La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  angelconcielo el Vie Dic 02, 2011 9:53 am

Siberia escribió:Como muchos jóvenes de todas las épocas algunos escritores son mucho más elocuentes en la crítica que en la creación, en lo negativo que en lo positivo. Pero que se deba valorar ese rasgo adolescente como un plus de profundidad es casi exclusivo de nuestro tiempo.

Sastamente.
avatar
angelconcielo

Cantidad de envíos : 1497
Fecha de inscripción : 18/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  fardal el Vie Dic 02, 2011 10:41 pm

Siberia, Maldito...
Deberían daros un programa en la tele (bueno y a unos cuantos más de este foro...)
Aunque no la erradicaría al menos quizá atenuaría un poco la anestesia neuronal de este pais.
¿he exagerado...?
avatar
fardal

Cantidad de envíos : 110
Fecha de inscripción : 25/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Lolita Nabokov el Vie Dic 02, 2011 10:50 pm

fardal escribió:Siberia, Maldito...
Deberían daros un programa en la tele (bueno y a unos cuantos más de este foro...)
Aunque no la erradicaría al menos quizá atenuaría un poco la anestesia neuronal de este pais.
¿he exagerado...?

No, no has exagerado nada en absoluto, son ambos, (Siberia también lo es) ( y otros también lo son) unos " pesimistas lúcidos" que a mí desde luego, me aportan " luz en las tinieblas", me reconcilian.
avatar
Lolita Nabokov

Cantidad de envíos : 2309
Fecha de inscripción : 23/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  fardal el Vie Dic 02, 2011 10:55 pm

Siberia escribió:. Como muchos jóvenes de todas las épocas algunos escritores son mucho más elocuentes en la crítica que en la creación, en lo negativo que en lo positivo. Pero que se deba valorar ese rasgo adolescente como un plus de profundidad es casi exclusivo de nuestro tiempo.
Permítame también citar esta observación, porque a veces parece que sea una máxima de la literatura. Parece que cuando estás pasando por un mal momento, has de abandonar toda erudicción y relegarte a leer best-sellers para no caer en las más profundas de las depresiones.
Por eso me encanta Thomas Pynchon, porque es el mejor ejemplo de que la calidad literaria no tiene que estar asociada a ese pesimismo que parece aportar un plus de profundidad.
Quizá la clave está en que, dejando aparte el surrealismo, en nuestro tiempo somos menos inocentes que en tiempos pasados...
avatar
fardal

Cantidad de envíos : 110
Fecha de inscripción : 25/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Ese maldito yo el Sáb Dic 03, 2011 1:38 am

No haga trampa.

Pero hombre, Siberia, que el ejemplo del Big Brother literario sólo era un apunte humorístico.

Igual podría yo ponerle el ejemplo de un grupo que lea a Dickens, Tolstoi o Balzac y otro que estuviera consumiendo pesimismo descerebrado de bandas (o escritores) punk. Sesgo de selección se llama a eso
Aceptemos que Dickens era un "optimista"; pero ¡Tolstói! ¡Balzac! Sea como fuere, entiendo que hablar de pesimismo u optimismo en literatura es poco fecundo. Lo relevante es con qué pertinencia, con qué eminencia ética y estética, exponen los escritores las luces y las sombras de la existencia. Que como lectores nos atraigan más los maestros de la sombra o de la luz ya es otra historia. (Además: ¿por qué elegir?) Resulta curioso que ponga como ejemplo de "optimismo" (insisto: es un concepto que no me interesa literariamente) la novelística decimonónica, que constituye -retomo el apunte de fardal- un ejemplar "camino de desengaño". Podría decirse, de hecho, que la trayectoria de la novela del s. XIX se resume en dos títulos: el que va de las dickensianas Grandes esperanzas a las balzaquinas Ilusiones perdidas.

En este tema estoy de acuerdo con la crítica que le hizo Foster al Ulises de Joyce. Descartadas las innovaciones formales (inmensas, lo se), el autor fabrica una transmutación del victorianismo. Lo alto en lo bajo y viceversa. No es una nueva creación de valores, es simplemente oposición (rabia, resentimiento, sentimientos tan fructíferos en el siglo pasado) a valores previos.

Se me escapa qué tiene que ver el Ulises con el tema que nos ocupa. Sea como fuere, no soy un gran amante del Joyce "vanguardista" (prefiero al Joyce de Dublineses) por razones que nos alejarían aun más de La noche de los tiempos. [Me siento como un rey Midas digresivo: todo hilo que toco se desparrama en digresión del tema principal... bom ]

Como muchos jóvenes de todas las épocas algunos escritores son mucho más elocuentes en la crítica que en la creación, en lo negativo que en lo positivo.

En este asunto hay mucha tela que cortar y carezco ahora de tiempo. Creo que hay un desenfoque de conceptos. Los jóvenes no son críticos: son rebeldes. La crítica es un ejercicio intelectual que exige dosis similares de información y lucidez. Una crítica es un diagnóstico certero de los males y para diagnosticarlos son imprescinibles la formación, el rigor y la paciencia: cualidades que, por múltiples motivos, no son propios de la juventud, sino de la madurez. Los jóvenes, incluso los niños, son más creativos que críticos (ése es el motivo por el que la poesía, género intuitivo donde los haya, es cantera de genios jóvenes; y el ensayo, género reflexivo y crítico por antonomasia, de genios maduros). El joven protesta, reclama, denuesta, zahiere; pero no critica. Crítica es lo contrario de espontánea rebeldía.

Pero que se deba valorar ese rasgo adolescente como un plus de profundidad es casi exclusivo de nuestro tiempo.

Insisto: la verdadera crítica puede ser cualquier cosa menos adolescente. Y -puestos a juzgarlos desde su faceta menos amable- nuestro tiempo no valora la crítica ni la lucidez ¡todo lo contrario! Valoramos, a un tiempo, la protesta indignada, desinformada y el conformismo acrítico. Como adolescentes que odian a papá, pero le piden semanalmente la asignación. Vivimos en la época del desengaño conformista, del discurso de la libertad y la práctica de la servidumbre subvencionada.

P.S.: El siglo XX ha alumbrado formas de arte esencialmete sombrías, es cierto; pero es algo lógico teniendo en cuenta que nunca como entonces fue tan profunda la crisis del fundamento existencial, ni nunca la razón técnico-instrumental se puso con tanta efectividad al servicio de la matanza y el exterminio. Lo verdaderamente monstruoso del arte del pasado siglo no es esa parte de sombra, sino el kitsch: ese veneno azucarado que enmascara el horror y que impone, sobre la tragedia, el happy end.

Ese maldito yo

Cantidad de envíos : 600
Fecha de inscripción : 24/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Siberia el Sáb Dic 03, 2011 10:26 am

Creo que hablamos de conceptos mezclados. El optimismo y la crítica no están reñidos. Pocos escritores tan críticos con la sociedad de su tiempo como Dickens. Pero al mismo tiempo su obra rezuma humanismo, compasión y esperanza (casi siempre). Desde luego no es el caso de Céline. Su asco no nace de las imperfecciones del mundo, sino de su interior. Tiñe al mundo de los colores que él mismo tiene dentro, lo que evidentemente es lícito, pero no necesariamente crítico, ni lúcido.

Eso si hablamos de Céline, al que salva su nivel artístico. Un peldaño más abajo existe lo que usted señala en los últimos párrafos, con los que estoy por completo de acuerdo. Existe un enorme vivero de rebeldía acrítica, como la ha llamado usted. Rebeldes, pero cómodamente instalados, verdaderos anticuerpos del sistema que evitan la crítica verdadera. Y no sólo son jóvenes, nada de eso. Muchos escritores están en la misma onda, épater le bourgeois como sustituto del talento. Y aún funciona.

PD. El happy end es tan convencional, postizo y falso como cientos de narraciones que muestran lo invariablemente angustioso, nauseabundo y desesperanzado que es nuestro mundo. ¿Por qué vamos a dar mejor calificación artística a una convención sobre la otra?

PD2. Fardal, Lolita. Bueno, la idea es esa, mezclar ideas estimulantes. Si dejamos de hacerlo, dudo que merezca la pena el foro.


avatar
Siberia

Cantidad de envíos : 5344
Fecha de inscripción : 02/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Siberia el Sáb Dic 03, 2011 11:47 pm

Le pongo un fragmento de la crítica de E M Forster al Ulises de Joyce porque explica mejor que yo lo que quería decir acerca de muchos "pesimismos" literarios de nuestro tiempo.

"... es un intento obstinado de arrojar el mundo en el lodo, una transmutación del victorianismo, un intento de hacer fracasar el lado atractivo y luminoso de la vida y hacer triunfar el lado absurdo y obsceno de la existencia: una simplificación del carácter humano al servicio del infierno. Todas las simplificaciones fascinan y alejan de la verdad - que se halla más cerca de la confusión del Tristan Shandy, por ejemplo - (...) ¿lo consigue el autor? No; totalmente no. La irritación en la literatura nunca tiene éxito pleno, ni en Juvenal, ni en Swift, ni en Joyce..."
avatar
Siberia

Cantidad de envíos : 5344
Fecha de inscripción : 02/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Ese maldito yo el Dom Dic 04, 2011 6:45 am

Estimado Siberia,

Creo que hablamos de conceptos mezclados. El optimismo y la crítica no están reñidos. Pocos escritores tan críticos con la sociedad de su tiempo como Dickens. Pero al mismo tiempo su obra rezuma humanismo, compasión y esperanza (casi siempre). Desde luego no es el caso de Céline. Su asco no nace de las imperfecciones del mundo, sino de su interior. Tiñe al mundo de los colores que él mismo tiene dentro, lo que evidentemente es lícito, pero no necesariamente crítico, ni lúcido.

Por supuesto. En ningún momento he afirmado que el optimismo y la crítica sean incompatibles. Ni que Céline tenga una visión lúcida del mundo. Lo que he sostenido es que me gusta la poesía (la oscura poesía) del Viaje al fin de la noche y que juventud y espíritu crítico están lejos de ser concomitantes.

Existe un enorme vivero de rebeldía acrítica, como la ha llamado usted. Rebeldes, pero cómodamente instalados, verdaderos anticuerpos del sistema que evitan la crítica verdadera. Y no sólo son jóvenes, nada de eso. Muchos escritores están en la misma onda, épater le bourgeois como sustituto del talento. Y aún funciona.

Indiscutiblemente.


PD. El happy end es tan convencional, postizo y falso como cientos de narraciones que muestran lo invariablemente angustioso, nauseabundo y desesperanzado que es nuestro mundo. ¿Por qué vamos a dar mejor calificación artística a una convención sobre la otra?

Pero... ¿quién otorga mejor "calificación artistica" al pesimismo de salón que al optimismo tontorrón? Uno y otro son culpables del mismo pecado imaginativo: obviar la condición esencialmente trágica de la existencia humana, el hecho de que, bajo el piso donde agoniza un moribundo, una joven pareja disfruta de su amor, de que no hay vida humana que no atraviese períodos de euforia y desesperación. Insisto en que, literariamente, el optimismo y el pesimismo me parecen categorías inútiles. Lo relevante no es que un autor sea esencialmente luminoso (como Dickens, Jorge Guillén o Rilke), esencialmente sombríos (como Beckett, Paul Celan o Kafka) o "veteados" (como Shakespeare). Lo relevante es la potencia imaginativa, la lucidez ética y la eminencia estética que esos escritores puedan aportarnos. Por mucha tendencia que tenga uno hacia la sombra o la luz, mal haría en hurtarse cosmovisión del "contrario".

Mantiene usted que nuestros tiempos aplauden con irreflexión a los genios (o impostores) sombríos. Yo no estoy tan seguro. Claro que en el siglo XX (¡y en el XIX y en todos!) ha habido literatura desesperada. ¡Cómo si el mundo no justificara la mayor de las negruras! Pero si algo ha caracterizado la pasada centuria es, a mi parecer, todo lo contrario: el culto al kitsch y el optimismo progresista más catastrófico. Ahí está la historia por testigo.

Le pongo un fragmento de la crítica de E M Forster al Ulises de Joyce porque explica mejor que yo lo que quería decir acerca de muchos "pesimismos" literarios de nuestro tiempo.

"... es un intento obstinado de arrojar el mundo en el lodo, una transmutación del victorianismo, un intento de hacer fracasar el lado atractivo y luminoso de la vida y hacer triunfar el lado absurdo y obsceno de la existencia: una simplificación del carácter humano al servicio del infierno. Todas las simplificaciones fascinan y alejan de la verdad - que se halla más cerca de la confusión del Tristan Shandy, por ejemplo - (...) ¿lo consigue el autor? No; totalmente no. La irritación en la literatura nunca tiene éxito pleno, ni en Juvenal, ni en Swift, ni en Joyce..."

Creo firmemente que ninguna obra verdaderamente valiosa puede nacer del desprecio. Ahora bien, dice E.M. Forster que "todas las simplificaciones fascinan y alejan de la verdad". Sabias palabras que acaso debería haberse aplicado a sí mismo. Reducir el Ulises (de quien no soy amante) a una apología de lo absurdo y lo obsceno de la existencia es una muestra de ceguera crítica o una paradójica tendencia a la "irritación". Claro que Joyce ridiculica el victorianismo; pero no en nombre del desprecio a lo atractivo y luminoso de la vida: sino en nombre del desprecio al puritanismo y la hipocresía que gangrenaban la época victoriana. Una de las (muchas) cosas que hace Joyce es su novela es, precisamente, descubrir lo que hay de "atractivo", de "luminoso" en un mundo en el que los hombres, sí, cagan, mean, se masturban y follan, descubrir lo "luminoso" y "atractivo" que hay en el cuerpo y al amor humanos, tan cercanos a la sublimidad como al excremento. Ahí tenemos el capítulo culminante de Ulises: el monólogo interior de Molly, que -ahuyentando toda negatividad- concluye con la palabra "Sí". La afirmación, a pesar de todas las miserias, del reino trágico de este mundo.

[Rigurosamente off topic -y pido disculpas por el exceso meticulosidad-: la Post Data se utiliza para indicar un añadido en una fecha posterior a la de redacción del cuerpo del texto. Para indicar que se añade algo a la redacción primera se debe utilizar el Post Scriptum.]

Ese maldito yo

Cantidad de envíos : 600
Fecha de inscripción : 24/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Siberia el Vie Dic 09, 2011 1:18 am

Sigo con el hilo. Me gusta, no tengo otra disculpa.

Por supuesto que lo importante es el talento imaginativo del escritor, no los colores que use para pintar sus creaciones. Goya es luminoso u oscuro, pero lo importante es que en ambos casos es Goya. Pero me gusta señalar los tics de nuestro tiempo. Stendhal decía que cada época tiene sus estupideces propias, invisibles para sus coetaneos, pero muy visibles en épocas posteriores y se preguntaba por las de su tiempo. Lo mismo podemos hacer nosotros con el nuestro. Dice Maldito que en todas las épocas ha habido literatura desesperada. Por supuesto. Pero no todas las épocas han tenido el mismo termómetro emocional. La humanidad es optimista en épocas de plenitud y pesimista en épocas de crisis. A finales del XIX y comienzos del XX, impera en Occidente el positivismo, la religión del progreso. Nuevas fronteras se cruzan todos los días, las comunicaciones se expanden, la "civilización" está orgullosa de serlo. Con claroscuros, dirán algunos. Por supuesto. Pero el hombre culto y progresista (en el sentido de entonces) sentía un sincero orgullo (signo de nobleza, según Ortega) por el avance de su civilización. 1914 acabó con todo aquello. El mito del progreso continuo se derrumbó con las dos guerras mundiales, el nacimiento de los totalitarismos, la amenaza nuclear, etc. Consecuentemente, el arte y la cultura sufrieron un vuelco y las voces "optimistas" pasaron a la clandestinidad. O bien se refugiaron en el vanguardismo o bien la negrura apareció en el tiempo que va de Tolstoi a Kafka. Pero toda ruptura acaba por devenir academicismo. Después de la caida del muro nadie sabe muy bien a donde vamos, pero desde luego los tiempos no son peores que a principios del siglo pasado. Inseguros, pero mejores. Hace un par de días, me quejaba de la crisis con un señor de unos setenta años. Después de mirarme, me respondió: "Bueno, a lo mejor es el momento de que vosotros hagáis algo. Habéis vivido toda vuestra vida entre comodidades y no habéis tenido difiultades verdaderas hasta ahora. Es el momento de que apenquéis, no?" Había captado mi pesimismo postizo, el del que se queja por costumbre. Uno casi generacional. Quizá, hablando ya de litaratura, ya es hora de que contemplemos la pura experimentación (una huida, al fin y al cabo) y el pesimismo con curiosidad y que no nos sintamos obligados para con ellos.
avatar
Siberia

Cantidad de envíos : 5344
Fecha de inscripción : 02/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Ese maldito yo el Vie Dic 09, 2011 4:00 am

Sigamos entonces (aunque me temo que voy a repetirme...).

Insisto en que estamos hablando de cosas distintas. Como bien dice, cada época tiene sus peculiares pliegues del alma: unos más claros, otros más oscuros. Y no parece injustificado que, en la literatura del pasado siglo, haya primado la gama oscura. El espíritu crítico es, cuando ha sido artísticamente logrado, tan lúcido y necesario como el espíritu celebratorio (otro asunto es que a uno le tire más una tendencia u otra). La cuestión, por tanto, no es que tengamos que replantearnos o no el pesimismo, sino la deriva manierista y artificiosa de ese pesimismo. Pero del mismo modo podría criticarse la deriva manierista y artificiosa del "optimismo" (todo el arte kitsch). Entiendo que lo relevante no es empeñarnos en ser más o menos "optimistas" o "pesimistas", sino en ser mejores artistas. Por otra parte, la experimentación no es una "huida": es el principio renovador del arte (y no sólo del arte). Lo criticable es, una vez más, el experimentalismo automatizado.

Yo diría que el desenfoque de sus comentarios estriba en confundir las tendencias artísticas con sus extremos artificiosos y degradados. Extremos que no sólo encontrará en el "pesimismo" o en la experimentación, sino también en el "optimismo" y el clasicismo. Sí, Stendhal tiene razón: cada época, oscura o clara, tiene su estupidez propia; esto es, su peculiar forma de frivolidad. Pero eso no invalida la verdad artística de sus obras, luminosas o sombrías.

Ese maldito yo

Cantidad de envíos : 600
Fecha de inscripción : 24/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Siberia el Vie Dic 09, 2011 8:58 am

No sé si acabo de explicarme. El romanticismo fue una corriente renovadora de primer orden. Pero al final se convirtió en una cáscara y el realismo se encargó de señalar cuan vacías de contenido habían quedado por ejemplo las obras de un Echegaray. Lo mismo sucedió con el barroco tardío y el neoclasicismo, por ejemplo. El exceso ornamental del barroco tardío, el sentimentalismo hueco del último romanticismo o la experimentación mecánica de muchos autores de finales del XX son meros apéndices de los momentos de esplendor. Y el mismo significado tiene el exceso de hijos ilegítimos y atmósferas góticas de cierta época con los mundos dominados invariablemente por la naúsea y la desesperanza en la nuestra. Quizá aún no hayan colmado del todo nuestra paciencia, pero lo harán.
avatar
Siberia

Cantidad de envíos : 5344
Fecha de inscripción : 02/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Núria el Vie Dic 09, 2011 9:10 am

Off topic,

Spoiler:
no he leído Lo noche, lo tengo hace meses y meses, pero adentrarme me da pereza. Y sin embargo tengo un cariño especial, muy muy especial a Muñoz Molina coo persona, y por supuesto como novelista, articulista, y sí, como pareja de la Lindo, también, por qué no? bueno, el caso es que este hilo, creo, es el que más visitas ha tenido como novela contemporánea, diría incluso que como cualquier tipo de lectura -novela, poesía, relatos-. En fin, que me dan ganas de hacérselo llegar a AMM. Y no, no lo haré, que luego me pedirían copysraits y eso!
avatar
Núria

Cantidad de envíos : 4397
Edad : 47
Localización : Galàxia d'Orió
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Ver perfil de usuario http://buf-jomateixa.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Ese maldito yo el Vie Dic 09, 2011 9:32 am

Se explica, Siberia. Y yo sostengo que esa deriva, esa degradación hacia el artificio se manifiesta en todas las corrientes artísticas. No sólo en las críticas o "pesimistas".

Dudo, sin embargo, que se produzca un hartazgo o rechazo manifiesto de tales perversiones; por la sencilla razón de que, en nuestro tiempo, conviven demasiadas corrientes espirituales como para que una de ellas se nos imponga como preponderante (para bien y para mal). Hoy cada uno puede hacerse su "menú espiritual" al gusto. Cada uno vive o muere de su propia dieta.

Ese maldito yo

Cantidad de envíos : 600
Fecha de inscripción : 24/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche de los tiempos - Antonio Muñoz Molina

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.