tienen
un tiempo semejante al de los hombres
para vivir; podría visitarlos,
pasear juntos
hasta los sauces de la orilla.
Hoy he hablado con alguien por quien sentí afecto,
le encontré satisfecho y próspero;
su enemigo murió. La muerte
siempre es de frío.

Olvido García Valdés
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Menuda el Jue Oct 10, 2013 12:43 am

Madison escribió:Conozco una pareja de cuervos...

Conozco una pareja de cuervos, sé que tienen
un tiempo semejante al de los hombres
para vivir; podría visitarlos,
pasear juntos
hasta los sauces de la orilla.
Hoy he hablado con alguien por quien sentí afecto,
le encontré satisfecho y próspero;
su enemigo murió. La muerte
siempre es de frío.

Olvido García Valdés
Me encanta...Very Happy 
avatar
Menuda

Cantidad de envíos : 14779
Edad : 52
Localización : Al ladito del mar
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Madison el Jue Oct 10, 2013 2:19 am

Very Happy Very Happy Very Happy Very Happy 
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  PatoBB el Vie Oct 11, 2013 9:24 am

Jo, que son memoriosos... ¿12 páginas de versos que recuerdan de memoria? Smile
avatar
PatoBB

Cantidad de envíos : 7207
Edad : 53
Localización : Paralelo 38 - Argentina
Fecha de inscripción : 17/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Menuda el Vie Oct 11, 2013 7:36 pm

PatoBB escribió:Jo, que son memoriosos... ¿12 páginas de versos que recuerdan de memoria? Smile
En mi caso, no...pero recuerdo el título, el autor o algun fragmento que me gusta...Embarassed Very Happy 
avatar
Menuda

Cantidad de envíos : 14779
Edad : 52
Localización : Al ladito del mar
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

¡No bromeen con los míos!

Mensaje  papapepe47 el Miér Oct 30, 2013 3:39 am

De Pablo García Baena:

"...y los muertos contemplando desde su balaustrada de ausencias
las débiles lamparillas de la noche de Todos los Santos"

"Antiguo muchacho" del libro del mismo título

Suena fuerte. Casi hiere...pero que de mis difuntos no se rían. Lo que empezó -en España- por las academias de idiomas y las guarderías de cooperativas "progre" se extiende año tras año. No creo que sea una moda inocente -y menos divertida- que desaparecerá. Es ir un paso más... hacia lo respetado por tradición. Digo respetado. No temido. De niño acompañaba a mi madre a limpiar las tumbas de mis abuelas. Desde hace décadas soy quien cuida las de mis progenitores y de mis abuelas (Ni idea de dónde reposan mis abuelos).
Ni he visto el Tenorio ni he pasado noches de velatorio. He rezado y pertenezco a una hermandad de Ánimas. Como gachas y no me gustan probar los huesos de santo (Observo con admiración que los frecuentan las hamburgueserías y rompen vaqueros con el uso diario asisten a las manifestaciones contra el imperio yanqui). Pienso que es una celebración que tendrá sus raíces en tierras extrañas pero que aquí ha sido trasplantada en una tierra que muchos han trabajado para que sea fértil. Bien abonada para ese fin.
Recuerdo de mi infancia -en una población rural donde tenía familiares- las calabazas huecas y oquedadas como calaveras, como algo infantil.
Creo que -como en tantos asuntos- se ha realizado un movimiento pendular pasando de un extremo a otro.
Soy de quienes vieron encender mariposas de aceite para los propios y para los que no tienen quienes se las quemen en su recuerdo.





avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 283
Edad : 70
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  DonTrasto el Vie Nov 22, 2013 7:34 am

(...)

Doblo la página del día,
escribo lo que me dicta
el movimiento de tus pestañas.

(...)

A través, de Octavio Paz.
avatar
DonTrasto

Cantidad de envíos : 386
Fecha de inscripción : 31/08/2008

Ver perfil de usuario http://dontrasto.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

De un malagueño

Mensaje  papapepe47 el Dom Nov 24, 2013 4:49 am

ÚLTIMA CANCIÓN

Canción antigua

Sólo recoja mi voz
el que, al desnudar al viento,
conozca el cuerpo de Dios.

       
              Emilio Prados, de Mínima muerte, 1944





Última edición por papapepe47 el Dom Nov 24, 2013 8:47 pm, editado 1 vez
avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 283
Edad : 70
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Lizzi el Dom Nov 24, 2013 6:46 am


Aquí se puede oir al autor recitar el poema.
http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=ver_voz1.php&wid=318&p=Jos%E9%20Hierro&t=R%E9quiem&o=Jos%E9%20Hierro


Réquiem


Manuel del Río, natural
de España, ha fallecido el sábado
once de mayo, a consecuencia
de un accidente. Su cadáver
está tendido en D′Agostino
Funeral Home. Haskell. New Jersey.
Se dirá una misa cantada
a las nueve treinta, en St. Francis.

Es una historia que comienza
con sol y piedra, y que termina
sobre una mesa, en D′Agostino,
con flores y cirios eléctricos.
Es una historia que comienza
en una orilla del Atlántico.
Continúa en un camarote
de tercera, sobre las olas
-sobre las nubes- de las tierras
sumergidas ante Platón.
Halla en América su término
con una grúa y una clínica,
con una esquela y una misa
cantada, en la iglesia St. Francis.

Al fin y al cabo, cualquier sitio
da lo mismo para morir:
el que se aroma de romero,
el tallado en piedra, o en nieve,
el empapado de petróleo.
Da lo mismo que un cuerpo se haga
piedra, petróleo, nieve, aroma.
Lo doloroso no es morir
acá o allá...

Requiem aeternam,
Manuel del Río. Sobre el mármol
en D′Agostino, pastan toros
de españa, Manuel, y las flores
(funeral de segunda, caja
que huele a abetos del invierno),
cuarenta dólares. Y han puesto
unas flores artificiales
entre las otras que arrancaron
al jardín... Liberame domine
de morte aeterna... Cuando mueran
James o Jacob verán las flores
que pagaron Giulio o Manuel...

Ahora descienden a tus cumbres
garras de águila. Dies irae.
Lo doloroso no es morir
Dies illa acá o allá,
sino sin gloria...
Tus abuelos
fecundaron la tierra toda,
la empapaban de la aventura.
Cuando caía un español
se mutilaba el universo.
Los velaban no en D′Agostino
Funeral Home, sino entre hogueras,
entre caballos y armas. Héroes
para siempre. Estatuas de rostro
borrado. Vestidos aún
sus colores de papagayo,
de poder y fantasía.

El no ha caído así. No ha muerto
por ninguna locura hermosa.
(Hace mucho que el español
muere de anónimo y cordura,
o en locuras desgarradoras
entre hermanos: cuando acuchilla
pellejos de vino, derrama
sangre fraterna). Vino un día
porque su tierra es pobre. El mundo
Liberame Domine es patria.
Y ha muerto. No fundó ciudades.
No dió su nombre a un mar. No hizo
más que morir por diecisiete
dólares (él los pensaría
en pesetas). Requiem aeternam.
Y en D′Agostino lo visitan
los polacos, los irlandeses,
los españoles, los que mueren
en el week-end.

Requiem aeternam.
Definitivamente todo
ha terminado. Su cadáver
está tendido en D′Agostino
Funeral Home. Haskell. New Jersey.
Se dirá una misa cantada
por su alma.

Me he limitado
a reflejar aquí una esquela
de un periódico de New York.
Objetivamente, sin vuelo
en el verso. Objetivamente.
Un español como millones
de españoles. No he dicho a nadie
que estuve a punto de llorar.



De: Cuánto sé de mí

Colaboración poema con voz: Itza Moreno Gómez



avatar
Lizzi

Cantidad de envíos : 236
Fecha de inscripción : 24/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Magari el Lun Nov 25, 2013 3:30 am

Lizzi escribió:
Aquí se puede oir al autor recitar el poema.
http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=ver_voz1.php&wid=318&p=Jos%E9%20Hierro&t=R%E9quiem&o=Jos%E9%20Hierro


Réquiem


Manuel del Río, natural
de España, ha fallecido el sábado
once de mayo, a consecuencia
de un accidente. Su cadáver
está tendido en D′Agostino
Funeral Home. Haskell. New Jersey.
Se dirá una misa cantada
a las nueve treinta, en St. Francis.

Es una historia que comienza
con sol y piedra, y que termina
sobre una mesa, en D′Agostino,
con flores y cirios eléctricos.
Es una historia que comienza
en una orilla del Atlántico.
Continúa en un camarote
de tercera, sobre las olas
-sobre las nubes- de las tierras
sumergidas ante Platón.
Halla en América su término
con una grúa y una clínica,
con una esquela y una misa
cantada, en la iglesia St. Francis.

Al fin y al cabo, cualquier sitio
da lo mismo para morir:
el que se aroma de romero,
el tallado en piedra, o en nieve,
el empapado de petróleo.
Da lo mismo que un cuerpo se haga
piedra, petróleo, nieve, aroma.
Lo doloroso no es morir
acá o allá...

Requiem aeternam,
Manuel del Río. Sobre el mármol
en D′Agostino, pastan toros
de españa, Manuel, y las flores
(funeral de segunda, caja
que huele a abetos del invierno),
cuarenta dólares. Y han puesto
unas flores artificiales
entre las otras que arrancaron
al jardín... Liberame domine
de morte aeterna... Cuando mueran
James o Jacob verán las flores
que pagaron Giulio o Manuel...

Ahora descienden a tus cumbres
garras de águila. Dies irae.
Lo doloroso no es morir
Dies illa acá o allá,
sino sin gloria...
Tus abuelos
fecundaron la tierra toda,
la empapaban de la aventura.
Cuando caía un español
se mutilaba el universo.
Los velaban no en D′Agostino
Funeral Home, sino entre hogueras,
entre caballos y armas. Héroes
para siempre. Estatuas de rostro
borrado. Vestidos aún
sus colores de papagayo,
de poder y fantasía.

El no ha caído así. No ha muerto
por ninguna locura hermosa.
(Hace mucho que el español
muere de anónimo y cordura,
o en locuras desgarradoras
entre hermanos: cuando acuchilla
pellejos de vino, derrama
sangre fraterna). Vino un día
porque su tierra es pobre. El mundo
Liberame Domine es patria.
Y ha muerto. No fundó ciudades.
No dió su nombre a un mar. No hizo
más que morir por diecisiete
dólares (él los pensaría
en pesetas). Requiem aeternam.
Y en D′Agostino lo visitan
los polacos, los irlandeses,
los españoles, los que mueren
en el week-end.

Requiem aeternam.
Definitivamente todo
ha terminado. Su cadáver
está tendido en D′Agostino
Funeral Home. Haskell. New Jersey.
Se dirá una misa cantada
por su alma.

Me he limitado
a reflejar aquí una esquela
de un periódico de New York.
Objetivamente, sin vuelo
en el verso. Objetivamente.
Un español como millones
de españoles. No he dicho a nadie
que estuve a punto de llorar.



De: Cuánto sé de mí

Colaboración poema con voz: Itza Moreno Gómez



Tan triste como hermoso.
avatar
Magari

Cantidad de envíos : 9343
Localización : Entre sol y sombra
Fecha de inscripción : 21/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

De un cordobés

Mensaje  papapepe47 el Lun Nov 25, 2013 7:41 am

Algo más alegre, juvenil y...romántico


ELEGÍA VI

Te amé a los quince años. Tú tenías mi edad.
Te amé en la sierra verde bajo un sol de domingo,
cuando al volver de misa paseaba tu familia
por la larga avenida de viejos eucaliptos.

Te amé bajo los pinos de agujas amarillas,
sobre la tierra ocre perfumada de menta.
Te amé sobre las rocas tapizadas de musgo,
sobre los prados verdes y las crujientes eras.

Te amé. Te amé. Es cuanto puedo decir ahora,
mas no recuerdo cuándo empezamos a amarnos.
Todo empezó lo mismo que un claro día de junio.
Sobre la tierra en flor teníamos quince años.

¿Sería, sin embargo, otoño, primavera
o invierno? Ay, quién sabe cuál era la estación.
¿Te acuerdas tú? La Vida era un rosal al viento...
Ven y dime en qué tiempo empezó nuestro amor.

¿Qué importa que los años nos hayan separado,
qué importa si el recuerdo es lo mismo que un valle
por el cual caminamos cantando, sonriendo
y cogiendo sus flores de perfume inefable?

Oh amada cuyo nombre lejano y melancólico
mi corazón agita como el viento a los bosques,
ven y dime aquel tiempo de pinos murmurantes,
de arroyos, de montañas, de nubes y de amores.

Ven y dime que tú también me amaste entonces
en la sierra, en los pinos y en los negros ocasos.
Oh, dime que me amaste cuando sobre la tierra
ardiente y amarilla teníamos quince años.
Ricardo Molina
(Elegías de Sandua, 1948)

avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 283
Edad : 70
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ángel García López, engendrado en La Carlota

Mensaje  papapepe47 el Dom Dic 01, 2013 5:12 am

De Ángel García López, -premio Adonais en 1969, premio Nacional de Poesía en 1973. Premio Andalucía de la Crítica de Poesía 2013- sabemos que nació en Rota en 1935. En dicha población gaditana hay un premio literario de poesía que lleva su nombre.

En 1984, hallándome de director en el Colegio Público Carlos III de La Carlota (Córdoba) me comentaron que su padre había sido maestro en dicha población y que, por motivos políticos, tuvieron que abandonar -"caminando" escribe el poeta- la  misma cuando su esposa se hallaba esperando a Ángel.

Como publicábamos un periódico -casi mensual- escolar "Cosas nuestras" y un librito anual de poesías infantiles nos pusimos en contacto con el poeta y nos dedicó una bella poesía "a un pueblo donde nunca nacería"


PEQUEÑA CANCIÓN DE AMOR A LA CARLOTA
                                         
                                              A los jóvenes poetas del Colegio PÚblico "Carlos III"
Si mi cuerpo esta tarde regresara,
como buscan mis ojos cada día,
igual que una paloma volaría,
a beberle su luz, el agua clara,
a un pueblo en el que nunca nacería.

Y, al llegar al alcor de La Carlota,
toda la sangre se me encendería,
porque allí, por sus campos, miraría
a mis dos padres caminando a Rota,
sobre sus ojos la melancolía.

Y al puñado de mieses que el verano
dejó en el vientre de la madre mía,
mientras los ojos, en la alegría,
llevaban la trsiteza de la mano
al sitio del que no regresaría.


Por eso en La Carlota, en el otero
mejor del corazón de Andalucía,
sé que mi verso se me quedaría
como una flor temblando en un alero
del pueblo blanco, mudo de alegría  

avatar
papapepe47

Cantidad de envíos : 283
Edad : 70
Localización : Andalucía
Fecha de inscripción : 26/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esos versos que nunca olvidamos

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.