Sueños de libro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sueños de libro

Mensaje  Carmen Neke el Lun Jun 01, 2009 8:34 pm

En el hidrante las gotas caen una tras otra. Uno oye, salida de la piedra, el agua clara caer sobre el cántaro. Uno oye. Oye rumores; pies que raspan el suelo, que caminan, que van y vienen. Las gotas siguen cayendo sin cesar. El cántaro se desborda haciendo rodar el agua sobre un suelo mojado.
-"Despierta" , le dicen.
Reconoce el sonido de la voz. Trata de adivinar quién es; pero el cuerpo se afloja y cae adormecido, aplastado por el peso del sueño. Unas manos estiran las cobijas prendiéndose de ellas, y debajo de su calor el cuerpo se esconde buscando la paz.
-"Despiertate", vuelven a decir.
La voz sacude los hombros. Hace enderezar el cuerpo. Entreabre los ojos. Se oyen las gotas de agua que caen del hidrante sobre el cántaro raso. Se oyen pasos que se arrastran ... Y el llanto.
Entonces oyó el llanto. Eso lo despertó: un llanto suave, delgado, que quizá por delgado pudo traspasar la maraña del sueño, llegando hasta el lugar donde anidan los sobresaltos.

Juan Rulfo, Pedro Páramo
avatar
Carmen Neke

Cantidad de envíos : 17764
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Ver perfil de usuario http://actosdelectura.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Allegra el Lun Jun 01, 2009 8:35 pm

Jo, ya te lo estás leyendo. Sad Tengo que acabar primero el de Landero. Me pongo al acabar de revisar los hilos.
avatar
Allegra

Cantidad de envíos : 2225
Fecha de inscripción : 11/04/2008

Ver perfil de usuario http://www.apuntesdelectura.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Wara el Mar Jun 02, 2009 1:56 am

¡Ah, qué bueno! A ver si me tropiezo yo con algún sueño...

.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Carmen Neke el Vie Jun 05, 2009 1:58 am

Ayer soñé que vivía en el interior de un árbol hueco, al poco rato el árbol empezaba a girar como un carrusel y yo sentía que las paredes se comprimían; desperté con la puerta del bungalow abierta de par en par.

[...]

Sueño rostros que abren la boca y no pueden hablar. Lo intentan pero no pueden. Sus ojos azules me miran pero no pueden. Después camino por el pasillo de un hotel. Despierto transpirando.

Roberto Bolaño, Amberes
avatar
Carmen Neke

Cantidad de envíos : 17764
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Ver perfil de usuario http://actosdelectura.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

"Pedro Páramo" - Juan Rulfo

Mensaje  Wara el Vie Jun 05, 2009 10:45 am

.
Y todo fue culpa de un maldito sueño. He tenido dos: a uno de ellos lo llamo el <<bendito>> y a otro el <<maldito>>. El primero fue el que me hizo soñar que había tenido un hijo. Y mientras viví, nunca dejé de creer que fuera cierto; porque lo sentí entre mis brazos, tiernito, lleno de boca y de ojos y de manos; durante mucho tiempo conservé en mis dedos la impresión de sus ojos dormidos y el palpitar de su corazón. ¿Cómo no iba a pensar que aquello fuera verdad? Lo llevaba conmigo a dondequiera que iba, envuelto en mi rebozo, y de pronto lo perdí. En el cielo me dijeron que se habían equivocado conmigo. Que me habían dado un corazón de madre, pero un seno de una cualquiera. Ese fue el otro sueño que tuve. Llegué al cielo y me asomé a ver si entre los ángeles reconocía la cara de mi hijo. Y nada. Todas las caras eran iguales, hechas con el mismo molde. Entonces pregunté. Uno de aquellos santos se me acercó y, sin decirme nada, hundió una de sus manos en mi estómago como si la hubiera hundido en un montón de cera. Al sacarla me enseñó algo así como una cáscara de nuez: <<Esto prueba lo que te demuestra>>.
>>Tú sabes cómo hablan raro allá arriba; pero se les entiende. Les quise decir que aquello era sólo mi estómago engarruñado por las hambres y por el poco comer; pero otro de aquellos santos me empujó por los hombros y me enseñó la puerta de salida: “Ve a descansar un poco más a la tierra, hija, y procura ser buena para que tu purgatorio sea menos largo”.
>>Ese fue el sueño <<maldito>> que tuve y del cual saqué la aclaración de que nunca había tenido un hijo.
.

Juan Rulfo
"Pedro Páramo"
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Carmen Neke el Mar Jun 09, 2009 6:54 pm

IMSOMNIO

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño, y por el mar las naves.

En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.

Saber que duermes tú, cierta, segura
—cauce fiel de abandono, línea pura—,
tan cerca de mis brazos maniatados.

Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.

Gerardo Diego
avatar
Carmen Neke

Cantidad de envíos : 17764
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Ver perfil de usuario http://actosdelectura.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  john silver el Miér Jun 10, 2009 1:22 am

El viento o el amor

No te falta espacio para tus giros y carreras,
viento que desordenas el verano.
Tienes toda esta noche
-no sólo esta calle mojada-,
mis cabellos,
mis pensamientos también agitados.
Ya no llueve. Se aleja la tormenta,
regresa aún una y otra vez con encendida sorpresa.
Pienso en olas, en frías arenas;
en los huertos que la lluvia ha humillado;
en la hierba húmeda de la loma nocturna,
nacida para nadie;
en los pinos visitados por un oscuro sueño
-viento o solamente una fría sospecha-;
en un extraño deseo ligado a la tierra.
Es como si recordase o amase,
es como si un muerto escuchase un techo de pisadas,
y nunca se cumplirán las promesas.
Despierto, escucho el viento, el amor.



Marià Villangómez
[Trad.: M. Endale Renda]
avatar
john silver

Cantidad de envíos : 1147
Edad : 50
Localización : Eivissa
Fecha de inscripción : 21/01/2009

Ver perfil de usuario http://diaridunpetitbotiguer.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  savina el Miér Jun 10, 2009 4:09 am

No tot és desar somnis pels calaixos

No tot és desar somnis pels calaixos
rodejats d'enemics o bé d'objectes
que subtilment i astuta ens empresonen.

Perquè viure és combatre la peresa
de cada instant i restablir la fonda
dimensió de tota cosa dita,
podem amb cada gest guanyar nous àmbits
i amb cada mot acréixer l'esperança.

Serem allò que vulguem ser.

Pels vidres
del ponent encrespat, la llum esclata.

Miquel Martí i Pol
(Primer llibre de Bloomsbury , 1980-1981)


El texto está en catalán. No me atrevo a traducirlo por aquello de traduttore-traditore -en mi caso. Apelo a la bondad de nuestro pirata.
avatar
savina

Cantidad de envíos : 407
Fecha de inscripción : 03/04/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Nathaniel Hawthorne – La marca de nacimiento

Mensaje  Wara el Jue Jun 18, 2009 2:15 am

.
Triste es el tono de la mente cuando ni el sueño, que todo lo envuelve, logre que confine los fantasmas a la penumbra de sus dominios; cuando tiene que soportar que irrumpan y asusten la vida manifiesta con secretos que acaso pertenezcan a otra más profunda. Aylmer terminó recordando el sueño. Había imaginado que él y su criado Aminadab intentaban una operación que quitase la marca de nacimiento. Pero cuanto más escarbaba el bisturí, más se hundía la mano, hasta que el marido tuvo en el minúsculo poder de su puño, el corazón de Georgiana del cual, no obstante, decidió inexorablemente arrancar la marca o cortarla.

Cuando la forma del sueño se le hubo completado en la memoria, Aylmer contempló a su esposa con un sentimiento de culpa. A menudo la verdad entra en la mente disimulada en las ropas del sueño, y luego habla con una franqueza distante de asuntos que en vigilia tratamos con autoengaños inconcientes. Hasta entonces Aylmer no había reparado en la influencia tiránica que una sola idea había adquirido sobre su mente ni en lo lejos que tenía que ir en su corazón para procurarse paz.


Nathaniel Hawthorne
La marca de nacimiento
Musgos de una vieja casa parroquial

.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mario Benedetti - La tregua

Mensaje  Carmen Neke el Miér Jun 24, 2009 9:19 pm

Sueño descabellado. Yo venía de atravesar en pijama el Parque de los Aliados. De pronto, en la vereda de una casa lujosa, de dos plantas, vi que estaba Avellaneda. Me acerqué sin vacilar. Ella tenía puesto un vestidito liso, sin adornos ni cinturón, directamente sobre la carne. Estaba sentada en un banquito de cocina, junto a un eucaliptos, y pelaba papas. De pronto tuve conciencia de que ya era de noche y me acerqué y le dije: "Qué rico olor a campo". Al parecer, mi argumento fue decisivo, porque inmediatamente me dediqué a poseerla, sin que mediase resistencia alguna de su parte.

Esta mañana, cuando apareció Avellaneda con un vestidito liso, sin adornos ni cinturón, no pude aguantarme y le dije: "Qué rico olor a campo". Me miró con auténtico pánico, exactamente como se mira a un loco o a un borracho. Para peor de males traté de explicarle que estaba hablando solo. No la convencí, y al mediodía, cuando se fue, todavía me vigilaba con cierta prevención. Una prueba más de que es posible ser más convincente en los sueños que en la realidad.

Mario Benedetti, La tregua
avatar
Carmen Neke

Cantidad de envíos : 17764
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Ver perfil de usuario http://actosdelectura.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Wara el Vie Jun 26, 2009 9:56 am

Recuerdo esa mirada de pánico de Avellaneda...

.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Madison el Sáb Jun 27, 2009 9:53 am

Qué hilo más chulo!!!1
avatar
Madison

Cantidad de envíos : 5195
Fecha de inscripción : 17/03/2008

Ver perfil de usuario http://cafedemadison.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Antonio Tabucchi - Sostiene Pereira

Mensaje  Wara el Sáb Jun 27, 2009 10:23 am

.
Aquella noche, sostiene Pereira, tuvo un sueño. Un sueño hermosísismo, de su juventud. Pero prefiere no revelarlo, porque los sueños no se deben revelar, sostiene. Admite únicamente que era feliz y que se encontraba en invierno en una playa del norte, más allá de Coimbra, en La Granja quizá, junto a él había una persona cuya identidad no desea desvelar. El hecho es que se levantó de muy buen humor (...).


Antonio Tabucchi
"Sostiene Pereira"

.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Las almas grises, Philippe Claudel

Mensaje  Q el Miér Jul 08, 2009 3:55 am

La noche siguiente tuve un sueño. Clémence estaba bajo tierra y lloraba. Se le acercban animales de todas clases, con cabezas horribles, colmillos y garras. Ella se protegia la cara con las manos, pero los animales avanzaban y acababan llegando donde estaba ella, la mordian, le arrancaban trozos de carne y los engullian. Clémence decia mi nombre. Tenia tierra y raices en la boca, y sus ojos ya no tenian pupilas. Eran blancos y apagados
.
Capitulo XIX
avatar
Q

Cantidad de envíos : 9985
Localización : leyendo
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ignacio MARTINEZ DE PISON - Nuevo plano de la ciudad secreta

Mensaje  Wara el Lun Ene 04, 2010 6:54 am

.
Mi prima tenía una habilidad especial para hacernos creer que a ella siempre le ocurrían cosas extraordinarias. Una mañana me dijo que aquella misma noche había tenido un hermoso sueño en color. Había visto con claridad el dormitorio de su internado; era ese mismo dormitorio aunque aquello no fuera España sino Rusia y aunque en él no hubiera una sola cama; las ventanas carecían de cristales, y por una de ellas entró un globo, un globo rojo al que siguieron uno verde, otro azul, varios amarillos, más globos rojos y verdes; flotaban sin ruido, mansamente, y no parecía que estuvieran buscando la salida; de repente explotó uno de los globos, o desapareció sin más, y algunos de los restantes comenzaron a desinflarse y a perder altura. Alicia se había despertado antes de que ninguno de ellos hubiera llegado a posarse, por eso recordaba la intensidad de los colores. Decía que, según su padre, sueños así los tiene muy poca gente y sólo dos o tres veces en la vida, y afirmaba emocionada que nunca lo olvidaría. Yo la admiraba por ello y porque me sentía incapaz de soñar en color. Lo intenté luego durante varias noches. Cerraba los ojos y me concentraba en los globos de colores de su sueño, pero era en vano. Lo único que conseguía era reproducir la desasosegante imagen de aquella caída lenta, uniforme, inevitable, y preguntarme el porqué de mi propio desasosiego.

Ignacio MARTINEZ DE PISON
Nuevo plano de la ciudad secreta
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Hermann Hesse - Siddhartha

Mensaje  Wara el Sáb Feb 20, 2010 2:29 am

.
Durante la noche, cuando dormía en la choza de paja de un barquero, junto al río, Siddharta tuvo un sueño: Govinda estaba delante de él con su vestidura amarilla de asceta. Govinda tenía un aspecto triste y con melancolía le preguntaba: «¿Por qué me has abandonado?». Entonces Siddharta abrazó a Govinda, lo tomó entre sus brazos, lo estrechó contra su pecho y lo besó... ya no era Govinda, sino una mujer, y del vestido le salía un seno turgente. Tendiase Siddharta, y bebía. La leche de ese pecho sabía dulce y fuerte. Su sabor era de mujer y de hombre, de sol y de bosque, de flor y de animal, de todas las frutas y todos los placeres; embriagaba y hacía perder el sentido.

Cuando Siddharta despertó, el río pálido brillaba a través de la puerta de la choza, y en el bosque se oía grave y sonoro el grito sombrío de un búho.
Hermann Hesse - Siddhartha (1922)
.
avatar
Wara

Cantidad de envíos : 5951
Localización : En algún finisterre
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Carmen Neke el Mar Ene 25, 2011 6:55 am

Spoiler:
(Qué pena tan grande me entra cuando veo la titularidad de todas las intervenciones anteriores en este hilo Sad Sad Bueno, yo a lo mío)
Rosario sí que era una realidad. Cuando me acostaba e intentaba conciliar el sueño aparecía semidesnuda, tumbada a mi lado, acariciándome el pecho y la cara. Después me desnudaba poco a poco, me sonreía, me besaba los labios. Yo me dejaba hacer, quieto ante tamaña hembra. Cuando estábamos completamente desnudos siempre sucedía lo mismo: entraba mi madre, la Santa María, y me decía: "¿Estás bien, hijo mío? Hasta mañana, si Dios quiere...". Entonces me daban ganas de saltar de la cama y lanzarme sobre ella.
Cuando entraba mi padre era distinto.
-Hijo-me decía-, mañana será un nuevo día. Piensa que la vida da muchos golpes, pero hay que saber encajarlos, así que prepárate.
Yo me tapaba con las sábanas, metía mis brazos por debajo de la almohada e imaginaba que Rosario seguía allí. Pero Rosario, harta de las plegarias de mi madre y los consejos de mi padre, se había vestido y se había marchado a otro sueño, quizás al sueño de Jorgito.
Óscar Santos Payán, Un libro que podría titularse el baile de la berenjena
avatar
Carmen Neke

Cantidad de envíos : 17764
Fecha de inscripción : 29/03/2008

Ver perfil de usuario http://actosdelectura.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de libro

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.